Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Periodistas

Periodistas

Normas sobre protección a periodistas

Plantean proteger más a periodistas

Mural
Martín Aquino

09 de mayo de 2016
Guadalajara, México (09 mayo 2016).- Argumentando que México es uno de los Países menos seguros para practicar el periodismo, el grupo parlamentario del PAN en el Congreso de Jalisco, impulsa una iniciativa para hacer ajustes al Código Penal del Estado y sancionar delitos contra periodistas.
De acuerdo con el coordinador de los legisladores locales panistas, Miguel Ángel Monraz, la propuesta parlamentaria, que se presentaría al Pleno el próximo jueves, pretende sancionar la represión, intimidación, obstaculización y censura de la que sean objeto los comunicadores, así como castigo a quien obligue a revelar fuentes de información reservadas.
“Al menos 20 Estados, entre ellos Jalisco, no incluyen en sus Códigos Penales sanciones que busquen inhibir la violencia cometida en contra de los periodistas, ni disposiciones encaminadas a garantizar la libertad de prensa y el derecho a la información”, señaló el congresista.
Detalló que la iniciativa que impulsa su fracción pretende establecer en el Código Penal del Estado el reconocimiento de los delitos contra la libertad de expresión y el derecho a la información, estableciendo penas de cárcel de hasta tres años, o cuatro más inhabilitación en caso de funcionarios, cuando se incurra el ilícitos como reprimir la publicación, circulación o distribución de algún medio de información escrito o electrónico.
También cuando se intimide a comunicadores, ejerciendo violencia física o moral; si se obstaculiza o se impide el derecho de toda persona a recibir, investigar o difundir información de interés público; cuando se clausure o establezca censura previa a algún medio de comunicación impidiendo su circulación; y cuando se obligue a periodistas a revelar el secreto profesional periodístico o la reserva de la fuente de información.
Otros delitos contra periodistas que se castigarían con penas más duras sería la desaparición forzada, con 40 años más un tercio de prisión; tortura, 12 años más un tercio; amenazas, un años más un tercio; homicidio y lesiones calificadas, hasta 40 años de cárcel.
“Estas incorporaciones que proponemos, en caso de aprobarse, serían el principio de un marco legal sólido que dignifique y proteja la labor periodística y nos permita construir una sociedad más democrática en nuestro Estado”, señaló Monraz

 

 

Periodistas

Condiciones laborales

Pyongyang expulsa a periodista de la BBC

El Informador

9 de mayo de 2016

 

PYONGYANG, COREA DEL NORTE (09/MAY/2016).- Corea del Norte expulsó el lunes a un periodista de la BBC británica que fue detenido unos días antes por supuestamente “insultar la dignidad” del autoritario país, que invitó a docenas de periodistas extranjeros para el congreso del partido gobernante que se celebra estos días.
Rupert Wingfield-Hayes tenía que haber salido del país el viernes tras acompañar a un grupo de premios Nobel en una visita. En su lugar, fue retenido en el aeropuerto, detenido e interrogado.
Según O Ryong Il, secretario general del Comité Nacional de Paz norcoreano, la cobertura informativa del periodista distorsionó hechos y “habló mal del sistema y del liderazgo del país”. Explicó que Wingfield-Hayes escribió una disculpa y que sería deportado el lunes y nunca más podrá regresar al país.
La cadena británica BBC dijo que Wingfield-Hayes fue detenido el viernes junto con la productora Maria Byrne y el camarógrafo Matthew Goddard, y que los tres fueron llevados al aeropuerto de Pyongyang.
Más de un centenar de periodistas extranjeros están en la capital del hermético país para el primer congreso de su único partido en 36 años, aunque se les ha impedido informar realmente del proceso y de los más de tres mil 400 delegados que asisten a él. Funcionarios mantuvieron ocupados a los profesionales con visitas por Pyongyang para enseñarles los lugares que quieren que vean: una maternidad con equipos que parecían de última generación, una fábrica de construcción de alambre donde los gestores dicen que tanto los salarios como la producción van en aumento, y el modesto lugar donde nació el fundador de la patria, Kim Il Sung, que se ha convertido en una especie de parque temático.

 

 

 

Libertad de expresión

Condiciones laborales

Expulsa Norcorea a equipo de BBC por distorsionar la realidad

MVS Noticias

Notimex

09 de mayo de 2016

 

El reportero Rupert Wingfield-Hayes, la productora Maria Byrne y el camarógrafo Matthew Goddard fueron detenidos el pasado viernes cuando se disponían a dejar el país, interrogados el fin de semana y expulsados este lunes, añadió.

La BBC anunció hoy la expulsión por Corea del Norte de su equipo noticioso que acompañaba a una delegación de Premios Nobel en coincidencia del séptimo congreso del gobernante Partido de los Trabajadores.

El reportero Rupert Wingfield-Hayes, la productora Maria Byrne y el camarógrafo Matthew Goddard fueron detenidos el pasado viernes cuando se disponían a dejar el país, interrogados el fin de semana y expulsados este lunes, añadió.

“El liderazgo norcoreano mostró disgusto por los reportes sobre aspectos de la vida en la capital” Pyongyang, indicó la cadena británica en su sitio electrónico.

Uno de los videos fue grabado en una feria donde se ve a la gente en sillas voladoras, coches eléctricos chocones y demás juegos.

Wingfield-Hayes conversó con un par de jóvenes que le aclaran que no estudiaban el idioma inglés, sino que por sus estudios de computación lo conocían al igual que chino y japonés.

Es difícil saber que tanto esto es verdad, dice el reportero, y acota que Pyongyang es una burbuja y no es necesariamente muestra de todo el país.

En un video del británico The Telegraph, Ryon Il, secretario general del Comité Nacional de Paz norcoreano declara a la prensa que el corresponsal británico nunca más será recibido en ese país pues distorsionó la realidad.

Otro video del periodista británico muestra a alumnos de microbiología de la Universidad Kim Il Sung trabajando frente a sus computadoras.

En escenas previas grabadas en un festival, uno de ellos había explicado a los enviados de la BBC que Estados Unidos y Japón tienen más bombas nucleares que Corea del Norte y “tratan de matarnos”, por lo que deben de protegerse y poseer ese tipo de armas.

El israelí Aaron J. Ciechanover y el británico Richar Roberts, figuraron en la delegación de Premios Nobel que visitaron Corea del Norte por una semana en una acción aprobada por las autoridades norcoreanas.

A su regreso, en Beijing, declararon que los estudiantes con los que interactuaron estaban ansiosos por aprender pero limitados por los controles sobre internet y los rudimentarios y viejos equipos que usaban.

Lo mejor que encontramos fue a estudiantes hambrientos de conocimiento, dijo Ciechanover, Premio Nobel de Química 2004, quien reconoció que el inglés de los jóvenes norcoreanos era bueno pero los controles sobre internet les impedían avanzar.

El nivel de investigación es menos que básico, aseguró, aunque encontró a un estudiante cuya investigación para un herbicida era prometedora y lo invitó a su laboratorio en Haifa, Israel.

La delegación de científicos no habló durante su estancia sobre el programa nuclear norcoreano, pero ya en Beijing, Ciechanover dijo que las sanciones internacionales por esas actividades deberían atenuarse.

En tanto, la página electrónica de la KCNA, la agencia norcoreana de noticias, seguían caída desde la semana pasada.

 

 

 

Periodistas

Condiciones laborales

Expulsa Norcorea a periodista de BBC

Mural
Agencias

09 de mayo de 2016
Londres, Inglaterra (09 mayo 2016).- El corresponsal de la BBC, Rupert Wingfield-Hayes, fue deportado de Corea del Norte tres días después de haber sido detenido.
Su delito, según las autoridades, fue haberse mostrado poco respetuoso en su cobertura.
Wingfield-Hayes, habitualmente basado en Tokio, había llegado a Pyongyang el 29 de abril para cubrir la visita de una delegación de premios Nobel.
El viernes 6, cuando se disponía a tomar un vuelo de regreso, fue detenido durante ocho horas y obligado a firmar una declaración en la que admitía su culpa.
Finalmente fue expulsado este lunes, cuando junto a una productora y un cámara tomó un vuelo hacia Beijing.
La BBC señaló que Wingfield-Hayes fue detenido con la productora Maria Byrne y el camarógrafo Matthew Goddard, y que los tres fueron llevados al aeropuerto de Pyongyang.
Posteriormente, llegaron hoy en la mañana al aeropuerto de Beijing.
Wingfield-Hayes sólo dijo que estaba feliz de estar fuera y que más tarde emitiría un comunicado, mientras que sus colegas no hablaron.
“Estamos muy decepcionados de que nuestro reportero Rupert Wingfield-Hayes y su equipo fueran deportados desde Norcorea después de que el gobierno tomó como ofensa el material que él había realizado”, expresó la BBC en un comunicado.
“Cuatro personas de la BBC, que fueron invitadas para cubrir el Congreso del Partido de los Trabajadores, siguen en Corea del Norte y esperamos que se les permita seguir reportando”.
Por su parte, el secretario general del Comité Nacional norcoreano para la Paz, O Ryong Il, justificó la acción.
“Habían hablado muy mal del sistema y del liderazgo del país”, dijo en una rueda de prensa a la que fueron invitados un puñado de medios extranjeros.
El periodista de la BBC no volverá a ser admitido en Norcorea, según O, que afirmó que Wingfield-Hayes había distorsionado los hechos y las realidades.
Aparentemente, según fuentes con conocimiento del caso, las autoridades norcoreanas se habían sentido especialmente molestas con dos coberturas.
En una de ellas, al informar sobre la visita de la delegación de los Nobel a un hospital, el reportero había puesto en duda que el personal médico fuera auténtico.
En la segunda, desde la Universidad Kim Il-Sung, había hecho una entrada junto a una estatua de Kim Jong-Un en la que mencionaba que el líder es corpulento.
Otros cuatro periodistas de la BBC permanecen en Pyongyang.
Forman parte del contingente de prensa extranjera -cerca de 130 reporteros de medios de 12 países- que recibió visados para cubrir el congreso del Partido de los Trabajadores, el primero que se organiza en Corea del Norte desde 1980 y que tiene como fin consolidar el mandato de Kim Jong-un.
Pero aunque en teoría los periodistas llegaron para cubrir el congreso, las autoridades no les han permitido apenas acceso a la reunión.
Vigilados siempre por un contingente de guías, uno por medio, sus movimientos se han visto estrechamente controlados.
Al final, unos 30 periodistas pudieron dar un vistazo al congreso el lunes, durante unos 10 minutos.
Con información de AP, Reuters y El País
 

Periodistas

Condiciones laborales

Expulsan a 3 periodistas de la BBC

El Sol de México

Agencia AP

10 de mayo de 2016

 

PYONGYANG, Corea del Norte.- Corea del Norte expulsó a tres periodistas de la BBC que fueron detenidos unos días antes por supuestamente “insultar la dignidad” del autoritario país, que invitó a docenas de periodistas extranjeros para el congreso del partido gobernante que se celebra estos días.

El corresponsal Rupert Wingfield-Hayes y su equipo tenían que haber salido el país el viernes pasado tras acompañar a un grupo de premios Nobel en una visita. En su lugar, fueron retenidos en el aeropuerto, detenidos e interrogados.

O Ryong Il, secretario general del Comité Nacional de Paz, dijo que la cobertura informativa de Wingfield-Hayes distorsionó hechos y “habló mal del sistema y del liderazgo del país”. Explicó que el periodista de la cadena británica escribió una disculpa y que sería deportado ayer y nunca más podrá regresar al país asiático.

La BBC dijo que Wingfield-Hayes fue detenido el viernes pasado junto con la productora Maria Byrne y el camarógrafo Matthew Goddard, y que los tres fueron llevados al aeropuerto de Pyongyang.

Los tres llegaron al aeropuerto de Beijing. Wingfield-Hayes solo dijo que estaba feliz de estar fuera y que más tarde emitiría un comunicado. Sus colegas no hablaron.

“Estamos muy decepcionados de que nuestro reportero Rupert Wingfield-Hayes y su equipo fueran deportados desde Norcorea después de que el gobierno tomó como ofensa el material que él había realizado”, dijo la BBC en un comunicado. “Cuatro personas de la BBC, que fueron invitadas para cubrir el Congreso del Partido de los Trabajadores, siguen en Corea del Norte y esperamos que se les permita seguir reportando”.

Más de un centenar de periodistas extranjeros están en la capital del hermético país para el primer congreso de su único partido en 36 años, aunque se les ha impedido informar realmente del proceso y de los más de 3 mil 400 delegados que asisten a él. Funcionarios mantuvieron ocupados a los profesionales con visitas por Pyongyang para enseñarles los lugares que quieren que vean: un hospital de maternidad con equipos que parecían de última generación, una fábrica de construcción de alambre donde los gestores dicen que tanto los salarios como la producción van en aumento, y el modesto lugar donde nación el fundador de la patria, Kim Il Sung, que se ha convertido en una especie de parque temático.

Al final, unos 30 periodistas pudieron dar un vistazo al congreso el lunes, durante unos 10 minutos.

 

 

Periodistas

Condiciones laborales

PAN impulsa sanciones para quienes obstaculicen el trabajo periodístico

Quadratín Jalisco

Redacción

10 de mayo de 2016

 

GUADALAJARA, Jal., 9 de Mayo 2016.- Los diputados del Partido Acción Nacional (PAN), presentaron una iniciativa en defensa de la libertad de prensa, esta consiste en crear un capítulo en el Código Penal del Estado en el que se incluyan sanciones para aquellos que repriman, intimidan u obstaculicen el trabajo periodístico. En dicha propuesta se contempla incrementar las sanciones que se deriven de la desaparición forzada de cualquier trabajador de medios de comunicación hasta por 40 años más un tercio de cárcel, por tortura contra periodistas se establecen hasta 12 años más un tercio, por amenazas un año más un tercio, lesiones calificadas u homicidio hasta 40 años de prisión. El coordinador de la bancada panista, el diputado Miguel Ángel Monraz Ibarra manifestó que con estas acciones se busca proteger la libertad de expresión y castigar a quienes pretendan ejercer violencia contra los periodistas del estado. Refirió que nuestro país es uno de los lugares más peligrosos para ejercer el periodismo, ya que la libertad de prensa se enfrenta a amenazas, acoso, e intimidación constantes, señaló: “Según cifras de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, entre el 2010 y 2015 en México fueron asesinados más de 55 periodistas. A su vez los datos anunciados hace unos días por la organización internacional “Artículo 19″ son categóricos y preocupantes: en lo que va del gobierno de Enrique Peña Nieto, se han registrado mil 142 agresiones contra periodistas, de las cuales, al menos 20 se han materializado en asesinatos. Tan solo en 2015 se reportaron 397 casos de agresión contra periodistas en México”. Monraz Ibarra indicó que Jalisco es parte de los 20 estados que aún no cuentan con sanciones dentro del código penal del estado para inhibir la violencia en contra de los comunicadores, por ello, impulsan esta propuesta tomando como ejemplo las disposiciones que ya fueron establecidas en legislaciones de estados como Quintana Roo, Aguascalientes, Baja California y Coahuila para construir un marco legal que garantice el derecho de libertad de prensa.

 

 

Periodistas

Condiciones laborales

El periodismo ¿una utopía?: Omar Raúl Martínez

Sin Embargo

Por Gabriel Sosa Plata

Mayo 10, 2016

 

“Periodismo sin ética podrá ser propaganda, mercadotecnia, imagen pública, relaciones públicas o publicidad, pero nunca periodismo tal”, escribió Omar Raúl Martínez en su libro Semillas del periodismo, publicado en el año 2010. “Sin ética es imposible hacer auténtico periodismo”.

Ante la crisis que vive el periodismo en algunos medios de comunicación, donde las audiencias o lectores no saben si están consumiendo notas o entrevistas pagadas o “infomerciales” o son producto de acuerdos políticos o comerciales, las palabras de este periodista y académico resuenan como el zumbido al moscardón.

Omar Raúl Martínez falleció el pasado martes 3 de mayo, justo el Día de la Libertad de Prensa. Contaba con apenas 51 años, pero a su corta vida nos deja un legado importante en libros relacionados fundamentalmente con la ética y el periodismo, entre éstos Manuel Buendía en la trinchera periodística, Edmundo Valadés tiene permiso y Esencia del periodismo. Uno de sus textos más conocidos es Códigos de ética periodística en México, en que se examinan los avances y retos de la autorregulación mediática.

En el citado libro Semillas del periodismo, prologado por el maestro Miguel Ángel Granados Chapa, el también académico e investigador de tiempo completo en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Cuajimalpa, analiza con claridad el dilema de muchos periodistas que procuran hacer periodismo ético en condiciones totalmente adversas.

Se preguntaba “¿qué sentido tiene reflexionar sobre ética periodística cuando sabemos que las condiciones laborales y salariales dejan mucho que desear y en tanto son pocos los directivos mediáticos que aspiran al impulso de un buen periodismo centrado más en el servicio que en el mero negocio?”, “¿por qué estimular o proponer pautas éticas en un contexto comunicacional donde aparentemente sigue prevaleciendo una estructura de control político y económico abocada a mantener las inercias de antaño?”.

Y respondía: “Porque a fin de cuentas, como sostenía Manuel Buendía, si realmente busca cumplir su cometido, el periodista ha de aspirar a ser un movilizador social, un disparador de revoluciones, un generador de voluntades. Desde esta mirada se asomará siempre, irreductiblemente, el matiz en apariencia utópico que necesitan el periodismo y la ética para sobrevivir y evolucionar frente a las tempestades”.

Por eso, él era un convencido que tanto el periodismo como la ética tienen como gasolina perenne a la utopía y el fomento de la ética periodística era saludable para elevar los estándares profesionales, la auténtica misión del periodismo y la misma democracia. “¿Quién se atrevería a cerrar sus oídos a las necesidades de los públicos en pro de su bienestar?”. No lo contesta, pero dejan entrever que sólo a quienes no les importa el bienestar de la sociedad, aunque se ostenten como periodistas.

La ética periodística “no es lo mismo que un catálogo de deberes en el quehacer informativo; es más bien un motor unipersonal, un querer hacerlo, una búsqueda constante para ser mejor”, nos dice en su obra, como un exhorto, como un grito desesperado ante los casos de periodistas que parecen alejarse de los principios y valores de la profesión, así como del interés general.

Omar Raúl Martínez fue uno de los impulsores de la Fundación Manuel Buendía, organización desde la cual se produjeron decenas de libros sobre comunicación y periodismo y se lanzó en 1988 la Revista Mexicana de Comunicación, uno de los pocos espacios para la difusión de artículos y ensayos sobre este campo, en la cual fue director cuando el periodista Miguel Ángel Sánchez de Armas dejó ese cargo. También en dicha fundación, que Omar Raúl presidió, se creó un importante acervo bibliográfico y hemerográfico abierto al público, se llevaron a cabo decenas de cursos y los primeros informes sobre agresiones a periodistas y medios de comunicación.

Otros libros en los que participó como coautor fueron Apuntes para una historia de la TV mexicana, De reporteros, Riesgos y perspectivas del periodismo latinoamericano, Deontología y autorregulación informativa, la Ley Televisa y la lucha por el poder en México e Investigar la comunicación en el México de hoy, en los que su pluma también destacó por la profundidad en el análisis, el uso de innumerables fuentes de información y su facilidad para exponer con gran claridad y lucidez las complejidades de la comunicación, el periodismo y los medios.

Omar Raúl me abrió las puertas de Revista Mexicana de Comunicación, donde tuve el privilegio de escribir mis primeros artículos de análisis sobre los medios. Luego me convertí un colaborador más o menos habitual de la publicación, donde su director, como buen corrector de estilo, mejoró siempre (siempre, recalco) mis textos, lo que agradecí mucho. También en la misma Fundación Manuel Buendía, su presidente hizo posible uno de mis sueños: la publicación de mi libro Innovaciones tecnológicas de la radio en México y participar en otros proyectos editoriales, foros y actividades académicas. De ahí que mi vida profesional esté tan ligada a Omar Raúl, la revista y la fundación.

En la dedicatoria de uno de sus libros, Omar Raúl recuerda “el recorrido” común de “sendas y coincidencias que nos unen desde hace muchos años”. Es cierto. Tuve el privilegio de vivir con él experiencias muy satisfactorias y también el trago amargo de algunas decepciones profesionales, pero ante todo, él fue mi amigo, uno de mis grandes amigos, a quien debo tanto de mi carrera y a quien siempre admiré y admiraré por su inteligencia, su honestidad, por ser tan profesional y responsable, así como por su trato siempre cordial y amable.

Acompaño a su familia en este momento, especialmente a Verónica Martínez, a Clara y Esperanza Narváez, a sus colaboradores en Revista Mexicana de Comunicación y la Fundación Manuel Buendía, a sus alumnos y colegas universitarios, así como a quienes tuvimos la oportunidad de ser sus amigos. Muchas gracias Omar Raúl por sembrar tantas semillas de periodismo, de buen periodismo en escuelas y facultades, medios de comunicación y en periodistas. Tu obra te mantendrá vivo entre nosotros.