Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Periodistas

Periodistas

Normas sobre protección a periodistas

Cae ex mando por agresión a reportera

Mural

Jorge Escalante

30 de marzo de 2016
Agentes de la policía ministerial capturaron esta mañana al ex director de la policía municipal de Silao, Nicasio Aguirre quien ordenó golpear a la reportera Karla Silva por indicaciones del ex Alcalde priista de Silao, Enrique Solís Arzola, actualmente preso en el Cereso de Irapuato.
La captura del ex mando se realizó en un rancho del Estado de Guanajuato, aunque no se especificó la localidad.
La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) confirmó el arresto este mediodía.
Dentro del proceso penal abierto por la agresión ocurrida el 4 de septiembre del año 2014, Aguirre es señalado de ser quien recibió la orden del ex munícipe para mandar a tres sujetos a agredir a la comunicadora en el interior de la redacción del periódico donde labora en la ciudad de Silao.
El ex director de la policía municipal contrató a Luis Gerardo Hernández, Joaquín Osvaldo Valero Garnica y José Samuel Ornelas Martínez para atentar contra la reportera.
Los tres están sujetos a proceso penal.
El 12 de marzo pasado Solís Arzola fue capturado en su domicilio de Silao.
Actualmente está recluido en el penal de Irapuato luego de ser vinculado a proceso como presunto autor intelectual de la agresión.
De acuerdo a una fuente de la Procuraduría General de Justicia el ex mando policiaco fue recluido en el Cereso de Irapuato y en las próximas horas será presentado ante un juez, que determinará si se le vincula a proceso penal.
Desde agosto del 2014 Aguirre era buscado por la PGJE en México y Estados Unidos.

 

Periodistas

Normas sobre protección a periodistas

Cae ex jefe de policía de Silao, Guanajuato, que ordenó golpiza a reportera

Publimetro

La silla rota

30 de marzo de 2016

 

l 4 de septiembre de 2014, el entonces director de la policía de Silao, Nicasio Aguirre Guerrero desapareció, justamente  después de ordenar una  paliza contra la reportera Karla Silva. Este miércoles 30 de marzo, 19 meses después por fin fue detenido y trasladado a una prisión del Estado de Guanajuato.

Aguirre dio la orden a tres sicarios: dos de ellos perpetraron el ataque mientras el tercero esperaba en su auto.

“Bájale de huevos a tus notas”, advirtieron  a la periodista después de golpearle el rostro y el cuerpo con un objeto de metal. La imagen de la joven de 24 años con la cara cubierta de sangre provocó una fuerte reacción en el periodismo nacional, que salió en su defensa, señalando al alcalde Benjamín Solís Arzola.

El mandatario concluyó su gobierno el pasado octubre, y fue arrestado este mes de marzo  por su presunta responsabilidad en la agresión.

Karla Silva trabajó como asesora con la administración local anterior del PAN y el tono crítico de sus notas publicadas en El Heraldo de León incomodaba al nuevo equipo en el gobierno.

“Baches frente a escuelas dan pésima imagen”; “Coladeras adornan pero no funcionan”; “Temen a los asaltos debido a oscuridad”, se leía en sus últimas noticias antes de la golpiza. En el mes previo, Nicasio Aguirre aparecía señalado en una de sus crónicas, donde  Silva criticaba el desinterés de funciones de la policía al tolerar que varias empresas de seguridad privada operaran sin contar con los permisos necesarios.

Aguirre fue electo director de la Policía de Silao después de laborar durante algún  tiempo como escolta del alcalde y su esposa.

Según datos de la Procuraduría de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato, en 2009 fue investigado por tortura a detenidos entre 2005 y 2007.

Una semana después de la agresión a la periodista, la Fiscalía ratificó el arresto de los autores materiales y la búsqueda de Aguirre como presunto responsable intelectual.

En el transcurso del año 2015, 397 periodistas fueron agredidos en el país, 87 son mujeres. Siete han sido asesinados, según datos de  la organización Article 19, defensora de la libertad de expresión.