Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Libertad de expresión

Libertad de expresión

Diagnósticos sobre libertad de expresión

Libertad de expresión, valor supremo de la democracia

Excélsior

Francisco Guerrero Aguirre

27/enero/2016

 

Una democracia cercenada por obstáculos a la libertad para expresarse de sus ciudadanos es una democracia a medias. Cuando se vulnera el derecho de pronunciarse libremente, se acaban también las prerrogativas a informarse, a conocer y a participar frente a las realidades que nos rodean. Es indiscutible el papel central que la libertad de pensamiento y expresión desempeñan en la consolidación y desarrollo del sistema democrático.

 

Este derecho consistente en la capacidad o facultad que tiene todo individuo para buscar, recibir y publicar por cualquier medio de difusión, ideas, información y juicios de valor sobre una situación o hecho político, social, cultural o económico, es fundamental en la sociedad para el debate público.

 

El siglo XXI ha potenciado mayores herramientas tecnológicas en favor de la libertad de expresión. La “explosión democrática”, tanto en el acceso como en la multiplicación de mensajes instantáneos, que representan Twitter y Facebook, ha llenado de esperanza a millones de nuevos ciudadanos que con mayor facilidad pueden alzar su voz para defender derechos y reivindicar injusticias.

 

América Latina es en términos generales una región democrática, no obstante se siguen presentando grandes desafíos que amenazan con debilitar la consolidación del libre discurso político en la región. Si se limita la expresión se restringen las posibilidades de fiscalización ciudadana y se da cabida a abusos por parte de las autoridades. Sin cortapisas ni amenazas los ciudadanos deben disfrutar de los derechos esenciales de informarse, opinar, participar y controvertir sin temor a represalias.

 

Violaciones contra medios y periodistas; crecimiento de leyes y proyectos que buscan censurar; presiones gubernamentales para controlar la información; restricciones a la información pública; mayor concentración de medios en sectores vinculados con los gobiernos, entre otras, fueron las preocupaciones más percibidas en América Latina y el Caribe en la 71ª Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en 2015.

 

Asimismo, la libertad de prensa registró la puntuación regional media más baja de los últimos cinco años en Latinoamérica, según el informe de la organización Freedom House, que expone que sólo 2% de la población de América Latina vive en entornos con medios de comunicación completamente libres.

 

La libertad de expresión es un fundamento de la tolerancia, el pluralismo con el que se construyen sociedades abiertas. Es la piedra angular de la democracia como sistema político. Aspectos como la pobreza, la exclusión, las brechas sociales, económicas y de género afectan el pleno ejercicio de este derecho.

 

Contar con organismos reguladores independientes y blindados contra cualquier injerencia de los diferentes poderes en la sociedad, garantizar sistemas plurales, diversos, así como preservar y defender la libertad de expresión, son los puntos centrales que deben existir para mejorar la calidad de la democracia y se garantice, con ello, el ejercicio de todos los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales.

 

BALANCE: Sólo con la libertad de expresión se puede crear una sociedad justa en la que todas las voces tengan cabida. Se requiere de mecanismos integrales que garanticen y protejan el pleno ejercicio de este derecho. Los gobiernos, la sociedad civil, los medios de comunicación, los partidos políticos y la ciudadanía debemos hacer un frente común para defender nuestro derecho a expresarnos. Ése es el gran reto.

 

 

Diagnósticos sobre libertad de expresión

 

Humor y sátira en contra de ataques a la libertad de expresión en Ecuador: Censuracom vs. Supercom

 

Homo Zapping

Monitoreo Informativo

26 enero 2016

 

El pasado 22 de enero, la Fundación Andina para la Observación Social y Estudio de Medios, Fundamedios, lanzó el portal Censuracom.ec. en el que se registran con un “tono jocoso y satírico, los ataques más alarmantes a la libertad de expresión y de prensa” en Ecuador durante el 2015 .

Apenas unas horas después, Fundamedios informó a través de Twitter haber sufrido “intensos ataques DDoS” que han dejado al nuevo portal fuera de línea desde el domingo. Y es que comenzando por su nombre, que hace alusión a los organismos del país acusados de ser los principales agresores de la libertad de expresión – Supercom, Cordicom, Secom –, el portal hace una radiografía de la libertad de expresión en Ecuador durante 2015 de manera crítica y cómica a través de caricaturas, material audiovisual y documentos.

César Ricaurte, director de Fundamedios, explicó que “el tono es jocoso, satírico porque en realidad no encontramos mejor forma de graficar las agresiones contra la prensa en Ecuador. Hay muchos hechos surrealistas que no podría creerlos en otros contextos, pero que en el Ecuador están ocurriendo”.

“Pese al tono jocoso, toda la información es seria, está verificada. Es información absolutamente válida, son datos duros”, recalcó Ricaurte durante el lanzamiento.

El 2015 pasará a la historia por ser uno de los años con el mayor número de agresiones a la prensa con 377 casos registrados.

La Supercom, organismo regulador de los medios, fue creada con la aprobación de la Ley Orgánica de Comunicación (LOC) en 2013 y con tal solo dos años de funcionamiento para agosto de 2015 ya había ejecutado más de 500 procesos en contra de medios, había sancionado a 313 empresas mediáticas y había impuesto multas por casi US 274.000 dólares.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, también entró en esta categoría y ocupó el tercer lugar. De acuerdo con el informe, el mandatario fue responsable de 22 agresiones a las prensa en 2015, pero desde el 2008 ha sido el responsable de 418.

Fundamedios también ha estado en la mira de las entidades reguladoras del país. En septiembre de 2015, la organización dio a conocer una comunicación de parte de la Secom en la que le informaba que había comenzado su proceso de disolución. La Secom aseguró que Fundamedios había violado el estatuto vigente que prohibe a organizaciones sociales ejercer actividades políticas. El proceso fue archivado debido a la presión internacional, pero las autoridades le lanzaron una última advertencia a Fundamedios para que se adecúe al estatuto.

La situación de la libertad de expresión en Ecuador ha sido una preocupación de organizaciones del país e internacionales en los últimos años. Especial atención ha tenido la Ley Orgánica de Comunicación aprobada en 2013 y que organismos como la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión han señalado podría ir en contra de los estándares internacionales en materia de libertad de expresión.