Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Ciberseguridad – 5 de mayo de 2017

Demandan a Facebook y Google por caso San Bernardino

El Informador

4 de mayo de 2017

Familiares de las víctimas del ataque terrorista ocurrido en San Bernardino demandaron a Facebook, Google y Twitter, empresas a las que acusaron de proporcionar plataformas para ayudar al grupo Estado Islámico a extender su propaganda, reclutar seguidores y recaudar dinero.

La demanda presentada el miércoles en la corte federal de Los Ángeles argumenta que las compañías ayudaron y fueron cómplices de terrorismo, proporcionaron material de apoyo a grupos terroristas y son responsables de la muerte culposa de tres de las 14 víctimas asesinadas en el ataque del 2 de diciembre de 2015 durante un evento de capacitación y fiesta del departamento de salud.

Syed Rizwan Farook y Tashfeen Malik, la pareja casada que realizó el ataque con fusiles de alto poder, fueron inspirados por el grupo Estado Islámico, señalaron las autoridades. Malik había prometido lealtad al grupo a través de su cuenta de Facebook alrededor del tiempo de la masacre, en la que además resultaron heridas 22 personas.

La demanda es similar a otras contra proveedores de medios sociales que han sido presentadas en tribunales del país por muertes en ataques en la nación y en el extranjero. Los mismos abogados demandaron a las mismas empresas por la masacre ocurrida en 2016 en el club nocturno Pulse en Orlando, Florida.

Algunas de esas querellas han sido desechadas porque la ley federal protege de responsabilidad a los proveedores de servicios de internet por contendido presentado por usuarios.

Facebook dijo que se compadece por las víctimas y sus familias y que retira rápidamente contenido de grupos terroristas cuando es reportado.

“No existe lugar en Facebook para grupos que se involucran en actividad terrorista o para contenido que exprese apoyo a tal actividad”, señaló la compañía a través de un comunicado.

Google y Twitter no respondieron de inmediato una solicitud de comentario de The Associated Press.

La demanda dice que las compañías no hacen lo suficiente para bloquear o retirar cuentas del grupo Estado Islámico y que se benefician económicamente de anuncios colocados junto a mensajes del grupo extremista islámico.

“Sin los acusados Twitter, Facebook y Google (YouTube), el explosivo crecimiento de ISIS en los últimos años para convertirse en el grupo terrorista más temido del mundo no hubiera sido posible”, agrega la demanda refiriéndose al grupo Estado Islámico por sus siglas en inglés.

 

Alertan por correo falso que infecta cuentas de Gmail

El Informador

4 de mayo de 2017

Google Docs de Gmail sufrió un ataque de “phishing”, por lo que los usuarios del servicio de correo electrónico pueden verse infectados con un virus.

“Estamos investigando un correo electrónico de ‘phishing’ que aparece como Google Docs. Le recomendamos que no haga clic en, y que lo reporte como phishing dentro de Gmail”, informó Google a través de redes sociales.

El “phishing” consiste en el envío de correos electrónicos que, aparentando provenir de fuentes confiables, intentan obtener datos confidenciales del usuario, pidiéndole la apertura de una liga a un sitio o la descarga de un archivo.

Google Docs aseguró que están llevando a cabo acciones para proteger a los usuarios ante este ataque de virus.

“Hemos deshabilitado las cuentas infractoras. Hemos removido las paginas falsas, empujado actualizaciones para la navegación segura y nuestro equipo de abuso trabaja para prevenir que este tipo de suplantación suceda nuevamente”.

A nivel global, Gmail cuenta con mil millones de usuarios.

 

Phishing afecta a menos de 0.1% de los usuarios de Gmail

El Universal

Carla Martínez

5 de mayo de 2017

Menos de 0.1% de los usuarios de Gmail se vio afectado este jueves por el ataque de phishing a través de Google Docs en las cuentas de correo electrónico de Google, informó un vocero de la empresa a EL UNIVERSAL.

El phishing consiste en el envío de correos electrónicos que, aparentando provenir de fuentes conaables, intentan obtener datos confidenciales del usuario, pidiéndole la apertura de una liga a un sitio o la descarga de un archivo.

Google señaló que entiende la preocupación de los usuarios por sus cuentas de Gmail, por lo que, después de una extensa investigación, la empresa tomó las medidas necesarias para controlar el problema y se pudo detener la campaña maliciosa en una hora.

“Tomamos acciones para proteger a los usuarios de la campaña de spam por correo electrónico que se hizo pasar por una comunicación de Google Docs y que afectó a menos de 0.1% de los usuarios de Gmail”, aseguró la compañía.

Los usuarios fueron protegidos a través de una combinación de acciones automáticas y manuales, incluyendo la remoción de páginas falsas y aplicaciones, dijo el vocero.

“Asimismo realizamos actualizaciones en la navegación segura de Google, Gmail, y otros sistemas”.

Google reconoció que la campaña tuvo acceso a información de contacto; sin embargo, las investigaciones demuestran que ningún otro dato quedó expuesto.

“No es necesario que los usuarios tomen ninguna acción específica; invitamos a los interesados que quieran revisar qué aplicaciones de terceros están conectadas a su cuenta a visitar la Revisión de Seguridad de Google”, dijo la empresa.

A nivel global, Gmail cuenta con mil millones de usuarios y, considerando consumidores de desktop mayores a seis años a nivel hogar y trabajo, así como usuarios de móviles mayores de 18 años, en México hay 24.4 millones de personas que usan este sistema de correo a febrero de 2017, manifestó Iván Marchant, vicepresidente de la arma ComScore para México, Colombia y Perú a EL UNIVERSAL.

“Todo el ecosistema digital siempre está en riesgo por malas artes y malos entes y hackers, no podemos culpar al proveedor”, expresó Marchant sobre la vulneración sufrida por Gmail.

En cuanto a los usuarios, comentó que no todos los usuarios tienen el mismo nivel, pues hay algunos que conocen los riesgos de abrir correos sospechosos y otros no.

“Un usuario que no tiene conciencia puede abrir esos archivos o links y verse infectado, incluso perder el password y cosas personales que hay en las computadoras”, dijo.

Evitar mensajes raros. Por ello, recomendó no abrir correos que no estén esperando.

“Cualquier cosa rara es mejor evitarla y preguntar a quién lo envió. Hay que tener desconfianza”, advirtió Iván Marchant.

Este miércoles, Google Docs de Gmail se percató del ataque de phishing e informó a los usuarios del servicio que investigaban un correo malicioso que aparecía como Google Docs.

“Le recomendamos que no haga clic en, y que lo reporte como phishing dentro de Gmail”, informó Google a través de redes sociales.

 

Circula ataque electrónico en Google Docs

Reporte Indigo

4 de mayo de 2017

Usuarios de Google Docs han sido víctimas de “phishing”, un fraude electrónico con el cual hackers obtuvieron acceso a las cuentas de correos electrónicos y contactos de las personas.

A través de un documento recibido en la bandeja de entrada, al darle click las personas fueron llevadas a otra página para abrir la aplicación Google Docs, sin embargo, solo se trató de un filtro para que su información fuera robada.

En la sección de “Asunto” aparecerá el nombre de un contacto aparentemente conocido el cual dirá que se ha compartido un documento de Google Docs con el usuario.

Sin embargo, la persona será llevada a una página “oficial de Google” que pedirá permiso para leer, enviar, borrar y gestionar los mails así como los contactos.

Pero el acceso a la información estará disponible para los hackers desde el momento en que la persona da click en el link.

El “phishing” es una estrategia usada por los hackers para obtener información incluso de cuentas bancarias.

Al respecto Google ha recomendado a los usuarios que abran este documento si en verdad esperaban la entrega del mismo

Información del diario El País señala que la empresa ya ha dado de baja las cuentas que infectaban eliminado las páginas falsas.

Las personas afectadas deben ir a la sección donde se comprueban los permisos de acceso a su información.