Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Periodistas y comunicadores

Periodistas y comunicadores
-Reconocimientos

 

Reconocen a EL UNIVERSAL con 2 premios Walter Reuter

 

El Universal

 

Redacción

 

26 de noviembre de 2015

Dos reportajes realizados por jóvenes reporteros de EL UNIVERSAL fueron reconocidos con el Premio Alemán de Periodismo Walter Reuter. “El fracaso de la guerra contra las drogas”, de Alejandra Sánchez Inzunza y José Luis Pardo, y “Los niños del opio en Guerrero”, de Vania Pigeonutt, publicados en esta casa editorial, estuvieron entre los ganadores de la novena edición de este prestigiado galardón dirigido a reporteros mexicanos y latinoamericanos que publican en medios divulgados en México.

La investigación periodística de Sánchez Inzunza y Pardo, realizada desde Nueva York, retrata el aumento en el consumo de drogas y el incremento de homicidios desde que hace 40 años el entonces presidente de Estados Unidos, Richard Nixon, decretara el inicio de la batalla continental contra el narcotráfico.

Pigeonutt, corresponsal de este diario en Guerrero, subió a la montaña de la entidad para describir la manera en que los cárteles de la región utilizan a menores de edad para extraer la goma de opio de la amapola, con lo que se produce la heroína que, por cierto, termina en las calles de Nueva York y otras ciudades de la Unión Americana.

Estos dos trabajos fueron ganadores del segundo y tercer lugar del Walter Reuter, lo que los hace acreedores a un viaje a Alemania y un curso de alemán, además de un reconocimiento económico. El primer lugar correspondió a Silber Meza y Zorayda Gallegos, por “Las ‘lavadoras’ del narco en Culiacán”, publicado por la revista emeequis.

El premio es otorgado por ocho instituciones alemanas con intereses y trabajos muy distintos, que se dedican a fomentar la libertad de expresión y reconocer la actividad periodística de calidad en México. Las instituciones convocantes son: Embajada de la República Federal de Alemania en México, Fundación Friedrich Ebert, Fundación Friedrich Naumann, Fundación Heinrich Böll, Fundación Konrad Adenauer, Fundación Rosa Luxemburg, Goethe-Institut Mexiko y Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria.

Los trabajos de esta novena edición (2015) tuvieron como eje temático “Política de drogas: Desafíos y nuevas perspectivas”.

Entre los miembros del jurado estuvieron Carmen Aristegui (presidenta del comité), Juan Villoro, Luis Astorga, Marta Durán de Huerta, María Teresa Juárez y Patricia Münch.

 

 

 

 

 

-Condiciones laborales

 

Dan a Aristegui revés contra MVS

Mural

Víctor Fuentes

27 de Noviembre de 2015

Un tribunal federal resolvió en definitiva que los lineamientos que Grupo MVS impuso a sus conductores en marzo pasado, en el contexto de su disputa con Carmen Aristegui, no violan derechos humanos ni pueden ser considerados como un acto de autoridad.

 

Por dos votos contra uno, el Segundo Tribunal Colegiado Especializado en Telecomunicaciones negó un amparo promovido por la periodista Denise Dresser para cuestionar los lineamientos, que fueron emitidos días antes de la salida de Aristegui.

Dresser estuvo presente en la sesión pública, y luego de la discusión, tomó la palabra para reclamar a los magistrados Arturo Iturbe y Javier Mijangos, y para reconocer a la magistrada Adriana Campuzano, quien votó contra el proyecto, “por su entendimiento de la reforma constitucional de telecomunicaciones”.

 

Campuzano, presidenta del Tribunal, pidió a Dresser cesar su intervención, pues el público no puede hablar en las sesiones. “Ojalá y los tribunales colegiados especializados se avoquen a entender la reforma constitucional”, dijo Dresser para concluir.

 

La mayoría de magistrados confirmó el criterio de una juez de Distrito, en el sentido de que al emitir los lineamientos, MVS no actuó como una autoridad cuyos actos puedan ser impugnados mediante una demanda de amparo, que Dresser carece de interés legítimo para cuestionar los lineamientos por esta vía, y finalmente, que no hay afectaciones a derechos humanos de las audiencias de radiodifusión.

 

“La información plural no depende de una sola persona, las persona físicas no somos importantes, lo importante son las institucionales”, afirmó Iturbe, sin mencionar a Aristegui.

 

Agregó que el acceso de las audiencias a la información sigue existiendo, no sólo porque el noticiero matutino de MVS se sigue transmitiendo, sino “porque hay infinidad de programas en todos los medios”, Aristegui sigue participando en ellos, y no existe ninguna restricción a la información plural.

 

La sentencia agrega que de nada serviría conceder el amparo a Dresser, pues protegerla contra los lineamientos no le daría beneficio alguno, al no garantizar ni el regreso de Aristegui ni el de ella misma como su colaboradora.

 

También sostiene que MVS, si bien es concesionaria de un servicio público, es una empresa privada con derecho a emitir normas internas, que no afectan la situación jurídica de los radioescuchas, que pueden o no escuchar la estación que quieran.

 

Campuzano consideró que no podía descartarse, sin un estudio de fondo, si los lineamientos son o no un acto de autoridad, y sostuvo que Dresser sí tenía interés legítimo para acudir al amparo, porque es un hecho notorio que se dedica al periodismo y colaboró con Aristegui.

 

“El tema de fondo que debería estudiarse es si la concesionaria puede legítimamente establecer un programa de trabajo para definir su línea editorial, o si esto atenta contra la libertad de expresión y el derecho de audiencias a recibir información plural”, dijo la magistrada.

Internet “no es el problema, es la solución” para el periodismo: Caparrós

Homozapping

26-11-15

Sin autor

Martín Caparrós no le teme a internet; es más, está convencido de que para el periodismo “es la solución en muchos casos, no el problema”.

“Si algo cambió, para bien y para mal, este oficio fue internet”, sostiene el escritor y periodista argentino, para quien la red facilita “tener al alcance de la mano túmulos de información”, pero también hace suponer “que no hace falta ir a mirar”. Y si a algo está obligado el periodista es, en su opinión, a mirar cuanto le rodea.

Caparrós se expresa en estos términos en su nuevo libro, “Lacrónica”, editado con mimo por Círculo de Tiza, un volumen que sirve a su autor en un doble propósito.

Por un lado, compartir con los lectores, que no tienen que ser necesariamente periodistas, cómo entiende él el oficio en el que lleva ya más de treinta años, y que aprendió en las redacciones y en sus múltiples viajes por todo el mundo, al margen de escuelas.

Por otro, y para que no sea todo teoría, mostrar algunos ejemplos concretos de sus crónicas, auténticas joyas literarias. Lo que él considera aquella “forma de relato real -escribe- donde la prosa pesa más, donde la escritura pesa más”. Y la suya es tan personal como de gran altura literaria.

Crónicas que invitan al lector a viajar a la selva boliviana donde se cultiva la coca, o a la Argentina de la dictadura militar, a las playas de Sri Lanka, un paraíso para pedófilos de todo el mundo, o a Hong Kong, “la ciudad vertical, donde la única tierra llana desocupada que se ve es el mar”. También, entre otros muchos lugares del planeta, al interior de la selva colombiana dominada por la guerrilla de las Farc.

Para Martín Caparrós la crónica “es el periodismo que sí dice yo”, subjetivo, porque la objetividad es “estructuralmente imposible”. “El truco -sostiene en su libro- ha sido equiparar objetividad con honestidad y subjetividad con manipulación, con trampa”.

No existe una línea divisoria entre el Caparrós periodista y el Caparrós escritor. “Unas veces escribo sobre cosas que supuestamente invento, y se llaman novelas, y otras sobre cosas que averiguo, las crónicas. Pero la escritura es la misma”.

Dan a Aristegui revés contra MVS

Reforma

27-11-15

Victor fuentes

Un tribunal federal resolvió en definitiva que los lineamientos que Grupo MVS impuso a sus conductores en marzo pasado, en el contexto de su disputa con Carmen Aristegui, no violan derechos humanos ni pueden ser considerados como un acto de autoridad.

Por dos votos contra uno, el Segundo Tribunal Colegiado Especializado en Telecomunicaciones negó un amparo promovido por la periodista Denise Dresser para cuestionar los lineamientos, que fueron emitidos días antes de la salida de Aristegui.Dresser estuvo presente en la sesión pública, y luego de la discusión, tomó la palabra para reclamar a los magistrados Arturo Iturbe y Javier Mijangos, y para reconocer a la magistrada Adriana Campuzano, quien votó contra el proyecto, “por su entendimiento de la reforma constitucional de telecomunicaciones”.

Campuzano, presidenta del Tribunal, pidió a Dresser cesar su intervención, pues el público no puede hablar en las sesiones. “Ojalá y los tribunales colegiados especializados se avoquen a entender la reforma constitucional”, dijo Dresser para concluir.

La mayoría de magistrados confirmó el criterio de una juez de Distrito, en el sentido de que al emitir los lineamientos, MVS no actuó como una autoridad cuyos actos puedan ser impugnados mediante una demanda de amparo, que Dresser carece de interés legítimo para cuestionar los lineamientos por esta vía, y finalmente, que no hay afectaciones a derechos humanos de las audiencias de radiodifusión.

“La información plural no depende de una sola persona, las persona físicas no somos importantes, lo importante son las institucionales”, afirmó Iturbe, sin mencionar a Aristegui.

Agregó que el acceso de las audiencias a la información sigue existiendo, no sólo porque el noticiero matutino de MVS se sigue transmitiendo, sino “porque hay infinidad de programas en todos los medios”, Aristegui sigue participando en ellos, y no existe ninguna restricción a la información plural.

La sentencia agrega que de nada serviría conceder el amparo a Dresser, pues protegerla contra los lineamientos no le daría beneficio alguno, al no garantizar ni el regreso de Aristegui ni el de ella misma como su colaboradora.

También sostiene que MVS, si bien es concesionaria de un servicio público, es una empresa privada con derecho a emitir normas internas, que no afectan la situación jurídica de los radioescuchas, que pueden o no escuchar la estación que quieran.

Campuzano consideró que no podía descartarse, sin un estudio de fondo, si los lineamientos son o no un acto de autoridad, y sostuvo que Dresser sí tenía interés legítimo para acudir al amparo, porque es un hecho notorio que se dedica al periodismo y colaboró con Aristegui.

“El tema de fondo que debería estudiarse es si la concesionaria puede legítimamente establecer un programa de trabajo para definir su línea editorial, o si esto atenta contra la libertad de expresión y el derecho de audiencias a recibir información plural”, dijo la magistrada.