Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Convergencia Digital

Azcárraga tiene razón

Sin Embargo

Por Gabriel Sosa Plata

Octubre 27, 201

 

El 31 de diciembre de 2015 deben concluir, por ley, las transmisiones analógicas de la televisión en México, pero el presidente de Grupo Televisa, Emilio Azcárraga, se opone.

“Estamos claros que el mandato constitucional habla del 31 de diciembre, pero lo que nos preocupa con los números arrojados en la ciudad de Monterrey es que miles de personas se quedaron sin televisión”, dijo el empresario en entrevista a Grupo Fórmula (21 de octubre 2015). “No queremos boicotear esto, sino defender el derecho de tener la televisión abierta”, agregó.

Previamente, el lunes 19 de octubre, la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (la CIRT, que dominan las televisoras) dio a conocer un estudio realizado por Nielsen-Ibope en el que se asegura que el 16 por ciento de los hogares en Monterrey se quedó sin señales de televisión abierta. A su vez, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) informó el domingo 18 que no es el 16 por ciento, sino sólo el 10 por ciento. En todo caso las cifras son elevadas porque se habla de entre 472 mil y 645 mil personas afectadas.

Paralelamente, legisladores afines y no afines a la televisión comercial se pronunciaron sobre el asunto apoyando la petición de Azcárraga. El senador del PAN, Javier Lozano, presentó una iniciativa para postergar el apagón analógico un año más, hasta el 31 de diciembre de 2016. Por su parte, el senador del PRD, Zoé Robledo, hizo lo propio y propone retrasar el apagón analógico hasta el 30 de junio de 2016.

La “mano que mece la cuna” logró su propósito y colocó el tema en la agenda pública. Es un hecho que se postergará el apagón analógico, seis meses, un año o -ya con todo el “aparato político-comunicacional” a su favor- el tiempo que se desee. Televisoras y en general la clase política están de acuerdo en modificar la ley. Y próximamente lo estará el gobierno federal (por obvias razones) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

*

Es cierto: Azcárraga movió los hilos para lograr su propósito, pero tiene razón. El caso de Monterrey demostró que la entrega de televisores digitales ha sido insuficiente para lograr que el mayor porcentaje de las familias esté preparada para el cambio tecnológico. Y el mismo problema se reproduce en el resto del país.

De acuerdo con datos del INEGI, a fines del 2014 más del 48 por ciento de los hogares no contaban con un televisor digital ni con servicio de televisión de paga. Es decir, 15 millones de hogares sólo recibían las señales de la televisión analógica. Si de estos 15 millones se descuentan los 9.4 millones de televisores que se han regalado y algunos miles de nuevos suscriptores de televisión de paga, de todas maneras quedan a la deriva alrededor de cuatro millones de familias.

Los primeros responsables del desastre son los propios legisladores que aprobaron en la reforma de telecomunicaciones que fuese el gobierno federal, a través de la Secretaría de Comunicaciones (SCT), y no el IFT, la dependencia que adquiriera y distribuyera los equipos para abatir el rezago digital en los hogares.

Apoyado en una endeble justificación de ahorro de energía e impulso a la conectividad a internet, la dependencia a cargo de Gerardo Ruíz Esparza decidió otorgar televisores digitales en lugar de decodificadores. Primer gran error por el elevado gasto que implicaría: al menos 26 mil millones de pesos. Un gasto que sin embargo se recompensaría por la rentabilidad política para el partido en el gobierno, en vísperas de las elecciones de este año.

También decidió entregar los equipos sólo a los beneficiarios de programas sociales de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol). Segundo gran error porque excluyó a quienes no forman del padrón de esta dependencia y dejó a miles de familias también vulnerables con la responsabilidad de hacer la transición con sus propios recursos.

Al principio, se dijo que se entregarían 12.6 millones de televisores, cifra que representaba el 100 por ciento de los hogares en el padrón de la Sedesol. Luego, por los ajustes presupuestales, bajó la cifra a 9.4 millones de equipos, sin buscar otras alternativas para mantener el mismo porcentaje de penetración. Tercer gran error.

Al bajar a 9.4 millones de televisores, sólo se lograría entregar a 74.6 por ciento de los beneficiarios incluidos en el padrón. Con un porcentaje así se sabía de antemano que sería imposible cumplir con la obligación legal de alcanzar el 90 por ciento o más de los hogares de escasos recursos definidos por la Sedesol y con la fecha límite (agosto 2015) incluida en el programa respectivo de la SCT.

Una diferencia importante, evidente, que todos los involucrados conocían, pero que ignorarían hasta que llegase el momento más oportuno para actuar. Por eso, esta nueva historia de los medios no es producto de la falta de planeación, sino todo lleva a una acción premeditada.

El guión ya estaba escrito. Una abogada del sector, Fabiola Peña, me comentó en Twitter: “Estaba claro desde su inicio que iba a fracasar (se refiere al programa de entrega de televisores). Ahora actúan con la inocencia de quien no se lo esperaba”.

Independientemente de la calidad de nuestra televisión o si estemos o no de acuerdo con la posición de Televisa o Televisión Azteca, el Estado debe garantizar el derecho constitucional de acceso a los servicios de radiodifusión y de telecomunicaciones. Interrumpir estas transmisiones implicaría una afectación a las audiencias (por eso coincido en la necesidad de atrasar algunos meses el apagón) y paralelamente, obvio, a los intereses de las televisoras (cobertura,ratings y, como se precisará a continuación, extensión de los plazos para digitalizarse).

*

Lo que no dice Azcárraga es que más allá de defender los derechos de la audiencia hay otra razón de muchos pesos para retrasar el apagón.

Televisa como Televisión Azteca han digitalizado sus transmisiones en la mayor parte de los canales ubicados en las grandes ciudades. Tan es así que el 86.31 por ciento de los hogares con televisión ya reciben al menos una señal de televisión digital y 76.05 por ciento al menos cuatro señales digitales, según el más reciente informe del IFT.

Es una cobertura amplia que ha implicado inversiones millonarias de las televisoras. No obstante, según el mismo reporte, 466 estaciones para señales complementarias (estaciones de baja potencia para cobertura social en regiones aisladas o marginadas) ni siquiera han iniciado el procedimiento administrativo ante el órgano regulador para digitalizarse. Es una cantidad muy elevada que pone en duda la “preocupación” del señor Azcárraga por sus audiencias, sobre todo las de menores recursos.

Según la Política para la Transición a la Televisión Digital (Diario Oficial de la Federación, 11 de septiembre de 2015), “todos los concesionarios de televisión y permisionarios de televisión en el país deberán realizar transmisiones digitales… a más tardar el 15 de agosto de 2015” (artículo 6). Esto no ha ocurrido en cientos de canales, a más de dos meses de la fecha establecida. Concesionarios y permisionarios (televisoras estatales) han violado la ley. Es también un tema relevante, aunque de éste poco se habla.

A lo anterior se suma el hecho de que no todas las televisoras públicas, sobre todo sistemas estatales, tendrían los recursos para transitar a nueva tecnología, pero tampoco nada hicieron para denunciarlo y evitarlo durante todos estos años (recuérdese que México inició su transición hacia la TDT desde julio de 2004).

Ya que se está por cumplir el plazo del apagón, la presidenta de la Red de Radiodifusoras y Televisoras Culturales y Educativas, Susana Solís, denunció que no todas las televisoras estatales están listas para el cambio tecnológico, demandó más recursos para transitar a la televisión digital y, como Televisa, solicitó postergar el apagón analógico. Solís es la directora del Sistema Chiapaneco de Radio y Televisión, estado que domina el PVEM, y excorresponsal de Televisaen la entidad. ¿Casualidad?

*

Si se pospone el apagón analógico, habría repercusiones adversas en el proyecto de la red compartida en banda de 700 MHz, el lanzamiento de la nueva cadena de televisión (Cadena 3) y las próximas licitaciones de canales de televisión, pero, como decíamos, todo está decidido.

Lo que no queda claro es cuál podría ser la nueva fecha del apagón, cuánto dinero más nos costará a los mexicanos (¿más recursos? ¿en serio?) y si debe seguir la SCT como responsable del programa de equipamiento, pese a incumplir sus objetivos y gastar discrecionalmente tanto dinero. Son definiciones importantes que los legisladores tomarán en los próximos días, a partir de la influencia del presidente de Televisa y de otros actores, sobre todo de la industria mediática.

Congreso de Morelos pide a IFT aplazar apagón analógico

Uno más uno

26 de octubre del 2015

El Congreso de Morelos solicitó, mediante un exhorto al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), aplazar el apagón analógico programado para el próximo 29 de octubre para Cuernavaca, debido a que muchas familias se quedarán sin acceso a la televisión.

Los diputados de Morelos pidieron al IFT aplazar el apagón analógico en la capital del estado por lo menos hasta el 31 de diciembre, fecha límite en la que se debe de llevar a cabo la aplicación de la transición a la televisión digital en todo el país.

El punto de acuerdo fue apoyado por todos los grupos parlamentarios, quienes afirmaron que la medida tiene el objetivo de no dejar a familias de bajos recursos sin un medio de comunicación que los oriente en caso de una emergencia.La presidenta de la Junta Política y de Gobierno del Congreso de Morelos, Hortencia Figueroa Peralta, explicó que en una emergencia provocada por un fenómeno meteorológico los ciudadanos se enteran sobre las medidas de precaución y protocolos de seguridad a través de las noticias y señales televisivas gratuitas, sin embargo, al pasar a la televisión digital miles de familias se quedarán sin acceso a dicha información, lo que podría poner en riesgo su vida.

“La televisión gratuita no es solo una cuestión de entretenimiento sino una cuestión de seguridad nacional, y vemos lo que pasó con el huracán ‘Patricia’, que gracias a los avisos de los medios de comunicación, entre ellos la televisión, se pudieron salvar muchas vidas y tomar precauciones, pero si les apagamos a las familias de bajos recursos esas señales los dejamos solos durante una emergencia de este tipo”, comentó.

La legisladora del Partido de la Revolución Democrática agregó que, según cifras de la Secretaría de Desarrollo Social, en Cuernavaca hay 32 mil familias de escasos recursos, de las cuales solo 20 mil han recibido una pantalla por lo que aún hay 12 mil viviendas que no cuentan con una televisión digital ni decodificadores.

 

PAN atentará contra Cadenatres si retrasa apagón

Uno más uno

26 de octubre del 2015

En su propuesta de postergar un año más el apagón analógico en México y de re-encender las señales analógicas en las ciudades donde éstas ya fueron apagadas, el Partido Acción Nacional estaría vulnerando las oportunidades de Cadenatres en el negocio de la televisión abierta, luego que esta televisora echará a andar su cadena de TV bajo tecnología digital durante el primer trimestre del 2016.

 

Javier Lozano Alarcón, presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes y ex presidente de la Cofetel, planteó la necesidad de retrasar un año el encendido de la televisión digital en el país, con la intención de mejorar las posibilidades de acceso de las familias más necesitadas y con la adecuación de una serie de artículos de la Constitución.

La Carta Magna establece que el 31 de diciembre del año 2015 deben concluir las transmisiones de la televisión analógica, para dar ingreso a la televisión digital, que en la práctica significa una mejor definición de imagen y otros beneficios para el usuario, pero también la recuperación de espectro radioeléctrico para reutilizarlo en nuevos servicios, principalmente de comunicación móvil.

Cadenatres concursó y ganó en marzo pasado la explotación de la tercera cadena nacional de televisión, al hacerse con un paquete de 123 señales digitales de TV por 1,808 millones de pesos.

El PAN argumentó en su iniciativa de postergación del apagón analógico, que cuando menos ocho millones de mexicanos perderían su derecho a la información el 1 de enero del 2016, si el apagón analógico se concreta en la noche anterior, como mandata la Constitución.

Con números de consultoras privadas, el PAN en el Cámara alta aseguró que el universo de mexicanos afectados incluso podría llegar a los 25 millones de personas. El IFT sostuvo hace dos semanas que el número de afectados no iría más allá de los cinco millones de personas, en línea con la experiencia internacional.

La Secretaría de Comunicaciones sostiene que faltan 3.2 millones de familias por atender en la entrega de televisores y que cumplirá en tiempo con la entrega de esos equipos.

El panismo basa su argumentación de retraso del apagón analógico en la premisa de que tener acceso al servicio de la radiodifusión, en este caso la televisión abierta, constituye un servicio público de interés general y un derecho de los mexicanos, y que por tanto, el Estado debe garantizar que la población tenga este acceso a la información y el conocimiento, argumentos retomados del Artículo 6° constitucional.

Estas premisas llevan al PAN a plasmar en su iniciativa a buscar el consenso necesario en el Senado para retrasar el apagón cuando menos un año, hasta el 31 de diciembre del 2016.

 

Apagón analógico. Tras bambalinas

Irene Levy

26 de octubre de 2015

Ante la cargada de legisladores de todos los colores para modificar la Constitución a fin de aplazar la fecha del apagón analógico acatando la instrucción de Televisa quien la semana pasada “sugirió” que se postergue la fecha porque, a su dicho, más de 7 millones de pobres se quedarían sin el vital entretenimiento, vale la pena revisar el tema desde su origen para dilucidar qué es lo que realmente está pasando.

 

La Reforma Constitucional establece en el quinto transitorio que el 31 de diciembre de 2015, las transmisiones analógicas de televisión terminarán, y con ello todo el país deberá transitar a la televisión digital. La Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión de 2014, también incluye una serie de mecanismos para alcanzar esta meta. Así, se trata de un programa cuyo diseño obviamente involucra a varios actores, todos ellos juegan un papel importante, veamos qué le toca a cada uno:

 

  1. Los concesionarios de televisión abierta (los comerciales como Televisa y Tv Azteca), así como los permisionarios (los públicos y sin fines de lucro) tienen obligación de modificar su infraestructura para que sus transmisiones sean digitales.

 

  1. El gobierno federal tiene diversas tareas. A la SEDESOL le toca el padrón de los hogares de más bajos recursos en el que se basa la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para entregar los receptores digitales; una vez que se ha cumplido con el 90 por ciento de penetración en ese sector de bajos recursos, da aviso al Instituto Federal de telecomunicaciones (IFT).

 

  1. El IFT constata que en el área de cobertura respectiva, las estaciones se encuentren transmitiendo señales digitales y ordena que se apaguen las analógicas. Además, ha sido el responsable de la campaña de información a la gente sobre la transición a la TDT.

 

  1. Los gobiernos de las entidades federativas tienen el deber de proveer de recursos a las estaciones públicas para que transiten al formato digital.

 

  1. Toda la población que se encuentra fuera del padrón de SEDESOL, si queremos seguir viendo las señales de tv, debemos adquirir un dispositivo que nos permita recibir las señales digitales (comprarlo o suscribirnos al servicio de tv de paga).

 

¿Quién no cumple? Hasta el momento solo se han apagado las transmisiones analógicas en algunas ciudades de 7 entidades federativas, falta más de 80% de la población a nivel nacional. Los concesionarios no han transitado todas sus estaciones, faltan muchas de las complementarias que, aunque significan un porcentaje muy bajo de la población, también requieren inversiones. El caso de los permisionarios es más preocupante porque aproximadamente la tercera parte de ellos no han recibido los recursos y por lo tanto no han transitado a digital, de darse el apagón, no tienen por qué quedarse fuera del aire, el propio 19 transitorio de la Ley da una salida para mantenerlos prendidos.

 

El gobierno federal y el IFT hicieron lo que la Reforma les mandó, podemos o no coincidir respecto de la forma de implementarla, pero han cumplido. El IFT ha venido apagando lo que le informa la SCT. Y la población… pues algunos han transitado, otros no.

 

Tras bambalinas. El aplazamiento de la fecha del apagón requiere un cambio constitucional de la reforma “estructural” recién aprobada y eso no debe tomarse a la ligera por su significado. Las autoridades no han solicitado el cambio, lo ha hecho Televisa y los permisionarios que incumplieron por falta de recursos, se sumaron. La realidad es que esta norma que lleva más de dos años vigentes y que fue aprobada por los legisladores que ahora la critican, se ha aplicado conforme ellos solicitaron y ahora quieren cambiarla. El número de 7 millones de pobres que se está utilizando como justificación para la modificación, no es oficial.

 

La afectación principal a Televisa tiene que ver con las mediciones del nivel de audiencias o raiting que consideran el número de televisiones prendidas en las casas. Así, han bajado los raitings por los que aun no transitan en las ciudades que ya se apagaron, pero sobre todo porque en la mayoría de los hogares que tienen más de un televisor, solo han cambiado uno de ellos. Los precios de la publicidad se fijan conforme a niveles de audiencias y justo a finales de año se negocia el paquete de publicidad para el próximo año. Usted dirá.

 

Si se aplaza el apagón debe quedar claro lo siguiente:

 

  1. Que se hizo a petición de una empresa. Las autoridades acaban de confirmar que están listas para cumplir con la fecha original.

 

  1. Que implica un costo adicional para los que sí cumplieron (como canal once), pues deberán mantener durante mayor tiempo transmisiones simultáneas (analógicas y digitales).

 

  1. Que todos los mexicanos pagaremos los decodificadores o televisores que quiere Televisa y sus legisladores que se repartan el próximo año.

 

  1. Que Grupo Imagen, que ganó la licitación de la nueva cadena de tv y que iniciará transmisiones en 2016, sería directamente afectada porque su audiencia solo será digital.

 

  1. Que el proyecto de red compartida en la banda de 700 Mhz se tendría que licitar aun estando ocupado dicho espectro o se aplazaría también; precisamente una de las razones del apagón es liberar esta banda para servicios móviles.

 

  1. Que el mensaje que subyace es que ya ni la Constitución da el nivel de certidumbre necesaria para las inversiones y el cambio de estatus quo que tanto prometieron en el Pacto por México. Quién querrá invertir si la Constitución se modifica a modo.

 

Obviamente no quiero que la gente se quede temporalmente si señal de tv, es un muy importante medio de comunicación pero no es el único, no sobre dimensionemos el asunto. Cuándo había visto usted tan preocupados a los legisladores, ni la falta de agua, electricidad o medicinas los ha hecho movilizarse tanto. En todos los países que han transitado a la TDT hay un porcentaje que tarda en adaptar sus receptores, me rehuso a que se utilicen nuestros impuestos para comprar más aparatos y también me rehuso a creer lo que el Senador Javier Lozano afirmó en entrevista con Alejandro Cacho en Noticias MVS el viernes pasado: “qué va a hacer la gente sin televisión, se va a sacar los ojos”. Esa es la visión que algunos de los que nos gobiernan tienen de los mexicanos.

 

Diputados del PAN condicionan apoyo para retrasar el ‘apagón’

El Financiero

Víctor Chávez

26 de octubre de 2015

CIUDAD DE MÉXICO.- El coordinador del PAN, Marko Cortés Mendoza, afirmó que su grupo parlamentario estaría de acuerdo en posponer el apagón analógico sólo si el gobierno de la República deja de repartir pantallas cuando inicien los procesos electorales en los 13 estados de la República, que celebrarán comicios para gobernador en 2016.

“Si estamos de acuerdo que se dé una prórroga, pero sí sólo si el gobierno de la República deja de repartir más pantallas cuando inicien los procesos electorales en los trece estados”, dijo.

Senadores del PAN y PRD han planteado la necesidad de postergar hasta un año el plazo para concluir el apagón analógico, que vence el próximo 31 de diciembre, porque aún no se ha completado la entrega de televisores digitales en el país.

 

PRD y PAN, a favor de prórroga para el apagón analógico

El sol de México

Redacción

27 de octubre de 2015

Ciudad de México.- El PRD y el PAN en la Cámara de Diputados se pronunciaron por una prórroga para el llamado “apagón analógico”, programado para el próximo 31 de diciembre, en todo el país y que de no hacerlo podría afectar a más de ocho millones de personas que no tendrán señal de televisión digital. El PRI, se pronunció por respetar los calendarios y tiempo programados por el Gobierno federal.

El coordinador de los diputados del PRD, Francisco Martínez Neri, consideró que desde que se aprobó la reforma en materia de telecomunicaciones y se estableció en la ley esa fecha, faltó hacerse un planteamiento serio de en qué momento podría establecerse esa circunstancia del “apagón”.

Apuntó que se deberá analizar con mucho cuidado cómo va a resolver la ciudadanía la adquisición de los bienes que les van a servir, para tener la posibilidad de comunicarse y estar informados a través de un medio masivo de comunicación electrónica, como es la televisión.

A su vez, el líder de los diputados del PAN, Marko Cortés Mendoza, dijo estar de acuerdo en una prorroga e hizo un llamado al Gobierno federal, a dejar de entregar aparatos de televisión en los 13 estados en donde el próximo año habrá elecciones para gobernador.

En septiembre y octubre de 2016, el Instituto Nacional Electoral llevará a cabo un proceso electoral en Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Coahuila, Durango, Hidalgo, Nayarit, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz, para renovar gobernador.

Añadió que si la entrega de televisores se deja de usar como una medida para influir en las elecciones, si se hace de esa manera, “estaremos también de acuerdo que en estos estados se entreguen transformadores de señal.

“Pero hay que decirlo, en honor a la verdad, ya los procesos en estos estados están por comenzar, entonces, se hace de forma inmediata o se hace pasando los procesos electorales o simplemente se entregan estos aparatos que sirven para que tu propio televisor pueda servir y recibir señal digital”, indicó.

En tanto, el priísta Jorge Carlos Ramírez Marín, dijo que el PRI se pronuncia por un estudio muy detallado mediante el cual “estemos seguros que no vamos a afectar a una gran parte de la población que no haya podido cambiar sus aparatos”.

Pidió que se lleven a cabo los planes de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en los términos que habían establecido, lo más apegados posible al calendario establecido.

 

Retrasar el apagón es retrasar inclusión digital: analistas

El sol de México

Redacción

26 de octubre de 2015

Ciudad de México.- Para los analistas de la consultora especializada MediaTelecom Policy & Law, la intención de los legisladores de retrasar el Programa de Transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT), además de vulnerar por segunda vez la Carta Magna en materia de telecomunicaciones y radiodifusión, provocaría un retraso en la red de 700 MHz, vulnerando el desarrollo digital del país.

El Estado asumió el compromiso de realizar el “apagón analógico” el 31 de diciembre de 2015, al tiempo que se reservaron 90 MHz disponibles en la banda de 700 MHz para crear uno de los mayores proyectos de infraestructura e inclusión digital no solo del Gobierno, sino de la región latinoamericana.

“Retrasar un año el “apagón analógico”, como pretende el Senado de la República, sin un plan de trabajo que estimule la cadena de valor de la radiodifusión para permitir que la población reciba servicios avanzados, vulnera el desarrollo económico del país y los derechos digitales de los ciudadanos, entre ellos los de información, derecho de acceso a las TIC, de educación, salud y acceso a la cultura”.

Al respecto, el director general de MediaTelecom, Jorge Fernando Negrete P., señaló que esta acción que pretenden los legisladores significa retrasar la inclusión digital en el país, provocando un impacto negativo en diferentes áreas económicas y sociales, una vez que liberar la red de 700 MHz, permitirá incrementar los servicios para banda ancha móvil, que ofrece cuantiosos beneficios económicos.

La banda de 700 MHz, conocida como el dividendo digital, es una de las bandas más valiosas a disposición del Estado para impulsar el uso de la banda ancha móvil entre la población, además de ser apta para tecnologías de cuarta generación (4G LTE).

De acuerdo con el estudio “Beneficios económicos del dividendo digital”, de la asociación GSMA, se estima que si el “dividendo digital” fuese asignado a la banda ancha móvil, ésta contribuiría con entre 8 mil 296 y 10 mil 815 millones de dólares en los países estudiados: Argentina, Brasil, Colombia, México y Perú; mientras que para el resto de la región el valor sería de entre 3 mil 364 y 3 mil 993 millones de dólares si se considera la asignación de 60 MHz del espectro.

El estudio de la GSMA y AHSIET, sostiene que en México se pueden generar beneficios por la asignación de entre mil 330 a mil 995 millones de dólares, un impacto económico de 453 mdd en la adquisición de bienes productivos, de 24 mdd en adquisición de servicios y de 29 mdd en servicios comerciales.

Para América Latina, los economistas Ernesto Flores-Roux y Raúl Katz, autores del estudio, estiman que la asignación de la banda de 700 MHz para banda ancha móvil podría multiplicar en un factor de siete veces los ingresos adicionales para el sector y su contribución al PIB, y de hasta 2.1 veces en la generación de empleo.

Internet es la red que provee de mayor inclusión en muchos sentidos, ya que no sirve únicamente para la transmisión de contenido unilateral y la participación pasiva del usuario como sucede actualmente con la televisión, sino que permite a los usuarios la producción de su propio contenido, e incluso el consumo fuera de sus propias barreras fronterizas o económicas.

Es decir, se tiene un mejor aprovechamiento del espectro de 700 MHz cuando se asigna para su uso en servicios de banda ancha móvil, contra mantenerlo para servicios de radiodifusión. La transición a la TDT no es un tema menor para el Estado mexicano, ya que el país cuenta con un importante retraso frente a otros países desarrollados e incluso en vías de desarrollo.

En América Latina, su asignación ha comenzado a avanzar rápidamente una vez que los gobiernos han entendido los beneficios y países como Brasil, Chile, Bolivia y Ecuador, son los primeros países en tener redes desplegadas o asignar espectro a operadores privados y estatales con el propósito de acelerar la penetración de nuevas tecnologías.

Métricas y política para la transición a la TDT

El Economista

 

Ernesto Piedras

 

26 de octubre, 2015

 

 

Se discuten diferentes métricas y metodologías que, en diferente magnitud, identifican un elevado número de habitantes de Monterrey (Nuevo León) afectados por el apagón de la señal de televisión analógica.

 

Estas mediciones estiman un rango de entre 10.5 y 14.3% de la población de esa localidad con la incapacidad para recibir las nuevas señales en formato digital.

 

Hablar de un número que oscila entre 473,000 y 645,000 personas que dejaron de recibir el servicio televisión no es un tema menor. A nivel nacional, ese porcentaje resulta en una población en el rango de 12.7 y 17.3 millones de mexicanos, que derivado de una buena intención, pero aplicada con una política pública ineficiente, al 31 de diciembre de este año los dejaría fuera de cobertura de televisión abierta. El área metropolitana de la ciudad de Monterrey, con una población aproximada a 4.2 millones de habitantes, cuenta con un PIB per cápita (28,290 dólares en el 2014) similar al de algunos países europeos, como es el caso de España, así como hábitos digitales muy avanzados en comparación con el promedio nacional.

 

En Monterrey el porcentaje de personas en situación de pobreza se encuentra muy por debajo del promedio nacional (20 y 46%, respectivamente), de acuerdo con el Coneval. Con estas condiciones socioeconómicas, es razonable considerar que llevar a cabo el apagón analógico en Monterrey hubiera sido fue relativamente sencillo. Pero, definitivamente no lo fue.

 

Un razonamiento similar, para el apagón en localidades y entidades que registran índices de pobreza muy superior al promedio nacional, como es el caso de Chiapas que alcanza una proporción de 76% de personas en condición de pobreza, equivale a casi cuatro veces el mismo coeficiente en el área metropolitana de Monterrey. Ahí es previsible que el porcentaje de personas sin cobertura de las señales de televisión rondará entre 42-60% de la población.

 

Un ejercicio de extrapolación de estos principales indicadores y resultados de transición a las señales digitales de televisión deriva en que la aspiración de política pública de minimizar la afectación poblacional a tan sólo 10%, privándole de su principal medio de acceso a contenidos informativos, culturales y de entretenimiento, ascenderá más probablemente a un coeficiente de 20.5% de los mexicanos. Estamos frente a una política pública que da evidencia de dejar sin cobertura televisiva a 24.8 millones de mexicanos, aproximadamente uno de cada cinco, y definitivamente aquellos social y económicamente más desfavorecidos, que por un reiterado cumplimiento al mandato constitucional de la migración a la TDT, se verán afectados en tres mandatos no menos importantes: el derecho al acceso a la información (Artículo 6º constitucional), al acceso a la cultura (Artículo 4º constitucional), afectando consecuentemente el ejercicio de la libertad de expresión (Artículo 7º constitucional).

 

Con todo, ésta no es en lo principal una preocupación tecnológica ni de negocio, sino de equidad y bienestar social integrales. Es también un problema estructural que lastima a una elevada proporción de mexicanos y que difícilmente podrá resolverse en un plazo de 70 días a partir de hoy que en un empeño se viene tratando de aplicar desde hace más de seis años, infructuosamente a la luz de los hechos y los números.

 

Evidentemente más complicado aún, de acuerdo con el Informe de Avances en la Transición a la Televisión Digital del IFT, que reporta que tan sólo 8% de las señales analógicas han transitado a formato digital.

 

¿Somos acaso tan ingenuos, por decir lo menos, al creer que 92% de las estaciones de televisión analógica podrán transitar a la TDT en el plazo estipulado por la Constitución?

Es ahí donde una alternativa de 70 días más un año (o mayor aún), como plantean algunos legisladores, puede resultar plausible para atajar una situación que, al igual que la pobreza, consisten en problemas estructurales. Ello se vislumbra como una política pública más eficaz y equitativa, para minimizar el costo en el bienestar social de los mexicanos.

 

El PAN atentará contra Cadenatres si retrasa el apagón analógico

El Economista

 

NICOLÁS LUCAS

 

26 de octubre, 2015

 

En su propuesta de postergar un año más el apagón analógico en México y de re-encender las señales analógicas en las ciudades donde éstas ya fueron apagadas, el Partido Acción Nacional estaría vulnerando las oportunidades de Cadenatres en el negocio de la televisión abierta, luego que esta televisora echará a andar su cadena de TV bajo tecnología digital durante el primer trimestre del 2016.

 

Javier Lozano Alarcón, presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes y ex presidente de la Cofetel, planteó la necesidad de retrasar un año el encendido de la televisión digital en el país, con la intención de mejorar las posibilidades de acceso de las familias más necesitadas y con la adecuación de una serie de artículos de la Constitución.

La Carta Magna establece que el 31 de diciembre del año 2015 deben concluir las transmisiones de la televisión analógica, para dar ingreso a la televisión digital, que en la práctica significa una mejor definición de imagen y otros beneficios para el usuario, pero también la recuperación de espectro radioeléctrico para reutilizarlo en nuevos servicios, principalmente de comunicación móvil.

 

Cadenatres concursó y ganó en marzo pasado la explotación de la tercera cadena nacional de televisión, al hacerse con un paquete de 123 señales digitales de TV por 1,808 millones de pesos.

 

El PAN argumentó en su iniciativa de postergación del apagón analógico, que cuando menos ocho millones de mexicanos perderían su derecho a la información el 1 de enero del 2016, si el apagón analógico se concreta en la noche anterior, como mandata la Constitución.

 

Con números de consultoras privadas, el PAN en el Cámara alta aseguró que el universo de mexicanos afectados incluso podría llegar a los 25 millones de personas. El IFT sostuvo hace dos semanas que el número de afectados no iría más allá de los cinco millones de personas, en línea con la experiencia internacional.

 

La Secretaría de Comunicaciones sostiene que faltan 3.2 millones de familias por atender en la entrega de televisores y que cumplirá en tiempo con la entrega de esos equipos.

El panismo basa su argumentación de retraso del apagón analógico en la premisa de que tener acceso al servicio de la radiodifusión, en este caso la televisión abierta, constituye un servicio público de interés general y un derecho de los mexicanos, y que por tanto, el Estado debe garantizar que la población tenga este acceso a la información y el conocimiento, argumentos retomados del Artículo 6° constitucional.

 

Estas premisas llevan al PAN a plasmar en su iniciativa a buscar el consenso necesario en el Senado para retrasar el apagón cuando menos un año, hasta el 31 de diciembre del 2016.

Y aunque a la fecha es la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) la dependencia encargada de dotar de televisores a las familias más necesitadas, el PAN plantea que sea el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) el órgano que un momento dado entregue donde haga falta decodificadores de señales televisión digital.

E insiste también en re-encender las señales de la televisión analógica en las plazas donde éstas ya han sido “apagadas”, esto, con el objetivo de que la TV digital inicie transmisiones en una misma fecha y en todo el país: el 31 de diciembre del 2016.

 

“(…)El Instituto Federal de Telecomunicaciones deberá ordenar el restablecimiento, a la brevedad y en la medida de lo posible, de todas las señales analógicas que cesaron transmisiones con motivo de la aplicación del proceso de transición hacia la televisión digital terrestre, a fin de que su conclusión sea concurrente con el resto del país el 31 de diciembre de 2016″, sostiene el PAN en su iniciativa con la que intenta postergar el apagón analógico.

 

Pero este hecho traería repercusiones a la competencia en la televisión abierta y sobre todo a Cadenatres en su inicio en México.

 

El Senado deberá entonces debatir sobre los beneficios de retrasar un año el apagón, sobre los costos de re-encendido; sobre devolución de espectro y también considerar temas como el del must carry y must offer, además de la competencia en TV abierta donde ahora sólo Televisa y TV Azteca se disputan ese mercado.

 

“Además de Cadenatres, los radiodifusores que ya apagaron la señal analógica pueden verse afectados. El presidente de Grupo Televisa, Emilio Azcárraga, declaró que mantener la transmisión simultánea de señales analógicas y digitales implica un costo, por lo tanto, ordenar la resurrección de las señales analógicas en áreas que ya transitaron impondrá este costo”, comentó Jesús Romo, director de la firma Telconomia.

 

Por otro lado, “retrasar el apagón generará una asimetría entre Cadenatres, que nunca operó a nivel nacional señales analógicas y sus competidores TV Azteca y Televisa, que sí recibieron concesiones para sus transmisiones analógicas. Debe recordarse que Cadenatres podrá beneficiarse del must carry en plataformas terrestres, pero a nivel satelital no podría si no tiene un 50% de cobertura de audiencias”, añadió el experto.

 

El Senado debe evaluar de qué manera se afecta a la competencia en el negocio de la TV abierta con la propuesta del PAN, porque ésta permitirá que el mercado se quede como está un año más, estimó Aleida Calleja, coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Regulación Medios y Convergencia.

 

“Si se posterga un año más, como dice el senador (Javier Lozano), pareciera que siguen con un boicot contra el apagón, tratando de alargar más la entrada de otros competidores. Esto es un tema de competencia, ese es el trasfondo, no lo veo de otra manera”, dijo la experta recientemente.

 

La propuesta del PAN debe ser bien analizada por las distintas fuerzas políticas en el Senado, porque genera asimetrías en contra de Cadenatres.

 

“Ordenar la restauración de señales analógicas generaría una asimetría con Cadenatres y sus competidores que han recibido en el pasado licencias analógicas. Aquí las iniciativas no permiten ver qué se haría en este caso donde una cadena ya devolvió sus licencias, o cómo se apoyarían a permisionarios que ya transitaron y ahora se les obligaría reestablecer las transmisiones simultáneas”, dijo Jesús Romo, de Telconomia y añadió:

 

“Para la TDT es clave la planeación de la política pública: si el Congreso sólo cambia la fecha límite pero mantiene las atribuciones dadas por la Constitución al IFT y el Ejecutivo, éstos podrían completar el apagón escalonadamente incluso este mismo año, pero si cambia facultades y ordena cambios mayores como eliminar el escalonamiento del apagón, o pide esquemas que necesitan más recursos públicos sin garantizarlos, entonces la transición estará en un esquema con alta incertidumbre”.

 

Senadores minimizan afectación por aplazo del “apagón” analógico

MILENIO

 

SUSANA MENDIETA Y FERNANDO DAMIAN

 

27 DE OCTUBRE DE 2015

 

Gerardo Flores, secretario de la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado, afirmó que las afectaciones por aplazar el apagón analógico seis meses o un año en realidad serían mínimas y sí se beneficiaría a la población de escasos recursos que aún no cuenta con los equipos para recibir la señal.

En entrevista con MILENIO, Flores destacó que no es mala idea, por el hecho de que ningún país ha apagado al 100 por ciento y no se puede aceptar que algunos mexicanos se queden sin televisión.

“Han dicho que si se aplaza el apagón, no se puede generar el desalojo de la banda de 700 y no se puede licitar la red compartida; sin embargo, hay alrededor de nueve estaciones en todo el país que operan en esa banda y la licitación de red compartida se realizará hasta el próximo año, incluso en otros países como Estados Unidos se ha licitado aun antes de estar despejada”, aseguró.

Respecto a la tercera cadena de televisión, el senador también explicó que haber movido las frecuencias de Cadena Tres, como recientemente se informó, implica que la empresa apenas va a mandar a fabricar los transmisores para poder mandar su señal, y eso les llevará seis meses mínimo, por lo que tampoco se verán tan afectados.

Destacó que para poder determinar la fecha del aplazamiento, si es que sucede, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes deberá informar al Congreso sobre el estado real de los hogares preparados para el apagón al 31 de diciembre, pues han modificado el número de hogares beneficiados en tres ocasiones diferentes.

“Primero se habló de 12.6 millones de beneficiarios, después bajaron a poco más de 10 millones y después nada más 9.4 millones; entonces ellos deben documentar muy bien por qué fueron bajando esos números cuando creció el registro de hogares en los que se deberá repartir equipo”, dijo Flores.

Jesús Romo, director de Telconomía, destacó que México es de los países latinoamericanos con más avance en cobertura de señales de televisión digital terrestre (TDT), y si el Congreso decide retrasar la fecha del apagón, deberá tomar en cuenta que en una transición, más que las fechas, la importancia es el diseño de la política.

El especialista manifestó que si una de las iniciativas contempla “resucitar” las señales analógicas en zonas donde ya se hizo el apagón, entonces se impondrá este requerimiento que puede resultar ineficiente en zonas de escasa penetración de señal y se suspenderán los avances que han hecho que México sea el único país en América Latina en apagar ciudades enteras.

Por otra parte, los respectivos coordinadores de PAN y PRD en la Cámara de Diputados, Marko Cortés y Francisco Martínez Neri, se declararon a favor de aplazar el apagón analógico para evitar que algunos sectores de la población se queden sin señal; mientras el vicecoordinador priista Jorge Carlos Ramírez llamó a hacer un análisis serio y profundo antes de tomar la decisión.

 

En riesgo, acceso de México a nuevas tecnologías: OCDE

Homozapping

Sin autor

26/10/15

De los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), 30 ya realizaron la TDT y 4, entre ellos México, aún no lo ha hecho.

México es uno de los 4 países que no ha completado la transición a la televisión terrestre (TDT) dentro del grupo de las economías más avanzadas del mundo, lo que implica una afectación en la adopción de nuevas tecnologías.

Ante la propuesta de legisladores de PAN y PRD de posponer el llamado apagón analógico entre seis y 12 meses, se corre el riesgo de que el país se rezague en abatir la brecha digital de sus pobladores, indicaron expertos.

Los especialistas reiteraron que la importancia de la transición a la TDT y el apagón analógico no solo radica en la mejor recepción de señales o el simple uso de mejores estándares de transmisión, sino que el principal beneficio del apagón es el de proveer del espectro necesario para la instalación de redes de banda ancha móvil.

Para ello, el gobierno federal tiene previsto que al 31 de diciembre se desocupe la banda de los 700 MHz por parte de las televisoras, a fin de dar cabida al proyecto de la Red Compartida, que se espera licitar el próximo año y en donde se espera una inversión de por lo menos 7 mil millones de dólares en infraestructura para fomentar nuevos negocios e impulsar la inclusión digital.

La banda de 700 MHz permite una mayor cobertura, facilidad para atravesar paredes y otras barreras físicas, además de que se requiere de menor inversión que en otras bandas al ser apta para tecnologías de cuarta generación que ya tienen economías de escala.

– See more at: http://homozapping.com.mx/2015/10/en-riesgo-acceso-de-mexico-a-nuevas-tecnologias-ocde/#sthash.vu4UzvBn.dpuf

 

 

Falta calendario para el apagón

Reforma

Rafael Aceves

27/10/15

Expertos del sector de telecomunicaciones advirtieron que se ha creado un ambiente de indefinición y especulación sobre lo que resta del apagón, aún cuando falta por retirar la señal analógica a 85 por ciento de la población objetivo.

 

Irene Levy, presidenta de Observatel, criticó que la falta de un calendario exacto de apagones anticipados colocan al proceso en la inestabilidad, situación que se agrava a raíz de las múltiples propuestas de los legisladores que van desde posponer por un año el apagón hasta regresar temporalmente el espectro retirado.

 

“Se ha creadoun ambiente de indefinición de lo que falta por apagar, si bien se tiene una fecha constitucional que cumplir, el 31 de diciembre próximo, no hay un calendario exacto del programa de ciudades y señales que se tienen que apagar de aquí a finales de año”, advirtió Levy.

Según el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), con el apagón en Monterrey y siete ciudades más el pasado 24 de septiembre se tendría cubierta a 10 por ciento de la población prevista a apagar.

 

“El reto para el Instituto Federal de Telecomunicaciones es el próximo jueves 29 de octubre, cuando concluya la señal analógica en Cuernavaca y tres ciudades más, porque esperamos que nos digan qué ciudades siguen, qué reporte tienen de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), porque sería un grave error que cayeran en una parálisis”, señaló Levy.

 

Aleida Calleja, coordinadora del Observatorio para Latinoamérica sobre Regulación, Medios y Convergencia, agregó que la SCT no está siendo clara ni contundente con las cifras de la entrega de televisiones que hay hasta el momento, lo que crea confusión.

 

“No nos sirve que nos digan que faltan 3.2 millones de televisiones por entregar, no nos están diciendo en dónde ya entregaron, cuál es el avance en las diferentes ciudades”, dijo Calleja.

 

Consideró que la SCT debe de informar que está buscando alternativas para ese 4, 6 o 10 por ciento de la población que se quedaría sin señal y cuáles serían los plazos para resolver el problema.

 

Lester García, experto en telecomunicaciones del EGAP del Tecnológico de Monterrey, dijo que urge que se den las fechas pendientes de las ciudades que se apagarán, como el Distrito Federal, Puebla, Querétaro, León, entre otras, porque el Congreso podría llevar todavía un proceso largo para debatir la prórroga del apagón total.

 

El artículo 19 transitorio de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión establece que el IFT concluirá las señales analógicas de TV una vez que se alcance un nivel de penetración del 90 por ciento de hogares de escasos recursos definidos por la Sedesol.

 

Rechazan atrasar apagón analógico

Reforma

Claudia Guerrero

27/10/15

El rechazo a que se posponga el llamado apagón analógico crece en el Senado.

 

Legisladores del PAN, PRD y PT se sumaron a las voces que exigen cumplir con el plazo establecido en la Constitución, que es el próximo 31 de diciembre.

 

Francisco Búrquez, vicecoordinador económico de los panistas, advirtió que aprobar una prórroga crearía incertidumbre jurídica, amenazaría el desarrollo del proyecto de red compartida y crearía un precedente peligroso.

 

“Los agentes tendrían la señal de que la Constitución se puede modificar sin mayor problema y sin importar la afectación a sus inversores. Lo más grave es que se afectaría la competencia y el desarrollo de los mercados de televisión.

 

“Nuevas cadenas nacionales y locales, que ya han invertido en proyectos de televisión digital, verían afectadas sus inversiones. El resultado sería menos opciones de televisión para los mexicanos y menos competencia en el sector. Mientras tanto, se continúa acaparando el espectro para ineficientes señales analógicas, un recurso muy valioso que se mantendría desperdiciado”, apuntó.

En el PRD, los senadores Angélica de la Peña, Luis Sánchez y Alejandro Encinas también se sumaron al rechazo.

 

“Debemos respetar nuestros acuerdos. No podemos legislar por consigna o porque a un sector poderoso le interese mantener el liderazgo en un sector”, afirmó Sánchez.

 

“Estoy en contra porque es favorecer a las televisoras que no han hecho las inversiones necesarias y eludir la responsabilidad del Gobierno de entregar decodificadores”, agregó Encinas.

 

Además, en coordinación con senadores del PT y MC, legisladores del PAN y el PRD convocaron a la realización de un foro, que se llevará a cabo este martes, con la finalidad, según plantearon, de exhibir los intereses económicos que están detrás de la pretensión de una prórroga.

 

Al panel fueron convocados la titular de la Unidad de Medios y Contenidos Audiovisuales del IFT, María Lizárraga; Irene Levy, presidenta de Observatel, y Mony de Swaan, ex presidente de la Cofetel, entre otros.

 

Señal en Terapia

Reporte Índigo

 

Índigo Staff

 

27 de Octubre de 2015

 

 

La señal de televisión analógica requiere de más vida.

Necesita prorrogar su estancia en México. Por eso legisladores federales y locales quieren someterla a terapia intensiva.

Y es que son millones de ciudadanos que no han podido adaptar sus televisores para recibir una señal digital y esto representa un grave problema social para el país entero.

Las alternativas para enfrentar el llamado apagón analógico, que la Constitución establece que debe hacerse a más tardar el 31 de diciembre del 2015, no han tenido los resultados esperados.

Por eso es que se ha creado un frente legislativo para solicitar al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que se detenga temporalmente esta medida.

Unos meses. Un año como máximo. En el Senado hay posturas encontradas incluso entre los que están a favor de aplazar el apagón.

El panista Javier Lozano pretende que la señal analógica se restituya en ciudades como Monterrey donde ya dejó de operar el mes pasado con afectaciones a miles de personas.

“Es una fregadera dejar a tanta gente sin señal”, expuso Lozano en entrevista.

A este regreso temporal a la señal analógica se opone el senador Zoé Robledo, que considera que dar marcha atrás donde ya inició el apagón sería un retroceso.

“Echar atrás el apagón en las ciudades donde ya se hizo sería un retroceso, sería muy costoso”, comentó el senador perredista. Para contrarrestar la brecha entre lo digital y lo análogo la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) implementó un programa para evitar que la mayoría de las personas que viven en pobreza extrema se vean afectadas por esta transición.

Para eso, echó a andar la entrega de aproximadamente 12 millones 600 mil televisores a las familias en esa situación.

Sin embargo, el impacto de este programa no ha sido el deseado, pues no todas las familias que viven en pobreza extrema lograron ser beneficiadas por ese programa.

Televisa fue la que puso el tema sobre la mesa.

La empresa estima que se afectaría a casi 9 millones de mexicanos si no se toman las precauciones adecuadas.

Tan sólo en el área metropolitana de Monterrey, el pasado 24 de septiembre cerca de un millón de personas se quedaron sin poder ver absolutamente nada en su televisor, pues no fueron beneficiados con los televisores que regaló el Gobierno Federal.

La siguiente ciudad en hacer este ejercicio será Cuernavaca.

Está previsto que el próximo 29 de octubre se realice la transición Digital Terrestre.

Pero igual que en otras entidades, la Ciudad de la Eterna primavera no está cien por ciento preparada para esa transición.

De los 32 mil 961 hogares registrados en el padrón de la SCT se distribuyeron 24 mil 614 televisores con capacidad para recibir señas digital.

Es decir que el 25.8 por ciento de los hogares de escasos recursos no podrán recibir señal digital, o mejor dicho, no recibirán señal alguna.

Además de que en una encuesta realizada por el Gabinete de Comunicación Estratégica arrojó el dato de que en al meno 58 por ciento de los hogares de Cuernavaca no cuenta con un decodificador para recibir la señal digital.

Morelos presiona

El Congreso de Morelos está empujando la iniciativa de que la prórroga para la entrada en vigor de la señal digital sea una realidad.

A través del presidente del Congreso local, el priista Francisco Moreno Merino se envió una carta al presiente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Gabriel Contreras, para hacerle la solicitud.

En la misiva el legislador insiste en que la transición a la señal digital afectaría no sólo al área metropolitana de Cuernavaca ya que ahí se concentran las repetidoras para todo el estado.

Es decir que por ser en esa ciudad la afectación abarcaría a la mayor parte de la entidad. Moreno Merino alerta que el caso de Cuernavaca sea aún peor que el de Monterrey.

Por eso insiste en que se debe de tomar como ejemplo lo que pasó en la Ciudad del norte, en donde las propias autoridades también solicitaron que se tomaran medidas para no afectar a miles de usuarios pero esto no fue posible.

Francisco Moreno Merino argumenta que ante situaciones como el Huracán Patricia o cualquier desastre natural la televisión es la única forma de informarse.

Ese se ha convertido en uno de los principales argumentos de legisladores locales y federales para defender el proyecto de prórroga de la entrada en vigor del apagón analógico. Marcha atrás?

¿Marcha atrás?

En su propuesta, Javier Lozano señala que, temporalmente, se debe dar marcha atrás en el apagón analógico en las ciudades donde recientemente ha entrado en vigor.

Por ejemplo, en Monterrey y 12 municipios cercanos, donde se calcula que alrededor de 160 mil hogares se quedaron sin televisión desde el 24 de septiembre pasado, cuando entró en vigor la medida.

“Yo estoy proponiendo que, en la medida de lo posible, en esas ciudades se restituya la señal analógica hasta que llegue el nuevo calendario (…) claro que se puede, al menos en los apagones recientes.

“Es una fregadera dejar a tanta gente sin señal”, expuso Lozano en entrevista.

A este regreso temporal a la señal analógica se opone el PRD, bancada que ha planteado que en las ciudades donde ya se inició el apagón, dar marcha atrás sería un retroceso.

Zoé Robledo explicó que dar marcha atrás y regresar a la señal analógica en donde ya se hizo la conversión sería muy costoso por las implicaciones técnicas y económicas que traería consigo.

“Nosotros planteamos que donde ya se apagó, no haya “encendido” por una razón: parte del apagón tiene que ver con liberar la banda de 700 mhz para la Red Compartida. Echar atrás el apagón en las ciudades donde ya se hizo sería un retroceso, sería muy costoso.

“Primero, costoso para el Estado por echar atrás un proceso; segundo, para la población, que con la liberación de la banda de 700 mhz podría beneficiarse de la Red Compartida con una oferta de servicios de telecomunicaciones (móvil y banda ancha) más amplia y a menor costo”, afirmó Robledo en entrevista.

Además, perdería también la nueva cadena de televisión abierta porque no estaría en condiciones de transmitir en señal analógica, por lo que entraría al aire hasta que se llevara a cabo el apagón.

 

Falta calendario para el apagón

Mural

 

Rafael Aceves

 

27 de Octubre de 2015

 

 

Expertos del sector de telecomunicaciones advirtieron que se ha creado un ambiente de indefinición y especulación sobre lo que resta del apagón, aún cuando falta por retirar la señal analógica a 85 por ciento de la población objetivo.

 

Irene Levy, presidenta de Observatel, criticó que la falta de un calendario exacto de apagones anticipados colocan al proceso en la inestabilidad, situación que se agrava a raíz de las múltiples propuestas de los legisladores que van desde posponer por un año el apagón hasta regresar temporalmente el espectro retirado.

 

“Se ha creado un ambiente de indefinición de lo que falta por apagar, si bien se tiene una fecha constitucional que cumplir, el 31 de diciembre próximo, no hay un calendario exacto del programa de ciudades y señales que se tienen que apagar de aquí a finales de año”, advirtió Levy.

Según el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), con el apagón en Monterrey y siete ciudades más el pasado 24 de septiembre se tendría cubierta a 10 por ciento de la población prevista a apagar.

 

“El reto para el Instituto Federal de Telecomunicaciones es el próximo jueves 29 de octubre, cuando concluya la señal analógica en Cuernavaca y tres ciudades más, porque esperamos que nos digan qué ciudades siguen, qué reporte tienen de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), porque sería un grave error que cayeran en una parálisis”, señaló Levy.

 

Aleida Calleja, coordinadora del Observatorio para Latinoamérica sobre Regulación, Medios y Convergencia, agregó que la SCT no está siendo clara ni contundente con las cifras de la entrega de televisiones que hay hasta el momento, lo que crea confusión.

 

“No nos sirve que nos digan que faltan 3.2 millones de televisiones por entregar, no nos están diciendo en dónde ya entregaron, cuál es el avance en las diferentes ciudades”, dijo Calleja.

 

Consideró que la SCT debe de informar que está buscando alternativas para ese 4, 6 o 10 por ciento de la población que se quedaría sin señal y cuáles serían los plazos para resolver el problema.

 

Lester García, experto en telecomunicaciones del EGAP del Tecnológico de Monterrey, dijo que urge que se den las fechas pendientes de las ciudades que se apagarán, como el Distrito Federal, Puebla, Querétaro, León, entre otras, porque el Congreso podría llevar todavía un proceso largo para debatir la prórroga del apagón total.

 

El artículo 19 transitorio de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión establece que el IFT concluirá las señales analógicas de TV una vez que se alcance un nivel de penetración del 90 por ciento de hogares de escasos recursos definidos por la Sedesol.

 

Rechazan atrasar apagón analógico

Mural

 

Claudia Guerrero

 

27 de Octubre de 2015

 

 

El rechazo a que se posponga el llamado apagón analógico crece en el Senado.

 

Legisladores del PAN, PRD y PT se sumaron a las voces que exigen cumplir con el plazo establecido en la Constitución, que es el próximo 31 de diciembre.

 

Francisco Búrquez, vicecoordinador económico de los panistas, advirtió que aprobar una prórroga crearía incertidumbre jurídica, amenazaría el desarrollo del proyecto de red compartida y crearía un precedente peligroso.

 

“Los agentes tendrían la señal de que la Constitución se puede modificar sin mayor problema y sin importar la afectación a sus inversores. Lo más grave es que se afectaría la competencia y el desarrollo de los mercados de televisión.

 

“Nuevas cadenas nacionales y locales, que ya han invertido en proyectos de televisión digital, verían afectadas sus inversiones. El resultado sería menos opciones de televisión para los mexicanos y menos competencia en el sector. Mientras tanto, se continúa acaparando el espectro para ineficientes señales analógicas, un recurso muy valioso que se mantendría desperdiciado”, apuntó.

 

En el PRD, los senadores Angélica de la Peña, Luis Sánchez y Alejandro Encinas también se sumaron al rechazo.

 

“Debemos respetar nuestros acuerdos. No podemos legislar por consigna o porque a un sector poderoso le interese mantener el liderazgo en un sector”, afirmó Sánchez.

 

“Estoy en contra porque es favorecer a las televisoras que no han hecho las inversiones necesarias y eludir la responsabilidad del Gobierno de entregar decodificadores”, agregó Encinas.

 

Además, en coordinación con senadores del PT y MC, legisladores del PAN y el PRD convocaron a la realización de un foro, que se llevará a cabo este martes, con la finalidad, según plantearon, de exhibir los intereses económicos que están detrás de la pretensión de una prórroga.

 

Al panel fueron convocados la titular de la Unidad de Medios y Contenidos Audiovisuales del IFT, María Lizárraga; Irene Levy, presidenta de Observatel, y Mony de Swaan, ex presidente de la Cofetel, entre otros.