Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Instituto Federal de Telecomunicaciones – 28 de marzo de 2017

Revisará IFT ganadores en radio

Alejandro González

27 de marzo de 2017

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aún debe cotejar las actas constitutivas originales con las electrónicas que recibió por parte de las empresas que resultaron ganadoras en la licitación de frecuencias de radio FM y AM.

Así lo afirmó en entrevista Alejandro Navarrete, titular de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT, quien se encargó de realizar el concurso.

El funcionario del regulador afirmó que el próximo 30 y 31 de marzo realizarán las notificaciones a los ganadores.

“En términos de las propias bases a partir de que se notifique el fallo viene un proceso de entrega de información. A través del Sistema Electrónico de Registro y Presentación de Ofertas presentaron ellos versiones electrónicas de los originales de diversa información.

“Por ejemplo, originales de actas constitutivas ahora lo tienen que entregar, a la hora que lo entreguen tenemos que por lo pronto cotejar que lo que entreguen físicamente sea igual a lo que presentaron a través del SERPO, y si vemos que hay información falsa o documentos apócrifos tendríamos posibilidad de descalificarla”, aseveró Alejandro navarrete.

El funcionario explicó también que en caso de que haya alguna descalificación, o bien que alguna de las empresas no pague la oferta que realizó, entonces el Pleno deberá realizar un nuevo fallo para que los participantes que quedaron en segundo lugar, si éste así lo quiere, pueda obtener la frecuencia que quedó libre.

Por ello, añadió que una vez que se hagan las notificaciones, los otros participantes que no resultaron ganadores, deberán manifestar al IFT que quieren seguir siendo parte del concurso.

 

El extraño caso de Tecnoradio, ¿quién está detrás?



Homo Zapping

Jenaro Villamil

27 de marzo de 2017

En la reciente licitación de frecuencias de radio del Instituto Federal de Telecomunicaciones, una empresa denominada Tecnoradio se quedó con 37 estaciones (34 en FM y 3 en AM) por las que pagó 287 millones de pesos, y pronto surgió la duda: ¿quiénes son los dueños de esta extraña empresa que se llevó 37 de un total de 178 estaciones que estuvieron a licitación por el método de subasta?

Este número de estaciones en manos de una sola empresa permitiría la creación de una cadena nacional con posibilidades de llegar directamente a 4 millones de mexicanos y ofrecer multiprogramación. Entre las mejores estaciones, apostó 19 millones de pesos por una señal de AM en Querétaro, 55 millones por otra en Playa del Carmen, Quintana Roo, y adquirió otras en Sonora, Chiapas, Nayarit y Veracruz.
La semana pasada, El Universal publicó que detrás de Tecnoradio se encontraba el actual director del Instituto Mexicano de la Radio (IMER), Carlos Lara Sumano, ya que es propietario del 50 por ciento de las acciones de Tecnoradio, al igual que un funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) Alfonso Amilpas.

Los datos representaban una grave violación y presunto delito, ya que como funcionarios públicos ninguno podía participar en este tipo de licitaciones.

Lara Sumano reaccionó de inmediato. En entrevista con Radio Fórmula admitió que hasta el 2011 él creó junto con Amilpas la empresa Tecnoradio con la idea de ganar una concesión de radio, pero que en ese momento no era servidor público, aunque sí trabajaba para la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y Televisión (CIRT), el organismo cúpula de los concesionarios.

“En algún momento, el doctor Amilpas me dice que por qué no nos deshacemos de Tecnoradio. Yo ya estaba en el IMER y le dije que por mí no había ningún problema y en julio de 2016 cedimos las acciones”, afirmó en entrevista con Joaquín López Dóriga.

Lara Sumano también negó que Tecnoradio haya servido como “fachada” para que el grupo Radiorama pudiera adquirir estas “buenas concesiones” por 237 millones de pesos, aunque sí admitió que sostuvo un encuentro con el dueño de esta compañía.

Según el funcionario del IMER, las acciones de Tecnoradio se cedieron a favor de Eduardo Bañuelos Santana, René Padilla y Francisco Javier Márquez Lozano, pero ninguno de ellos aparece en la conformación de Tecnoradio.

En su columna de El Universal, el especialista Javier Tejado Dondé, director jurídico de Televisa, afirmó el 21 de marzo que “no hay registro (en su folio mercantil No. 461149 del Registro Público de Comercio de la Ciudad de México) de que (Lara y Amilpas) hayan dejado de ser los accionistas, lo cual podría ser muy relevante dado que Carlos Lara es, al día de hoy, funcionario público de alto nivel y responsable de dirigir toda la radio pública del gobierno federal”.

El domingo 26 de marzo, el IFT emitió un comunicado de prensa para negar que el director general del IMER fuera accionista de Tecnoradio, así como Amilpas Godínez, funcionario de la SCT.

El IFT afirmó que el análisis de los accionistas de la empresa se centró en quienes detentaban la propiedad de Tecnoradio “al momento de registrarse en la licitación” y no en quienes hubieran sido accionistas en el pasado.

Según el Registro Público de la Propiedad el representante legal de Tecnoradio es Alí Eduardo Bañuelos, el mismo que trabajó para Diamond Electronics, la misma empresa que ganó contratos por 14 mil millones de pesos para la adquisición de 5.5 millones de televisiones digitales que se repartieron en 2015 como parte del “apagón analógico”.

Tecnoradio podrá buscar acuerdos de retransmisión de contenidos de sus competidores, como ya lo hacen Radiorama y la cadena RASA con Televisa Radio y Radio Centro. También podría “arrendar espectro” en otros mercados, como en la Ciudad de México.

Entre el 3 de abril y el próximo 22 de mayo, el IFT deberá recibir los pagos de derechos por las 37 estaciones que adquirió Tecnoradio.

 

Tecnoradio: nadie aclara sospechas

El Universal

Javier Tejado Dondé

28 de marzo del 2017

De Tecnoradio S.A. de C.V., la empresa que ganó el mayor número de licitaciones de radio, 37 en total, se están haciendo todo tipo de especulaciones: desde que los involucrados serían prestanombres de radiodifusores, con lo que habrían obtenido un indebido descuento al aparecer como un “nuevo” entrante en la primera licitación de radio del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), hasta que sería un frente para esconder la participación de funcionarios que tienen como objetivo crear un gran grupo de medios.

Con ello, esta empresa que espera dar servicio público de radio en cuando menos 55 poblaciones de 17 estados, enfrenta una severa crisis reputacional y eso que aún no inicia operaciones. Pero esta situación también pone en la lupa al IFT, en donde hay dudas sobre cómo verifica la información de los participantes y sobre todo, cómo reporta procesos que deberían ser completamente transparentes.

Hasta ahora, el IFT y el fundador de la empresa Tecnoradio, Carlos Lara — hoy también director del Instituto Mexicano de la Radio (IMER)— sólo han dado evasivas, particularmente diciendo quiénes ya no están en el Consejo de Administración de Tecnoradio. Sin embargo, la pregunta que a todos interesa saber es quién sí está detrás de esta empresa, luego de que se conociera que se pagaron $288 millones por sus estaciones de radio, elevando en 3,400% el valor de referencia que había puesto el IFT y encareciendo un total de 67 licitaciones, con lo que se dejó fuera a grandes grupos establecidos como MVS, Radio Fórmula, ACIR o Multimedios.

Es aún más sospechoso el silencio de quienes están detrás de Tecnoradio que, a pesar de buscar tener medios de servicio público y a más de un mes de interrogantes, ni siquiera se han atrevido a dar la cara para señalar quiénes son sus accionistas o de dónde vienen sus millonarios recursos. Lo que sabemos de Tecnoradio da lugar a suspicacias:

  1. a) Que se constituyó en 2011 por los señores Carlos Lara y Alfonso Amilpas, ambos con una amplia, destacada y honorable trayectoria en el servicio público en cargos directivos en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) relativos a la radiodifusión y las telecomunicaciones; b) Que formaron la empresa para instalar, operar y explotar concesiones de radio y TV; c) En esos años, ambos asesoraron a empresas concesionarias de radiodifusión y Carlos Lara llegó a ser, incluso, director general de la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (Cirt); d) En julio de 2016 hay cambios en el Consejo de Administración y en los representantes legales de Tecnoradio, quedando Lara y Amilpas “desapoderados”; f) Los nuevos representantes legales incluyen a Alí Eduardo Bañuelos, quien trabajó (o trabaja) para Diamond Electronics-Polaroid y quien ganó contratos por $14 mil millones en la actual SCT para entregar 5 millones de televisores digitales (por cierto, el portal y número telefónico de Diamond Electronics están desconectados); e) Alí Eduardo Bañuelos vive en un residencial de clase media en la Colonia Hacienda de las Palmas, en el Estado de México. Su domicilio no se revela por temas de privacidad, pero éste no cuadra con el de alguien que es presidente de una empresa que pagó $288 millones de pesos en una licitación de radio y que habría ganado $14 mil millones en licitaciones de TV en la SCT.

También destaca que tanto el folio mercantil #461149 —del Registro Público de Comercio de la Ciudad de México— como el instrumento notarial 85,746 del notario 117 de la misma ciudad, dan cuenta de la renuncia de Lara y Amilpas al Consejo de Administración, pero no señalan que las acciones hayan cambiado de manos. De hecho, luego de varias consultas a notarios en la Ciudad de México, queda claro que, para que Lara y Amilpas dejaran de ser accionistas, tendrían expresamente que haberlas cedido o endosado. Los documentos idóneos para probar que dejaron de ser accionistas serían el comprobante de la retención de impuestos por el traspaso de las acciones o el acta protocolizada ante notario mostrando a los nuevos accionistas. ¿Esto existe? ¿Lo harán público? ¿Lo tiene el IFT?

Otro punto no menor es que el acta notarial en la que Tecnoradio cambia su Consejo Directivo (y en donde entra Alí Eduardo Bañuelos) se oficializó el 28 de julio de 2016, pero el plazo para inscribirse en la licitación de radio ante el IFT venció un día después, el 29 de julio, así que Tecnoradio fue el último jugador en inscribirse y lo hizo en el último momento posible.

La saga de Tecnoradio deja muchas dudas pues incluye el concesionamiento de medios masivos de comunicación, multimillonarios pagos, la participación de empresas desconocidas, la intervención de funcionarios públicos, representantes legales que se esconden y un silencio por parte de quienes deberían estar interesados en despejar dudas: el IFT y la misma Tecnoradio.

Es de interés público saber quién se convertirá en uno de los principales medios de comunicación del país y de dónde obtuvo sus recursos para ello. Algo que debería de ser transparente se ha ocultado. Hasta ahora, luego de investigaciones y comentarios por parte de varios periodistas y opiniones de prácticamente todos los columnistas de negocios, sólo se ha dicho quién no está en Tecnoradio. Lo que falta saber es quién sí lo está. El tema es tan delicado que incluso podría tratarse de lavado de dinero y poner en riesgo la totalidad de la licitación de radio del IFT.

Cambiando de tema: Telmex a huelga. Ahora que el IFT ha señalado que Telmex será sujeto de una “separación funcional”, el sindicato de esta empresa (STRM) amenaza con una huelga para el 25 de abril y se suman a apoyarle el Sindicato de pilotos (ASPA) y el de los trabajadores de la UNAM (STUNAM).

Esto mismo ocurrió en septiembre del año 2000, cuando la entonces Comisión Federal de Telecomunicaciones —a cargo de Jorge Nicolín— declaró a Telmex como empresa con poder sustancial. En ese año el STRM, en compañía del sindicato de sobrecargos (ASSA) clausuró las instalaciones del entonces regulador de las telecomunicaciones. En aquél entonces, con esa estrategia Telmex ganó la partida y se cayeron las acciones de la autoridad. Al parecer estamos frente a una re-edición de lo sucedido hace casi dos décadas. ¿El resultado será distinto esta vez?

 

Director del IMER no aparece como dueño de Tecnoradio: IFT

El Financiero

Notimex

27 de marzo de 2017

El regulador dice que en la documentación presentada para la licitación de frecuencias de radio, Carlos Lara Sumano no se encuentra en la estructura accionaria. La empresa, ganadora de 37 frecuencias, ha desatado dudas por quiénes son sus dueños.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aseveró que ni Carlos Lara Sumano –actual director general del Instituto Mexicano de la Radio (Imer)- ni Cenobio Alfonso Amilpas Godínez -exfuncionario federal y asesor de varios grupos radiofónicos- figuran como accionistas de Tecnoradio, empresa ganadora de 37 frecuencias de radio, 34 en FM y tres en AM.

“Desde la etapa de Manifestación de Interés, que venció el 29 de julio de 2016, dicha empresa proporcionó la información relativa a su actual estructura accionaria y de sus socios, entre los cuales no figuran el Sr. Carlos Lara Sumano ni el Sr. Cenobio Alfonso Amilpas Godínez”, señaló el órgano regulador.

Sostuvo que las operaciones previas a la licitación sobre las acciones representativas del capital social de las empresas participantes, son responsabilidad exclusiva de quienes las hayan realizado.

Resaltó que el objeto de análisis del IFT se centró en los accionistas de las empresas al momento de registrarse en la licitación, “y no en quienes lo hubieran sido en el pasado, lo que es consistente con precedentes licitatorios de este Instituto”.

En su columna de este lunes en El Financiero, el periodista Raymundo Riva Palacio habla sobre las dudas que ha desatado Tecnoradio, al no tener certeza sobre los accionistas.

En el texto, el articulista explica que Lara Sumano dijo la semana pasada que si bien él fue uno de los fundadores de la empresa, vendió sus acciones en septiembre, aunque sin mostrar documentos, ni explicar los motivos.

“Este tema se ha vuelto muy caliente por las ramificaciones que tiene hasta Los Pinos, en particular con la Dirección de Comunicación Social que encabeza Eduardo Sánchez. Lara Sumano, Amilpa y Sánchez son un trío de viejos amigos que se introdujeron en el tema de la radio y telecomunicaciones desde que trabajaron en esas áreas en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, cuando el secretario era Emilio Gamboa, actual coordinador del PRI en el Senado”, dijo el columnistas.

El IFT señaló que su actuación en el procedimiento es con base en la información y documentación aportada por los participantes conforme a las Bases de Licitación y la ley, cuya falsedad es causal de descalificación y la ejecución de la garantía de seriedad.

Refirió que la Licitación IFT-4 tiene por objeto asignar frecuencias de radio mediante concurso público, por primera vez en la historia de México y se ha llevado a cabo con plena transparencia, con el acompañamiento de un testigo social y conforme a las Bases de Licitación.

“Desde su inicio se ha informado públicamente sobre su desarrollo en al menos 17 ocasiones mediante boletines de prensa”, indicó.

El pasado 13 de enero de 2017, conforme a los plazos y procedimientos previstos en las Bases de Licitación, el IFT resolvió otorgar constancias de participación a sólo 167 de los 421 interesados, tras constatar que cumplieron los requisitos establecidos.

En todos estos casos, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes emitió opinión favorable conforme al artículo 28 constitucional.

Una vez desahogada la etapa de presentación de posturas, el órgano regulador hizo públicos los nombres de los participantes con posturas más altas y el pasado 22 de marzo emitió los fallos correspondientes.

Así, aprobó la emisión de 178 actas de fallo a 67 participantes ganadores distintos de la Licitación IFT-4 que, en cumplimiento a las bases, sus apéndices y anexos correspondientes, presentaron las ofertas más altas para 178 frecuencias de las bandas de AM y de FM, de las 257 consideradas originalmente.

Del total de los participantes ganadores, 55 obtendrían frecuencias sólo en FM, ocho sólo en AM y cuatro obtendrían frecuencias en ambas bandas.

Los ganadores deberán entregar del 3 al 21 de abril la documentación original presentada previamente a través de medios electrónicos, y acreditar el pago de las contraprestaciones ofrecidas a más tardar el 22 de mayo del presente.

 

IFT descarta que director del IMER sea dueño de Tecnoradio

Aristegui Noticias

27 de marzo 2017

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aseveró que ni Carlos Lara Sumano –actual director general del Instituto Mexicano de la Radio (Imer)- ni Cenobio Alfonso Amilpas Godínez, figuran como accionistas de Tecnoradio, empresa ganadora de 37 frecuencias de radio.

“Desde la etapa de Manifestación de Interés, que venció el 29 de julio de 2016, dicha empresa proporcionó la información relativa a su actual estructura accionaria y de sus socios, entre los cuales no figuran el Sr. Carlos Lara Sumano ni el Sr. Cenobio Alfonso Amilpas Godínez”, señaló el órgano regulador.

Sostuvo que las operaciones previas a la licitación sobre las acciones representativas del capital social de las empresas participantes, son responsabilidad exclusiva de quienes las hayan realizado.

Resaltó que el objeto de análisis del IFT se centró en los accionistas de las empresas al momento de registrarse en la licitación, “y no en quienes lo hubieran sido en el pasado, lo que es consistente con precedentes licitatorios de este Instituto”.

El órgano regulador señaló que su actuación en el procedimiento es con base en la información y documentación aportada por los participantes conforme a las Bases de Licitación y la ley, cuya falsedad es causal de descalificación y la ejecución de la garantía de seriedad.

Refirió que la Licitación IFT-4 tiene por objeto asignar frecuencias de radio mediante concurso público, por primera vez en la historia de México y se ha llevado a cabo con plena transparencia, con el acompañamiento de un testigo social y conforme a las Bases de Licitación.

“Desde su inicio se ha informado públicamente sobre su desarrollo en al menos 17 ocasiones mediante boletines de prensa”, indicó.

El pasado 13 de enero de 2017, conforme a los plazos y procedimientos previstos en las Bases de Licitación, el IFT resolvió otorgar constancias de participación a sólo 167 de los 421 interesados, tras constatar que cumplieron los requisitos establecidos.

En todos estos casos, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes emitió opinión favorable conforme al artículo 28 constitucional.

Una vez desahogada la etapa de presentación de posturas, el órgano regulador hizo públicos los nombres de los participantes con posturas más altas y el pasado 22 de marzo emitió los fallos correspondientes.

Así, aprobó la emisión de 178 actas de fallo a 67 participantes ganadores distintos de la Licitación IFT-4 que, en cumplimiento a las bases, sus apéndices y anexos correspondientes, presentaron las ofertas más altas para 178 frecuencias de las bandas de AM y de FM, de las 257 consideradas originalmente.

Del total de los participantes ganadores, 55 obtendrían frecuencias sólo en FM, ocho sólo en AM y cuatro obtendrían frecuencias en ambas bandas.

Los ganadores deberán entregar del 3 al 21 de abril la documentación original presentada previamente a través de medios electrónicos, y acreditar el pago de las contraprestaciones ofrecidas a más tardar el 22 de mayo del presente.

Sobre Tecnoradio hay varias columnas este lunes en los medios:

-En El Financiero escribe Raymundo Riva Palacio

-En Milenio escribe Jesús Rangel

-En El Universal escribe Irene Levy.

(Con información de NTMX)

 

Director del IMER no es dueño de Tecnoradio: IFT

El Economista

Notimex

27 de marzo de 2017

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aseveró que ni Carlos Lara Sumano –actual director general del Instituto Mexicano de la Radio (Imer)- ni Cenobio Alfonso Amilpas Godínez, figuran como accionistas de Tecnoradio, empresa ganadora de 37 frecuencias de radio.

“Desde la etapa de Manifestación de Interés, que venció el 29 de julio de 2016, dicha empresa proporcionó la información relativa a su actual estructura accionaria y de sus socios, entre los cuales no figuran el Sr. Carlos Lara Sumano ni el Sr. Cenobio Alfonso Amilpas Godínez”, señaló el órgano regulador.

Sostuvo que las operaciones previas a la licitación sobre las acciones representativas del capital social de las empresas participantes, son responsabilidad exclusiva de quienes las hayan realizado.

Resaltó que el objeto de análisis del IFT se centró en los accionistas de las empresas al momento de registrarse en la licitación, “y no en quienes lo hubieran sido en el pasado, lo que es consistente con precedentes licitatorios de este Instituto”.

El órgano regulador señaló que su actuación en el procedimiento es con base en la información y documentación aportada por los participantes conforme a las Bases de Licitación y la ley, cuya falsedad es causal de descalificación y la ejecución de la garantía de seriedad.

Refirió que la Licitación IFT-4 tiene por objeto asignar frecuencias de radio mediante concurso público, por primera vez en la historia de México y se ha llevado a cabo con plena transparencia, con el acompañamiento de un testigo social y conforme a las Bases de Licitación.

“Desde su inicio se ha informado públicamente sobre su desarrollo en al menos 17 ocasiones mediante boletines de prensa”, indicó.

El pasado 13 de enero de 2017, conforme a los plazos y procedimientos previstos en las Bases de Licitación, el IFT resolvió otorgar constancias de participación a sólo 167 de los 421 interesados, tras constatar que cumplieron los requisitos establecidos.

En todos estos casos, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes emitió opinión favorable conforme al artículo 28 constitucional.

Una vez desahogada la etapa de presentación de posturas, el órgano regulador hizo públicos los nombres de los participantes con posturas más altas y el pasado 22 de marzo emitió los fallos correspondientes.

Así, aprobó la emisión de 178 actas de fallo a 67 participantes ganadores distintos de la Licitación IFT-4 que, en cumplimiento a las bases, sus apéndices y anexos correspondientes, presentaron las ofertas más altas para 178 frecuencias de las bandas de AM y de FM, de las 257 consideradas originalmente.

Del total de los participantes ganadores, 55 obtendrían frecuencias sólo en FM, ocho sólo en AM y cuatro obtendrían frecuencias en ambas bandas.

Los ganadores deberán entregar del 3 al 21 de abril la documentación original presentada previamente a través de medios electrónicos, y acreditar el pago de las contraprestaciones ofrecidas a más tardar el 22 de mayo del presente.