Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Telecomunicaciones

Telecomunicaciones (internet, telefonía fija y celular, televisión de paga)

­Infraestructura

Telmex pagaría a televisoras por retransmisión de señales

Informador

No hay

27 de agosto del 2015

La merma para la compañía de Carlos Slim sería de alrededor de mil millones de pesos

CIUDAD DE MÉXICO (27/AGO/2015).- Telmex tendría que pagar a Televisa y TV Azteca los derechos de retransmisión de señales por los que se habría beneficiado tras su asociación con Dish México, dijeron expertos.

El lunes, América Móvil informó que fue notificado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) sobre el inicio de diversos procedimientos en torno a una posible violación de su título de concesión por haberse beneficiado de la gratuidad del must offer y haber transmitido señales de televisión a través de su plataforma de internet Uno TV. “Con base en los ingresos anuales de América Móvil y el pago de los derechos de retransmisión, la multa y la retribución a Televisa y TV Azteca sería de al menos mil millones de pesos”, calculó Ernesto Piedras, director de The Competitive Intelligence Unit (CIU).

Gerardo Soria, presidente del Instituto del Derecho en las Telecomunicaciones (IDET), agregó que en caso de una sentencia definitiva en su contra, Telmex debería pagar no sólo a Televisa y TV Azteca, sino a los organismos públicos que también transmiten en señal abierta y coincidió en que la merma para la compañía de Carlos Slim sería de alrededor de mil millones de pesos. “Tendría que llegar a un acuerdo en los pagos, pero en caso de que no se llegue a ninguno el IFT tendría que determinarlo”, señaló. El martes, las acciones de América Móvil llegaron a caer 1.5 por ciento en la Bolsa Mexicana Valores (BMV), pero recortaron las pérdidas hacia el final de la jornada y cerraron con una baja de 0.4 por ciento. En lo que va del 2015, acumulan una reducción de 10 por ciento. El comportamiento de la acción, de acuerdo con Gerardo Soria, no tuvo gran efecto debido a una comunicación imprecisa. Juan Eduardo Hernández, analista de Grupo Financiero Ve por Más, dijo que no esperan un impacto tan fuerte, pues anteriormente las empresas ya fueron multadas por no notificar su concentración. En enero pasado, el IFT determinó que existió la asociación no notificada entre ambas empresas y sancionó a Dish México con 43 millones de pesos y Telmex con 43 millones de pesos. El Financiero publicó el Resumen Ejecutivo del Proyecto Alpha, que revela los contratos entre Dish y Telmex en febrero del 2014.

­

 

 

Competencia

  1. Legislación en materia de telecomunicaciones

SCT sugiere unir esfuerzos tras reformas en telecomunicaciones

El Universal

Notimex

27 de agosto de 2015

La subsecretaria de Comunicaciones de la SCT, Mónica Aspe Bernal, opinó que sólo mediante la conjunción de esfuerzos entre los sectores público y privado es posible mejorar los logros alcanzados con las reformas en telecomunicaciones y radiodifusión.

En el marco de la 87 Convención del Consejo Directivo de la Cámara de la Industria de Radio y Televisión (CIRT), enfatizó que los retos que ha planteado la reforma para alcanzar mayor calidad, cobertura, competencia, certidumbre y convergencia en los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión “no han sido menores”.

Pero, “como se demuestra con los avances y los resultados a la fecha, dichos retos son superables si contamos, como hasta ahora, con el apoyo y coordinación entre el gobierno de la república, el Ifetel y los concesionarios de telecomunicaciones y radiodifusión, cada cual desde el papel que marcan nuestras leyes”, apuntó.

Ante concesionarios y permisionarios de la industria, la funcionaria de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) agregó que “el diálogo en esta era de transformación estructural es más importante que nunca”.

A su vez, Aspe Bernal señaló que la posición de México en el mundo está cambiando en materia de telecomunicaciones y radiodifusión a partir de la puesta en marcha de las nuevas reformas, con resultados concretos en cinco puntos básicos.

Mencionó que México mejoró 10 posiciones en el índice anual de preparación para la conectividad del Foro Económico Mundial y subió del lugar 79 en 2014 al 69 en el presente año.

Un segundo punto, es el hecho de que de diciembre de 2012 a diciembre de 2014, las suscripciones de banda ancha móvil prácticamente se duplicaron al pasar de 24 a 43 suscripciones por cada 100 habitantes.

Es decir, “todo lo construido en banda ancha móvil durante los años anteriores se duplicó en tan solo dos años. Así, más mexicanos tienen acceso a internet y aprovechan las ventajas que esta tecnología les ofrece”, resaltó.

Un tercer punto es la baja en los precios de los servicios de telecomunicaciones. De enero de 2014 a junio de 2015, el precio de la larga distancia internacional se redujo 40 por ciento y el de telefonía móvil 15 por ciento, además se eliminó el cobro de larga distancia nacional.

Como cuarto punto, expuso que entre 2012 y 2014 el sector de telecomunicaciones creció al doble que la economía en su conjunto, y en particular, en el primer trimestre de 2015 aumentó 6.5 por ciento a tasa anual, es decir, 2.6 veces que el crecimiento de la economía general.

Como último, la inversión extranjera directa se permite ahora hasta en un 100 por ciento en telecomunicaciones y como resultado se han logrado atraer inversiones al sector por cerca de nueve mil millones de dólares; y en radiodifusión se permite al 49 por ciento con reciprocidad.

Aspe Bernal añadió a que gracias a que la SCT ha dejado atrás sus funciones de regulación, que hoy corresponden al Ifetel, se ha dado paso a una nueva etapa como encargada de ejecutar la política pública al acceso universal a los servicios de telecomunicaciones y de radiodifusión.

 

 

Las políticas públicas en Telecom fracasaron al quedar en manos de la SCT, critican analistas

Sin Embargo

Por Daniela Barragán

Agosto 28, 2015 – 00:03h

Ciudad de México, 28 de agosto (SinEmbargo).– Tras la aprobación de la Reforma en Telecomunicaciones, las políticas públicas en materia, es decir, la Transición Digital Terrestre (TDT), la Red Troncal y la Red Compartida, proyectos que tienen como principal objetivo el acercamiento de contenidos audiovisuales de mejor calidad y de alcanzar una mayor cobertura de telefonía e Internet, quedaron en manos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), que de acuerdo con especialistas en el tema, ha fallado en la implementación de estos, al darles fines políticos.

En ese contexto, el entorno económico podría poner en duda una puesta en marcha satisfactoria.

México ha retrasado estas políticas que en el mundo se realizaron hace más de dos décadas. 2015 es el año crucial para la Red Compartida y la TDT, ya que para la primera, se realizará el proceso de licitación en octubre, mientras que la segunda tiene como fecha límite de implementación el 31 de diciembre.

Esto último es considerado por los expertos como un factor clave. Para Ernesto Piedras, director General del Competitive Inteligence Unit, consultoría especializada en regulación de telecomunicaciones, los objetivos de la reforma son ambiciones muy altas que se buscan implementar con mecanismos aceleradores, “se pone la fecha y se intenta forzar al sistema para llegar. Eso lleva al fracaso de Tijuana en la primera edición del apagón la red analógica, que poco tiempo después se encendió de nuevo porque no estaban las condiciones”.

Sostuvo que un factor que durante la discusión de la Reforma y sus leyes secundarias no se previó fue el de las finanzas públicas y la situación de la economía mexicana, y que ahora pueden dificultar la calendarización. “Esta administración va en un buen cauce, pero se tiene un récord de postergación en las fechas”, agregó.

Para el ex comisionado de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel, hoy Instituto Federal de Telecomunicaciones), Mony de Swaan Adatti, el hecho de que en México no se haya avanzado en la cobertura fija y móvil de Internet, es porque la SCT ha encontrado en las telecomunicaciones y en la radiodifusión, herramientas políticas y electorales.

“México tenía los índices más bajos de inversión privada per cápita en telecomunicaciones, pero también pública. El Estado dejó de invertir en las telecomunicaciones de este país y la forma que se encontró fue la de establecer proyectos de infraestructura muy ambiciosos: la Transición Digital Terrestre, la Red Troncal y la Red Compartida. En la ejecución de políticas públicas vamos muy mal […] Extrañamente, toda esa parte donde peor vamos, es la que le corresponde a la Secretaría”, comentó en una entrevista con este diario digital.

Gonzalo Rojón, director de Análisis del CIU, planteó que otro de los problemas de la SCT es que no ha implementado una campaña informativa dirigida a la industria, a la academia y a la población sobre lo que son estas políticas y la forma en que se implementarán. “La migración luce complicada. El país sí está para ponerse metas altas, siempre y cuando sus políticas públicas sean efectivas y realistas”, comentó.

EL RETO DEL APAGÓN

Para la Transición Digital Terrestre (TDT) se prevé que la entrega de 13.8 millones de pantallas planas con un costo de 26 mil millones de pesos, y constitucionalmente se determinó que la fecha para la conclusión de las Transmisiones Analógicas en todo el país sea a más tardar el 31 de diciembre de 2015.

“La migración a la televisión digital la hizo todo el mundo, pero dadas las características estructurales del país se ponen objetivos muy altos, ya que no sólo es la repartición de decodificadores sino aparatos de televisión en un país con un porcentaje de la población en pobreza muy grande. En la TDT se viene arrastrando un problema de origen; desde la Cofetel hace tres años se diseñó mal, porque en lugar de hacer el diagnóstico, identificar los requerimientos, garantizar los recursos y luego concretar el apagón analógico, parece que hubo una obsesión por la fecha, en lugar de analizar cuándo podría llegarse a él”, comentó Piedras.

Información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señala que para 2013, en ocho ciudades del norte del país, que es la región con mayor penetración de televisores digitales, el 28 por ciento declararon no haber escuchado sobre la televisión digital y en el caso de haber escuchado, declararon que sus fuentes de información no son instancias oficiales. De los 31 millones de hogares, el 25.8 por ciento cuentan con televisor digital, mientras que el 69 por ciento tienen solamente televisores analógicos; el 5.2 por ciento de los hogares no contaban con televisor.

En México de los 31 millones de hogares, el 25.8 por ciento cuentan con televisor digital y el 69 por ciento tienen televisores analógicos. El 5.2 por ciento restantes, no cuenta con televisor.

De acuerdo con la SCT, hasta el momento se han entregado 2 millones 840 mil 402 televisiones a la población en México con menores recursos –a cada uno de los 13.8 millones de hogares inscritos en los programas de la Secretaría de Desarrollo Social–, ya que se tiene programado que el 100 por ciento de la cobertura esté para el mes de agosto.

“Mónica [Aspe Bernal, Subsecretaria de la SCT] dice que se cumplirá el plazo, pero heredó una situación que no ha avanzado en los primeros dos años como se debía. Veremos si cumplen el 31 de diciembre; extrañamente encontraron la veta política que fue repartir televisiones en época electoral. Es una tragedia de las agencias con corte político encargadas de políticas públicas, pero es una tragedia que vivimos siempre”, dijo al respecto De Swaan.

Los puntos donde más aparatos se entregarán son las delegaciones Gustavo A. Madero e Iztapalapa, en el Distrito Federal; Toluca, Atlacomulco, Ecatepec, Valle de Chalco, Chalco, Nezahualcóyotl y Chimalhuacán, en el Estado de México, así como en el estado de Puebla.

Gonzalo Rojón consideró que la evaluación previa al apagón debe ser muy importante, ya que no se pueden tomar en cuenta sólo las televisiones que fueron entregadas por vía del gobierno, ya que hay mucha gente que no tiene televisión de paga, pero tampoco es parte de padrón de programas de la Sedesol, que también se utilizó para elegir a los beneficiarios de las televisiones.

“Se puede cumplir la entrega de todas las televisiones, pero que aun así, cuando se haga el levantamiento para verificar que efectivamente más del 90 por ciento de la población tiene televisión digital, quizá no se alcance ese objetivo. Si los resultados son muy bajos con lo que respecta a la meta, definitivamente no se podría hacer el apagón, sería grave dejar a miles de personas sin televisión”, agregó.

El pasado 25 de agosto, la SCT pospuso el fallo de la licitación de las últimas 3.6 millones de televisiones digitales que se repartirán para el apagón digital, debido a que el costo de algunos de los materiales con los que se fabrican los televisores provienen de otros países, y ante el alza del dólar frente al peso, los precios se han disparado.

INCERTIDUMBRE EN LAS REDES DE COBERTURA

Otros datos del Inegi muestran que de los 12 millones de hogares que tienen computadora en México, sólo el 16 por ciento cuenta con conexión a Internet.

Según el Módulo sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares 2014 (MODUTIH 2014) del Instituto, dos de cada tres hogares (67.2 por ciento) que no cuentan con red reportaron la falta de recursos económicos como la principal limitante para contar con la conexión, en tanto que uno de cada seis señaló carecer de interés o necesidad de disponer del servicio.

La Red Compartida es un proyecto que busca acelerar la disponibilidad y el acceso a servicios de banda ancha en todo el país, a través de una red de servicios móviles que desagregará toda su estructura para comercializarla a servicios a concesionarios y comercializadoras de telecomunicaciones para que lleguen a los usuarios.

La licitación, pasó de tener un presupuesto de 10 mil a 7 mil millones de dólares. El modelo será bajo una asociación público-privada, y puede tener hasta 100 por ciento de inversión extranjera directa. El ganador o ganadores diseñarán la red, la financiarán y se encargarán del despliegue, operación y comercialización, y permitirá a los operadores de servicios de telecomunicaciones ofrecer, de manera más efectiva, mejores servicios de voz, datos y video a los usuarios finales.

Para Ernesto Piedras, el modelo “público-privado” puede tener riesgos derivados de la situación económica nacional e internacional, ya que aunque se trate de inversión privada de hasta 100 por ciento las turbulencias financieras se traducen en inestabilidad macroeconómica, desempleo, desaceleración del crecimiento del Producto Interno Bruto y menor disponibilidad de recursos de esta empresas, así como los precios del equipamiento que por lo regular son en dólares.

De acuerdo con la información de la SCT, la Red Compartida funcionará acorde a los estándares internacionales, precios competitivos y no discriminará a operadores y comercializadoras; tendrá obligaciones de cobertura y utilizará al menos 90 MHz de los 700 MHz de la Red Troncal y que también posee el espectro que fue liberado para la Transición Digital Terrestre.

La donación de fibra óptica la Comisión Federal de Electricidad (CFE), será la nueva red troncal. Funcionará como la vía de transporte para datos de información de los operadores de telecomunicaciones, sobre todo en las zonas en las que actualmente no hay cobertura y al haber más mercado, se asegura que la competencia será más justa, y al mismo tiempo habrá una disminución en los precios del servicio. La SCT indicó que el pasado julio recibió 39 manifestaciones de interés para la licitación.

“La red troncal es un modelo muy extraño en el cual sólo un país ha hecho algo similar y es Kenia. Lo que se ha hecho con el espectro de la banda de los 700 MHz es que se licita a los operadores y la ponen a trabajar. Aquí hay incertidumbre sobre cómo será manejada, si el Gobierno federal o algunos operadores. A la fecha no sabemos cómo se hará y se está haciendo de la forma contraria a como lo hace el resto del mundo y que ha funcionado. Eso siempre incluye un riesgo mayor de que el proyecto fracase”, comentó Gonzalo Rojón en entrevista paraSinEmbargo.

Esta Red, de acuerdo con lo estipulado en la Reforma Constitucional, prestará servicios de telecomunicaciones cuando en una población no haya operadores que lo hagan, esto con el objetivo de incrementar la cobertura nacional.

La puesta en marcha de estas redes podría modificar en gran medida el mercado de la telefonía y de la Internet, donde Telmex y Televisa poseen más del 80 por ciento del mercado de la telefonía y banda ancha fija, mientras que Telcel y Telefónica, poseen el 87 por ciento del mercado de la telefonía móvil.