Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Libertad de expresión

Libertad de expresión

 

Agresiones contra periodistas o medios

Periodista de Al Jazira apela al perdón del presidente egipcio

El Universal

EFE

30 de agosto de 2015

El australiano Peter Greste, uno de los tres periodistas de la cadena catarí Al Jazira condenados a tres años de cárcel en Egipto, apeló hoy al perdón del presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi.

“En ausencia de cualquier prueba en nuestra contra, la única conclusión que uno puede alcanzar es que el veredicto tuvo una motivación política”, afirmó Greste, que fue condenado en rebeldía ya que fue deportado a Australia el pasado febrero.

“El presidente Sisi ahora tiene la oportunidad de deshacer esta injusticia, corregir esta injusticia. Los ojos el mundo está sobre Egipto”, señaló el periodista, según la cadena australiana ABC.

“Depende del presidente Sisi hacer lo que dijo que haría antes que es que nos perdonaría una vez que fuéramos condenados”, añadió.

Greste no tendrá que cumplir la condena, pero sus compañeros, el egipcio Baher Mohamed y el canadiense Mohamed Fahmy, fueron detenidos sin poder despedirse de sus familiares el sábado tras escuchar el veredicto en un tribunal de El Cairo.

La Justicia egipcia condenó a tres años de prisión a los tres periodistas por “difundir noticias falsas para dañar a Egipto”, en un proceso muy criticado por ONG internacionales y que la abogada de uno de los procesados calificó de “fiasco”.

Junto a ellos, otros tres imputados fueron encontrados culpables de los mismos cargos, entre los que se encontraba el de trabajar en el país sin los permisos pertinentes.

El caso es conocido en Egipto como el de “la célula del Marriott”, por ser ese el hotel de la capital donde los periodistas tenían sus oficinas y donde fueron detenidos tras el golpe de Estado del 3 de julio de 2013.

El Gobierno y el presidente de Egipto han sostenido en varias ocasiones que no hay ningún periodista encarcelado en el país por delitos relacionados con la libertad de expresión o por el ejercicio de su profesión.

 

Sin embargo, para numerosas ONG, como la organización de defensa de los Derechos Humanos Amnistía Internacional (AI), los veredictos de son una “afrenta contra la justicia y suenan como si fueran la pena de muerte para la libertad de expresión en Egipto”.

La televisión catarí Al Yazira fue uno de los canales que más voz dio a los Hermanos Musulmanes y a sus simpatizantes tras la asonada militar que derrocó en 2013 al presidente islamista Mohamed Mursi, dirigente de la cofradía.

 

—————

 

Oaxaca acumula 177 agresiones a periodistas y activistas en lo que va del año

24 Horas

Nadia Altamirano Díaz

29 de agosto del 2015

En lo que va de 2015, la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) ha contabilizado 98 agravios en contra de 60 activistas y 79 más en contra de periodistas, sin embargo no precisa datos por sexo.

 

Durante el conversatorio “Hacia la construcción de una protección integral con perspectiva de género para periodistas y personas defensoras de Derechos Humanos (DH) de Oaxaca”, el coordinador del programa global de protección a periodistas de la organización Artículo 19, Ricardo González, dijo que 49 periodistas y 60 defensores han enfrentado algún tipo de agresión, y advirtió que existe un riesgo de que se duplique el número de personas que van a enfrentar un patrón de violencia.

“Tenemos que trabajar más en la prevención y evaluación de riesgos antes de que lleguen las agresiones”, resaltó durante su participación e hizo ver la urgente necesidad de crear políticas públicas en estos rubros.

Tienen que hacerse políticas públicas instrumentadas por personas con visión y compromiso, tanto con las víctimas y la defensa de los DH; es gravísimo tener policías con visiones militaristas tratando de dar protección, reflexionó González, para quien la peor política de protección es aquella que no existe: “Tenemos que fortalecerla porque lamentablemente las situaciones de violencia y exclusión se están incrementando”.

Además de los asesinatos, las amenazas, la difamación, la vigilancia a domicilios y el hostigamiento son las agresiones que enfrentan las y los defensores, ante lo cual Jesica Sánchez Maya, de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad-Oaxaca, dijo que el actuar del Estado “se está quedando corto en cuanto a la protección”.

Y agregó: “Tenemos preocupación porque los derechos que están poniendo en mayor riesgo a las defensoras es la defensa de la tierra y el territorio, los derecho

s sexuales y reproductivos, así como los derechos de las mujeres”.

 

Asimismo lamentó que Oaxaca ocupe los primeros lugares en agresiones a periodistas y defensoras, e hizo notar que a falta de sanciones la impunidad genera la permisibilidad de más delitos de este tipo, porque “el mensaje que se da es que se permiten este tipo de agresiones porque quienes las cometen no están en la cárcel”.

 

Marco Leyva Madrid, de Servicios para una Educación Alternativa (Educa), se refirió a los riesgos que las y los defensores enfrentan en las comunidades de Oaxaca, donde se vive “lo más rudo y violento de este sistema”: cacicazgos políticos y económicos, crimen organizado y grupos armados irregulares.

Para Clara Morales, directora de Ojo de Agua, es en el ámbito comunitario donde existe el reto mayor de garantizar el ejercicio de las garantías de periodistas y defensores, ya que muchas veces en las localidades las personas juegan un doble papel como comunicadores y defensores.

Fue el fiscal especial para la Protección de Periodistas de la DDHPO, quien con cifras detalló la situación de violencia en Oaxaca: 98 agravios contra 60 defensoras y defensores; 10 casos en específico en contra de colectivos u organizaciones, y nueve asesinatos que “no han sido casos escandalosos porque suceden generalmente en el ámbito rural y no se les identifica como defensores”.

El conteo en los primeros ocho meses de este año en materia de libertad de expresión son 79 agravios en contra de 49 periodistas, cuatro de ellos asesinados.

 

 

El acoso a medios tiene rostro: Rubalcava, un empleado de Televisa, una RP y uno “de prensa”

Sin Embargo

Redacción

29 de agosto de 2015

La Unidad Científica de la Policía Federal realiza una investigación en la que identificó una red que involucra a políticos, un empleado de Televisa y hasta a una representante artística en operaciones relacionadas con ataques en contra de medios de comunicación, periodistas y representantes de partidos de oposición. Usan a las redes sociales, incluso de personajes reconocidos, para instrumentar campañas de desprestigio.

A través de la orden de un juez federal para intervenir teléfonos de los involucrados fue posible constatar que uno de los principales involucrados es Adrián Rubalcava Suárez, ex Delegado de Cuajimalpa y próximo Diputado de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), quien se considera a sí mismo ahijado político del ex Presidente Carlos Salinas de Gortari.

En el equipo también se encuentra Juan Carlos Zaragoza Ríos, empleado de Televisa y quien opera con trabajadores propios, familiares, incluso hasta menores de edad, para coordinar campañas de desprestigio y difamación a través de las redes sociales. Se hace llamar “Jefe de Operaciones Estratégicas en Medios Digitales de Televisa” pero, en realidad, es “Jefe de Análisis de Contenido”.

Alejandro Emiliano Zapata Sánchez, ex director de Comunicación Social de Cuajimalpa, otra ficha del equipo, es un operador directo de las campañas de acoso contra periodistas y políticos y está grabado en conversaciones con Zaragoza.

La cuarta persona mencionada en esta red es Danna Vázquez, una representante de artistas -como la cantante Belinda-, que fue involucrada en el uso de cuentas de sus clientes para promover al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) –también partido de Rubalcava–.

El equipo de Zaragoza atacó recientemente a Aristegui Noticias, a SinEmbargo, a un periodista de Grupo Imagen, al sitio Cuna de Grillos y a otros medios y comunicadores de la capital y del interior del país. Se cree que ataques similares fueron recibidos al menos por el periódico Reforma, aunque el periodo de las escuchas no alcanzó a documentarlo.

SinEmbargo tuvo acceso a la investigación y a través de cuatro entregas publicadas a lo largo de la semana evidenció no sólo el contenido de las escuchas telefónicas, sino también el entramado de cómo opera esta red para difamar y obligar a medios de comunicación a quitar contenidos que afectan la imagen de personas para quienes trabajan, como el ex Gobernador priista de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán.

Incluso, se pone de manifiesto el supuesto pago a una agente del Ministerio Público que tenía a su cargo la investigación sobre el ataque del que fue objeto este medio electrónico en octubre del año pasado.

PRIMERA PARTE

En la primera entrega, el equipo de SinEmbargo describió cómo la Policía Federal (PF) contribuyó con más de 30 intervenciones telefónicas que dan cuenta de la relación del ex Delegado de Cuajimalpa con el trabajador de Televisa, como parte de una investigación que está en manos de la Fiscalía Especial de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión (FEADLE).

Queda constancia de cómo Zaragoza Ríos instruyó, aparentemente a un menor de edad a que dijera que el ex coordinador de Equidad de Género y Diversidad Sexual del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Veracruz, Pedro Zarrabal Rodríguez, lo había contactado en el café La Parroquia para ofrecerle un trabajo. Que luego lo había drogado y después, lo había violado y contagiado con VIH.

SEGUNDA PARTE

Mediante el uso de distintos personajes para registrar ante el INDAUTOR (Instituto Nacional del Derecho de Autor) fotos de políticos que aparecen en redes sociales, el equipo intimida a medios de comunicación y periodistas con el objetivo de que bajen imágenes comprometedoras.

Un ejemplo es la fotografía del ex Gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, en compañía de Francisco “Pancho” Colorado Cessa, un empresario originario de Veracruz, acusado en Estados Unidos de nexos con el cártel de Los Zetas. La imagen fue publicada por Aristegui Noticias, que a su vez le atribuyó el crédito al diario Reforma, este equipo amenazó al sitio de noticias con la intención de quitar la imagen bajo la consigna de que si no lo hacían, emprendería acciones legales.

TERCERA PARTE

En esta parte se describe como en las grabaciones de la Unidad Científica de la Policía Federal (PF) mediante orden del Juez Primero Federal Penal Especializado en Cateos, Arraigos e Intervención de Comunicaciones con competencia en toda la República y competencia en el Distrito Federal, queda de manifiesto un presunto soborno en contra de una agente del Ministerio Público de la FEADLE, quien en un inicio pedía 6 mil pesos para entorpecer la denuncian que interpuso SinEmbargo en octubre del año pasado luego de una campaña de difamación y amenazas en contra de su personal.

CUARTA PARTE

Adrían Rubalcava y Juan Carlos Zaragoza Ríos, según las escuchas, hablan de pagos en dólares y en pesos, ya no sólo por atacar a medios de comunicación, sino también a enemigos políticos como el Diputado perredista Luis Espinoza Cházaro. Platican también del posible uso de cuentas de redes sociales de personajes de Televisa, como las del conductor Joaquín López Dóriga, para mantener sus campañas de acoso.

 

 

Censura

Ramos: “Ante Donald Trump sólo cabe la confrontación”

El Universal

EFE

30 de agosto de 2015

El periodista Jorge Ramos, expulsado esta semana de una rueda de prensa por Donald Trump, considera que frente al precandidato republicano “sólo cabe la lucha y la confrontación, porque el tiempo del apaciguamiento ya pasó”.

Presentador estrella de la cadena hispana Univisión, Ramos se ha convertido en los últimos días en protagonista de la campaña electoral por su enfrentamiento público en Iowa con el magnate neoyorquino, que lidera las encuestas republicanas a poco más de un año de las elecciones para la Casa Blanca.

En una entrevista con Efe, Ramos revivió el incidente que ha dado la vuelta por las televisiones de todo el mundo y se mostró convencido de que Trump “cometió un grave error” al expulsarle de la rueda de prensa, porque, de hecho, “se vio obligado a rectificar apenas 10 minutos después” y a contestar las preguntas del informador, aunque de manera desafiante y poco precisa.

Con treinta años de profesión a sus espaldas, este periodista de origen mexicano y con nacionalidad estadounidense considera que frente a Donald Trump “ha llegado el momento de tomar partido”, pues sus palabras y sus acciones contra los migrantes indocumentados “son muy peligrosas”.

Para desgracia de otros candidatos, como Jeb Bush o Marco Rubio, Donald Trump acapara todo el protagonismo republicano desde que calificó de “violadores y narcotraficantes” a los migrantes, defendió la expulsión de once millones de indocumentados y propuso levantar un muro a lo largo de la frontera con México.

“Trump sólo ofrece terror, está proponiendo la mayor deportación masiva de la historia moderna, y frente a un discurso tan peligroso sólo cabe la confrontación”, asegura Ramos, considerado uno de los periodistas más influyentes de Estados Unidos.

“Me tomo muy en serio lo que dice Donald Trump. Acusarlo de payaso es una equivocación, porque va ganando en las encuestas y podría ser presidente de Estados Unidos”, advierte el periodista, que además de su programa en español en Univisión tiene también un espacio en inglés a través de la cadena Fusion.

“Yo soy sólo un periodista que hace preguntas, pero algunas veces como periodistas estamos obligados a tomar partido, y de manera especial “en casos de racismo, discriminación, corrupción, mentiras públicas, dictaduras y defensa de los derechos humanos”, subraya el periodista, que prefiere dar esta batalla “ahora, y no después de que Trump sea elegido presidente”.

Acusado por algunos colegas de traspasar las fronteras del periodismo para adentrarse en el “activismo”, Ramos replica que “cuando un periodista toma partido, estamos viendo lo mejor de nuestra profesión”.

“Cuando el ‘Washington Post’ obligó a dimitir a Nixon, estaba tomando una posición”, recuerda Ramos.

Frente al problema migratorio y el muro en la frontera que quiere construir Donald Trump, Ramos defiende que la solución no pasa por expulsar a once millones de indocumentados sino por “integrarlos”.

“La solución está ahí desde hace años. En lugar de expulsar, los íntegras, eso es lo que EU ha hecho desde hace doscientos años”, defiende el periodista.

“Y la mejor forma de integrarlos es legalizándolos y ofrecerles un camino a la ciudadanía. Eso es lo que hace un país decente y generoso”, agrega Ramos, quien no cree que esta postura sea poco realista y no se pueda llevar adelante.

A su juicio, las naciones más poderosas se definen por “ayudar y proteger a los más débiles”, y eso vale para Estados Unidos “y también para Europa”, que estos meses registra también una importante ola migratoria.

En el caso de Ramos, el periodista recuerda que Estados Unidos fue con él “un país extraordinariamente generoso”, porque cuando llegó hace más de treinta años el país le ofreció “las oportunidades y la libertad” que México no le dio.

Echando la vista atrás, Ramos hace también un balance “muy agridulce” de la gestión del presidente Barack Obama ante el problema migratorio.

“Mi balance de la gestión de Obama en este punto es muy agridulce. Quedé muy desilusionado de que no haya cumplido su promesa migratoria. Cuando tenía la Casa Blanca y las dos Cámaras, pudo haberlo aprobado y nos hubiéramos evitado este problema, pero no lo hizo”, lamenta el periodista de Univisión.

Reconoce, no obstante, que el actual presidente estadounidense sí ha ayudado a los jóvenes “dreamers” (soñadores), y agradece que el todavía inquilino de la Casa Blanca mantenga su intención de “seguir empujando por la reforma migratoria”.

 

———–

 

Palin felicita a Trump por dar “lección” a Jorge Ramos

El Universal

Redacción

30 de agosto de 2015

La excandidata a la vicepresidencia de Estados Unidos (2008) Sarah Palin, realizó un entrevista al precandidato Republicano, Donald Trump para el canal One America News, donde ahora trabaja, de la que destacó, entre otros temas, la confrontación que el magnate tuvo con el periodista Jorge Ramos asegurando que Trump hizo “lo correcto”.

Palin, presentadora del programa ‘On Point’, aseguró al magnate que lo que hizo con Ramos fue una “lección”, informa el diario español El País.

“Fue lo correcto, no creo que vuelva a hacerlo”, dijo.

El empresario aseguró que el periodista de Univisión estuvo fuera de control, “estaba chillando” y lo que hizo sólo sirvió para dañar a la prensa.

En otro tema, el magnate respondió a Palin sobre la cuestión económica del país, tema del que la misma entrevistadora resaltó la afectación que sufre “nuestra clase trabajadora”.

El magnate cumplió con asegurar que la pérdida de trabajos entre 93 millones de estadounidenses tiene que ver con “China, Japón y México”.

 

 

 

 

Jorge Ramos: ‘Ante Donald Trump sólo cabe la confrontación’

Excélsior

EFE

29 de agosto de 2015

El periodista Jorge Ramos, expulsado esta semana de una rueda de prensa por Donald Trump,considera que frente al precandidato republicano “sólo cabe la lucha y la confrontación, porque el tiempo del apaciguamiento ya pasó”.

Presentador estrella de la cadena hispana Univisión, Ramos se ha convertido en los últimos días en protagonista de la campaña electoral por su enfrentamiento público en Iowa con el magnate neoyorquino, que lidera las encuestas republicanas a poco más de un año de las elecciones para la Casa Blanca.

En entrevista Ramos revivió el incidente que ha dado la vuelta por las televisiones de todo el mundo y se mostró convencido de que Trump “cometió un grave error” al expulsarle de la rueda de prensa, porque, de hecho, “se vio obligado a rectificar apenas diez minutos después” y a contestar las preguntas del informador, aunque de manera desafiante y poco precisa.

Con treinta años de profesión a sus espaldas, este periodista de origen mexicano y con nacionalidad estadounidense considera que frente a Donald Trump “ha llegado el momento de tomar partido”, pues sus palabras y sus acciones contra los inmigrantes indocumentados “son muy peligrosas”.

Para desgracia de otros candidatos, como Jeb Bush o Marco Rubio, Donald Trump acapara todo el protagonismo republicano desde que calificó de “violadores y narcotraficantes” a los inmigrantes, defendió la expulsión de once millones de indocumentados y propuso levantar un muro a lo largo de la frontera con México.

Trump sólo ofrece terror, está proponiendo la mayor deportación masiva de la historia moderna, y frente a un discurso tan peligroso sólo cabe la confrontación”, asegura Ramos, considerado uno de los periodistas más influyentes de Estados Unidos.

“Me tomo muy en serio lo que dice Donald Trump. Acusarlo de payaso es una equivocación, porque va ganando en las encuestas y podría ser presidente de Estados Unidos”, advierte el periodista, que además de su programa en español en Univisión tiene también un espacio en inglés a través de la cadena Fusion.

Yo soy sólo un periodista que hace preguntas, pero algunas veces como periodistas estamos obligados a tomar partido, y de manera especial “en casos de racismo, discriminación, corrupción, mentiras públicas, dictaduras y defensa de los derechos humanos”, subraya el periodista, que prefiere dar esta batalla “ahora, y no después de que Trump sea elegido presidente”.

Acusado por algunos colegas de traspasar las fronteras del periodismo para adentrarse en el “activismo”, Ramos replica que “cuando un periodista toma partido, estamos viendo lo mejor de nuestra profesión”.

“Cuando el ‘Washington Post’ obligó a dimitir a Nixon, estaba tomando una posición”, recuerda Ramos.

Frente al problema migratorio y el muro en la frontera que quiere construir Donald Trump, Ramos defiende que la solución no pasa por expulsar a once millones de indocumentados sino por “integrarlos”.

“La solución está ahí desde hace años. En lugar de expulsar, los íntegras, eso es lo que EEUU ha hecho desde hace doscientos años”, defiende el periodista.

“Y la mejor forma de integrarlos es legalizándolos y ofrecerles un camino a la ciudadanía. Eso es lo que hace un país decente y generoso”, agrega Ramos, quien no cree que esta postura sea poco realista y no se pueda llevar adelante.

A su juicio, las naciones más poderosas se definen por “ayudar y proteger a los más débiles”, y eso vale para Estados Unidos “y también para Europa”, que estos meses registra también una importante ola migratoria.

En el caso de Ramos, el periodista recuerda que Estados Unidos fue con él “un país extraordinariamente generoso”, porque cuando llegó hace más de treinta años el país le ofreció “las oportunidades y la libertad” que México no le dio.

Echando la vista atrás, Ramos hace también un balance “muy agridulce” de la gestión del presidente Barack Obama ante el problema migratorio.

“Mi balance de la gestión de Obama en este punto es muy agridulce. Quedé muy desilusionado de que no haya cumplido su promesa migratoria. Cuando tenía la Casa Blanca y las dos Cámaras, pudo haberlo aprobado y nos hubiéramos evitado este problema, pero no lo hizo”, lamenta el periodista de Univisión.

Reconoce, no obstante, que el actual presidente estadounidense sí ha ayudado a los jóvenes “dreamers” (soñadores), y agradece que el todavía inquilino de la Casa Blanca mantenga su intención de “seguir empujando por la reforma migratoria”.

————-

 

Jorge Ramos: ‘Ante Donald Trump sólo cabe la confrontación’

Excélsior

EFE

29 de agosto de 2015

MIAMI, 29 de agosto.- El periodista Jorge Ramos, expulsado esta semana de una rueda de prensa por Donald Trump,considera que frente al precandidato republicano “sólo cabe la lucha y la confrontación, porque el tiempo del apaciguamiento ya pasó”.

Presentador estrella de la cadena hispana Univisión, Ramos se ha convertido en los últimos días en protagonista de la campaña electoral por su enfrentamiento público en Iowa con el magnate neoyorquino, que lidera las encuestas republicanas a poco más de un año de las elecciones para la Casa Blanca.

En entrevista Ramos revivió el incidente que ha dado la vuelta por las televisiones de todo el mundo y se mostró convencido de que Trump “cometió un grave error” al expulsarle de la rueda de prensa, porque, de hecho, “se vio obligado a rectificar apenas diez minutos después” y a contestar las preguntas del informador, aunque de manera desafiante y poco precisa.

Con treinta años de profesión a sus espaldas, este periodista de origen mexicano y con nacionalidad estadounidense considera que frente a Donald Trump “ha llegado el momento de tomar partido”, pues sus palabras y sus acciones contra los inmigrantes indocumentados “son muy peligrosas”.

Para desgracia de otros candidatos, como Jeb Bush o Marco Rubio, Donald Trump acapara todo el protagonismo republicano desde que calificó de “violadores y narcotraficantes” a los inmigrantes, defendió la expulsión de once millones de indocumentados y propuso levantar un muro a lo largo de la frontera con México.

Trump sólo ofrece terror, está proponiendo la mayor deportación masiva de la historia moderna, y frente a un discurso tan peligroso sólo cabe la confrontación”, asegura Ramos, considerado uno de los periodistas más influyentes de Estados Unidos.

“Me tomo muy en serio lo que dice Donald Trump. Acusarlo de payaso es una equivocación, porque va ganando en las encuestas y podría ser presidente de Estados Unidos”, advierte el periodista, que además de su programa en español en Univisión tiene también un espacio en inglés a través de la cadena Fusion.

Yo soy sólo un periodista que hace preguntas, pero algunas veces como periodistas estamos obligados a tomar partido, y de manera especial “en casos de racismo, discriminación, corrupción, mentiras públicas, dictaduras y defensa de los derechos humanos”, subraya el periodista, que prefiere dar esta batalla “ahora, y no después de que Trump sea elegido presidente”.

Acusado por algunos colegas de traspasar las fronteras del periodismo para adentrarse en el “activismo”, Ramos replica que “cuando un periodista toma partido, estamos viendo lo mejor de nuestra profesión”.

“Cuando el ‘Washington Post’ obligó a dimitir a Nixon, estaba tomando una posición”, recuerda Ramos.

Frente al problema migratorio y el muro en la frontera que quiere construir Donald Trump, Ramos defiende que la solución no pasa por expulsar a once millones de indocumentados sino por “integrarlos”.

“La solución está ahí desde hace años. En lugar de expulsar, los integras, eso es lo que EEUU ha hecho desde hace doscientos años”, defiende el periodista.

“Y la mejor forma de integrarlos es legalizándolos y ofrecerles un camino a la ciudadanía. Eso es lo que hace un país decente y generoso”, agrega Ramos, quien no cree que esta postura sea poco realista y no se pueda llevar adelante.

A su juicio, las naciones más poderosas se definen por “ayudar y proteger a los más débiles”, y eso vale para Estados Unidos “y también para Europa”, que estos meses registra también una importante ola migratoria.

En el caso de Ramos, el periodista recuerda que Estados Unidos fue con él “un país extraordinariamente generoso”, porque cuando llegó hace más de treinta años el país le ofreció “las oportunidades y la libertad” que México no le dio.

Echando la vista atrás, Ramos hace también un balance “muy agridulce” de la gestión del presidente Barack Obama ante el problema migratorio.

“Mi balance de la gestión de Obama en este punto es muy agridulce. Quedé muy desilusionado de que no haya cumplido su promesa migratoria. Cuando tenía la Casa Blanca y las dos Cámaras, pudo haberlo aprobado y nos hubiéramos evitado este problema, pero no lo hizo”, lamenta el periodista de Univisión.

Reconoce, no obstante, que el actual presidente estadounidense sí ha ayudado a los jóvenes “dreamers” (soñadores), y agradece que el todavía inquilino de la Casa Blanca mantenga su intención de “seguir empujando por la reforma migratoria”.

————————

No hay que tomar a Trump como un payaso, puede ser Presidente de EU: Jorge Ramos

Sin Embargo

Redacción

29 de agosto de 2015

El periodista Jorge Ramos, expulsado esta semana de una rueda de prensa por Donald Trump, considera que frente al precandidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos “sólo cabe la lucha y la confrontación, porque el tiempo del apaciguamiento ya pasó”.

Presentador estrella de la cadena hispana Univisión, Ramos se ha convertido en los últimos días en protagonista de la campaña electoral por su enfrentamiento público en Iowa con el magnate neoyorquino, que lidera las encuestas republicanas a poco más de un año de las elecciones para la Casa Blanca.

En una entrevista con Efe, Ramos revivió el incidente que ha dado la vuelta por las televisiones de todo el mundo y se mostró convencido de que Trump “cometió un grave error” al expulsarle de la rueda de prensa, porque, de hecho, “se vio obligado a rectificar apenas diez minutos después” y a contestar las preguntas del informador, aunque de manera desafiante y poco precisa.

Con treinta años de profesión a sus espaldas, este periodista de origen mexicano y con nacionalidad estadounidense considera que frente a Donald Trump “ha llegado el momento de tomar partido”, pues sus palabras y sus acciones contra los inmigrantes indocumentados “son muy peligrosas”.

Para desgracia de otros pre candidatos republicanos, como Jeb Bush o Marco Rubio, Donald Trump acapara todo el protagonismo de su partido desde que calificó de “violadores y narcotraficantes” a los inmigrantes, defendió la expulsión de once millones de indocumentados y propuso levantar un muro a lo largo de la frontera con México, cuyo costo fuera solventado por los mexicanos.

“Trump sólo ofrece terror, está proponiendo la mayor deportación masiva de la historia moderna, y frente a un discurso tan peligroso sólo cabe la confrontación”, asegura Ramos, considerado uno de los periodistas más influyentes de Estados Unidos y uno de los 100 personajes de mayor importancia, según la revista Time.

 

“Me tomo muy en serio lo que dice Donald Trump. Acusarlo de payaso es una equivocación, porque va ganando en las encuestas y podría ser Presidente de Estados Unidos”, advierte el periodista, que además de su programa en español en Univisión tiene también un espacio en inglés a través de la cadena Fusion.

“Yo soy sólo un periodista que hace preguntas, pero algunas veces como periodistas estamos obligados a tomar partido, y de manera especial “en casos de racismo, discriminación, corrupción, mentiras públicas, dictaduras y defensa de los derechos humanos”, subraya el periodista, que prefiere dar esta batalla “ahora, y no después de que Trump sea elegido Presidente”.

 

Acusado por algunos colegas de traspasar las fronteras del periodismo para adentrarse en el “activismo”, Ramos replica que “cuando un periodista toma partido, estamos viendo lo mejor de nuestra profesión”.

“Cuando el ‘Washington Post’ obligó a dimitir a Nixon, estaba tomando una posición”, recuerda Ramos.

Frente al problema migratorio y el muro en la frontera que quiere construir Donald Trump, Ramos defiende que la solución no pasa por expulsar a once millones de indocumentados sino por “integrarlos”.

“La solución está ahí desde hace años. En lugar de expulsar, los integras, eso es lo que EU ha hecho desde hace doscientos años”, defiende el periodista.

“Y la mejor forma de integrarlos es legalizándolos y ofrecerles un camino a la ciudadanía. Eso es lo que hace un país decente y generoso”, agrega Ramos, quien no cree que esta postura sea poco realista y no se pueda llevar adelante.

A su juicio, las naciones más poderosas se definen por “ayudar y proteger a los más débiles”, y eso vale para Estados Unidos “y también para Europa”, que estos meses registra también una importante ola migratoria.

En el caso de Ramos, el periodista recuerda que Estados Unidos fue con él “un país extraordinariamente generoso”, porque cuando llegó hace más de treinta años el país le ofreció “las oportunidades y la libertad” que México no le dio.

Echando la vista atrás, Ramos hace también un balance “muy agridulce” de la gestión del Presidente Barack Obama ante el problema migratorio.

“Mi balance de la gestión de Obama en este punto es muy agridulce. Quedé muy desilusionado de que no haya cumplido su promesa migratoria. Cuando tenía la Casa Blanca y las dos Cámaras, pudo haberlo aprobado y nos hubiéramos evitado este problema, pero no lo hizo”, lamenta el periodista de Univisión.

Reconoce, no obstante, que el actual presidente estadounidense sí ha ayudado a los jóvenes “dreamers” (soñadores), y agradece que el todavía inquilino de la Casa Blanca mantenga su intención de “seguir empujando por la reforma migratoria”.