Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Otros_5 de junio de 2015

·Otros

 

 

Sin una gota de alcohol durante las votaciones

El Occidental

Víctor Ramírez Álvarez

4 de junio de 2015

 

La aplicación de la llamada Ley Seca a partir del primer minuto de este sábado y hasta las 24 horas del domingo afectará en al menos el 40 por ciento de las ventas a la totalidad de los establecimientos afiliados a la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) así como las propinas de cerca de 70 mil trabajadores, señaló el presidente del organismo, Juan José Tamayo.

Pero no sólo serán los restaurantes los afectados, sino que hay que incluir a los bares, centros nocturnos y hasta los hoteles y salones de eventos sociales quienes deberán dejar de vender o distribuir durante las fiestas todas las bebidas alcohólicas durante el día previo a la jornada electoral y a lo largo de ésta, señaló el dirigente empresarial, quien dijo que para otras elecciones deberá estudiarse este efecto.

“En la Zona Metropolitana de Guadalajara hay aproximadamente 17 mil restaurantes, pero los afectados directamente serán siete mil, que es una gran cantidad y si multiplicamos por 10 en promedio de empleados estamos hablando que 70 mil empleados que se verán afectados con la medida. En el resto del estado hablamos de 12 mil restaurantes, pero habrá que sumar a los hoteles, antros, bares y el sector turismo en general que se verá afectado”, dijo.

Explicó que ellos acatarán la medida que se decretó con motivo de la jornada electoral del próximo domingo, sin embargo a la fecha aún no tienen proyectado de cuánto será el golpe económico que sufrirán todos estos establecimientos.

Agregó que en el caso del turismo, los hoteles también se verán afectados, pero sobre todo con los paseantes extranjeros quienes no podrán consumir ni una gota de alcohol pese a que “ellos no voten” en nuestro país.

“Según nuestras estimaciones traemos una afectación del 40 por ciento y esto es muy importante porque es un acuerdo entre el Instituto Electoral y las autoridades, por lo que empieza a surtir efectos desde el primer minuto del sábado” y son prácticamente 48 horas en las que no podrán vender estas bebidas, en “otras ocasiones había sido más laxa en donde solamente el domingo se aplicaba esta ley y ahora no, tomaron la decisión de hacerlo por más tiempo”.

Pese a que deberán suspender el servicio de venta de alcohol, todo lo relacionado a la comida seguirá hasta el cierre normal de los establecimientos, pero otro sector afectado y que está afiliado a ellos es el de los eventos sociales quienes “muchos de ellos ya tienen contratados bodas, quince años, eventos sociales y cuando uno se programa muchas veces no traes en el radar el tema electoral y se hace el contrato y te encuentras con este tipo de sorpresas, y yo creo que la autoridad debió haber sido más sensible para que los ciudadanos se diviertan de una forma más responsable”.

En este caso los salones de eventos sociales tampoco podrán servir las bebidas con alcohol porque la aplicación de la ley es pareja entonces las celebraciones se verán diezmadas por este hecho y señaló que la persona que tiene la intención de tomar se prepara desde antes.

Otro tema importante es el turismo internacional y ellos no votan pero se ven “afectados los centros de consumo, los restaurantes y en los hoteles no podrán hacerlo” y a todos ellos se suman los casi 70 mil meseros que atienden en estos establecimientos.

 

 

ABC de las elecciones

Más por más Gdl

Redacción

5 de Junio 2015

 

Alcaldías, diputaciones locales y diputaciones federales se renovarán para Jalisco y otros estados el  domingo, aquí está lo que debes saber para el día de la elección

Este domingo 7 de junio serán las elecciones intermedias en todo el país para renovar la Cámara de Diputados, mientras que en 17 entidades habrá comicios locales; en nueve de éstas se elige también al gobernador.

En Jalisco particularmente se renovarán 20 diputaciones de mayoría relativa y 19 diputaciones plurinominales, además de que se renovarán las 125 alcaldías. En la entidad hay siete millones 350 mil 682 habitantes, y la lista nominal es de cinco millones 514 mil 003 votantes.

Actualmente, 87 municipios son gobernados por el PRI en alianza con el Partido Verde Ecologista. En otros 22 está el PAN, en nueve Movimiento Ciudadano, el PRD en cinco y el Partido Nueva Alianza en dos.

En el Congreso local hay 17 diputados priistas, 11 panistas, ocho de Movimiento Ciudadano, dos del PRD y uno del PVEM.

En la zona metropolitana, en elecciones intermedias por lo general los partidos enfocan sus energías y los medios sus reflectores en Guadalajara, porque su alcaldía es considerada la antesala para la elección de gobernador. Este año, la disputa tapatía se ha cerrado entre Enrique Alfaro, de Movimiento Ciudadano, y el priísta Ricardo Villanueva.

En Zapopan los punteros para la alcaldía son Pablo Lemus, de MC y Salvador Rizzo del PRI, mientras que en Tlajomulco destacan Alberto Uribe por MC y Gerardo Quirino de PAN / PRD. Por el municipio de Tlaquepaque adelantan María Elena Limón por MC y Luis Córdoba por el PRI.

Por dónde empezar

Quienes acudirán a votar, lo primero que tienen que hacer es ubicar la casilla que les corresponde. En la página web ubicatucasilla.ine.mx se puede hacer la consulta por entidad, especificando la sección que aparece en la credencial para votar. Si por alguna razón las personas se encuentran lejos de su domicilio, pueden acudir a casillas especiales donde podrán votar de cualquier manera. También se puede consultar llamando al 01 800 433 2000.

Las casillas se instalarán a las 8:00 horas y cerrarán a las 18:00 horas.

En las casillas se colocan mesas por orden alfabético del primer apellido de los electores.

El elector entrega ahí su IFE y el presidente de casilla verifica que el elector esté en la lista nominal. Entonces se le entregan las boletas y la persona se tiene que dirigir a una mampara para marcar su voto con libertad y en secreto.

El voto se marca con una X de preferencia, respetando el cuadro del candidato de tu elección. Se recomienda no poner mensajes, dibujos u otras marcas, pues podría anularse tu voto o dárselo a otro candidato.

Para anular el voto hay que tachar toda la boleta, o seleccionar dos o más recuadros de partidos o depositar la boleta en blanco.

Luego se deposita la boleta en la urna, el secretario entinta el pulgar derecho del elector (como constancia de que se ha emitido el voto) y se les regresa su credencial.

Personas con alguna discapacidad, adultos mayores y embarazadas pueden votar sin hacer fila.

¿Dónde habrá elecciones?

Para el caso de las 17 entidades en donde se llevarán a cabo elecciones locales concurrentes la federal en 2015: Baja California Sur, Campeche, Colima, Chiapas, Distrito Federal, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, México, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco y Yucatán. El Instituto Nacional Electoral, con apoyo de los Organismos Públicos Locales, fue el responsable responsable de llevar a cabo la capacitación de los funcionarios que integrarán las Mesas Directivas de Casilla, conforme a los programas referidos. También se llevarán a cabo tareas asistenciales respecto del traslado de la documentación y materiales electorales y el regreso de los paquetes de las elecciones locales.

¿Quiénes podrán votar?

Quienes están en la Lista Nominal de Electores y porten su credencial para votar vigente, no puede votar quien llegue a la casilla intoxicado, o lleve propaganda de algún partido o candidato.

El voto es universal, libre y secreto

Los principios del derecho universal al voto son los siguientes:

Universal. Todo ciudadano tiene el derecho de elegir y de ser elegido, independientemente de sexo, raza, lengua, ingresos o propiedad, profesión, clase social, educación, religión, capacidad impositiva o convicción política.

Libre. El acto de la emisión del voto debe ser ejercido sin coerción y sin presión ilícita.

Secreto. El carácter secreto del voto garantiza la libre expresión de la voluntad del elector e impide que éste sea presionado para asignar su voto.

Directo, personal e intransferible. Cada ciudadano, con su credencial de elector, vota por sí mismo, y sin intermediarios, en la casilla asignada. (En el caso de las personas discapacitadas o invidentes se hacen excepciones, ya que pueden ir acompañadas por una persona de su confianza para que marque la boleta donde ellas les indiquen)

¿Quiénes están en las casillas?

Las casillas cuentan con una mesa directiva que se compone de un presidente, un secretario y dos escrutadores, así como tres suplentes generales.

¿Qué tipos de casilla hay?

Únicas. Con la reforma política electoral de 2014, se implementará en todas las elecciones concurrentes una misma casilla para votar en la elección local y federal, lo que representa ahorros para el gasto público así como mayor facilidad para emitir el voto.

Básica. Donde se recibe la votación de 100 a 750 electores.

Contigua. Cuando una sección tiene más de 750 electores. De acuerdo con el orden alfabético se determina quién vota en cada casilla. Lap rimera casilla es básica y las dema´s son contiguas.

Extraordinarias. Se instalan cuando las condiciones geográficas de infraestructura o socioculturales de una sección hacen difícil que todos los electores que habitan en ella puedan llegar a un mismo sitio. Tiene el fin de ofrecer lugares de fácil acceso.

Especial. Para recibir votos de los electores que el día de la elección están fuera de la sección que les corresponde.

Cómo detectar irregularidades

Existen dos tipos de irregularidades penadas por el Código Electoral: De casilla y De campañas, aquí, las autoridades electorales deben vigilar que el día de la elección todo se lleve a cabo conforme a la ley, y durante las campañas debieron fiscalizar los recursos de los candidatos para evitar irregularidades.

El día de la elección, los ciudadanos pueden reportar irregularidades ante la Fiscalía Especializada en la Atención de Delitos Electorales: fepadenet@pgre.gob.mx y Fepadetel al 01 800 833 72 33, con operación las 24 horas del día, los 365 días del año.

Además, los representantes de los partidos en cada casilla deben estar al pendiente de que todo se lleve en orden, y algunos partidos piden ayuda a los ciudadanos para vigilar la elección, y reportar irregularidades a través de redes sociales.

¿Por qué se puede anular una elección?

Instalar la casilla, sin causa justificada, en un lugar distinto al señalado por el Consejo Distrital correspondiente.

Entregar, sin causa justificada, el paquete que contenga los expedientes electorales al Consejo Distrital, fuera de los plazos que señala el Código Electoral.

Realizar, sin causa justificada, el escrutinio y cómputo en local diferente al determinado por el Consejo respectivo.

Recibir la votación en fecha distinta a la señalada para la celebración de la elección.

Que personas u órganos distintos a los facultados por el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales reciban la votación.

Haber mediado dolo o error en el cómputo de los votos, siempre que ello sea determinante para el resultado de la votación.

Permitir a ciudadanos sufragar sin Credencial para Votar o sin aparecer en la Lista Nominal de Electores a excepción de lo señalado en el Código Electoral.

Haber impedido el acceso de los representantes de los partidos políticos o haberlos expulsado, sin causa justificada.

Ejercer violencia física o presión sobre los miembros de la mesa directiva de casilla o sobre los electores, siempre que esos hechos sean determinantes para el resultado de la votación.

Impedir sin causa justificada el voto a los ciudadanos y esto sea determinante para el resultado de la votación.

Existir irregularidades graves, plenamente acreditadas y no reparables durante la jornada electoral o en las actas de escrutinio y cómputo que, en forma evidente, pongan en duda la certeza de la votación y sean determinantes para el resultado de la misma.

Cuando se exceda el gasto de campaña en un 5% del monto total autorizado.

Se compre cobertura informativa o tiempos en radio y televisión, fuera de los supuestos previstos en la ley.

Se reciban o utilicen recursos de procedencia ilícita o recursos públicos en las campañas.

Cuando alguna o algunas de las causales de casilla se acrediten en por lo menos el 20% de las casillas en un distrito o entidad y no se hayan corregido durante el recuento de votos.

Cuando no se instalen el 20%  o más de las casillas en un, distrito o entidad y consecuentemente la votación no haya sido recibida. En el caso de la elección presidencial, el porcentaje será de 25% o superior.

 

 

¡Claro! Se vale anular el voto

NTR El Diario de Guadalajara

Julio César Hernández

5 de junio de 2015

 

Estamos a 48 horas de la jornada electoral donde habremos de elegir a los 125 nuevos presidentes municipales, 19 diputados federales y 20 legisladores locales, y aún hay quienes se preguntan si vale la pena sufragar o es más redituable no acudir a las urnas o ir pero anular el voto.

Podemos ponerle todos los calificativos que queramos a las recién concluidas campañas, pero ninguno de ellos puede ser tan fuerte y contundente como para evitar que cumplamos con nuestra obligación cívica de votar.

Es cierto, podemos concluir que todos son iguales: lo mismo partidos políticos que candidatos, pero tampoco eso debe replegarnos y no acudir a la cita que tenemos de las ocho de la mañana que se abren las casillas a poco antes de las 18 horas que se cierran.

Yo no sé si usted acuda a votar convencido que lo hará por el mejor o por el menos peor, considerando que ningún candidato cubre todas sus expectativas del perfil del gobernante o legislador que usted tiene, pero estará convencido de que si algo no puede dejar de hacer este próximo domingo es acudir a sufragar.

Sí, coincido en que quizás los candidatos hicieron todo lo posible, sin intención por supuesto, de espantarlo a usted para no acudir a votar, pero debe ser más la fuerza de la responsabilidad ciudadana la que debe imponerse para que vayamos a votar.

También es cierto que lo que nos enteramos de algunos candidatos –su pasado, su verdadera personalidad, su verdadero historial, sus problemas con la justicia, sus conflictos con socios o familiares que son para espantar a cualquiera, entre otras linduras–, quizás sea motivo para mejor quedarnos en casa o, si salimos, evitar entrar a la casilla que nos corresponde.

Pero creo que más que ahuyentarnos de las urnas todas las verdades que se ventilaron de los candidatos de unos y otros partidos, lo que esto debe provocar en nosotros es a reflexionar y razonar el sentido de nuestro sufragio.

Hoy vuelve a aparecer un movimiento que invita a que anulemos nuestro voto y ventilan sus argumentos para convencernos de hacerlo. Están en su derecho, como también lo estamos nosotros de hacerlo o no, a sabiendas que finalmente el voto nulo no perjudica a nadie y sí, en cambio, beneficia a uno de ellos.

Yo no soy de los que se rasgan las vestiduras y le pide que no anule su voto. No. Porque al estar solo, únicamente con su conciencia, detrás de esa cortinilla que permite la privacidad en la mampara, usted está en todo su derecho de anular una boleta si ninguno de los candidatos lo convence.

El anular su voto es una decisión tan válida como el cruzar la figura de un partido de su preferencia o porque lo convence el candidato que postulan. Es tan respetable por el hecho de que usted no se quedó en su casa o evitó acudir entrar a la casilla, sino que tuvo la molestia de levantarse con la conciencia de ir a emitir su voto, aun y cuando no haya sido a favor de un partido en particular.

El voto nulo es también una expresión ciudadana que debe ser respetada, aun y cuando hoy haya en las boletas de algunos municipios o distritos una nueva figura opcional como lo es la del candidato independiente.

No sé qué tan alto vaya a ser en esta ocasión el porcentaje de voto nulo en Jalisco, pero recordemos que en elecciones pasadas Jalisco fue una de las entidades, si no es que la primera, en registrar un alto índice de voto nulo, concentrándose gran parte de ello en el distrito 10 con cabecera en Zapopan.

Hoy posiblemente no se llegue a esos porcentajes de años atrás, pero finalmente se hará presente. Como presente debe hacerse usted en las casillas. Lo importante es participar y manifestarse cívicamente a través del sufragio, que tan válido es si se hace a favor de un partido o de ninguno y se anula.

ES TODO, nos leeremos ENTRE SEMANA

 

 

Ciudadanos

Numeralia electoral

NTR El Diario de Guadalajara

Ismael Ortiz Barba

5 de junio de 2015

 

El próximo domingo 7 de junio los mexicanos saldremos a ejercer nuestro derecho constitucional al sufragio. Sin embargo, las elecciones estarán marcadas por diversas situaciones novedosas en su organización; por amenazas en varios estados del país ante la negativa de los miembros de la CNTE a “autorizar” que los comicios se realicen en “sus” estados; de la participación por primera vez de las candidaturas ciudadanas; de decisiones controversiales del tribunal electoral (candidatura del payaso Lagrimita y las multas al PVEM); asesinato de candidatos; la selección mexicana de futbol, entre otras.

Producto de la reforma electoral, será la primera prueba de fuego para el Instituto Nacional Electoral (antes IFE) que organizará tanto las elecciones para diputados federales como las locales en 17 estados; y la segunda será la novedosa casilla única, donde el ciudadano podrá ejercer su voto en un mismo lugar (en los casos donde habrá elecciones locales), atendido por una sola mesa directiva de casilla.

En esta ocasión se disputarán en el país un total de 2 mil 159 cargos de elección popular: 500 diputados y nueve gubernaturas, en 17 estados se contenderá por 641 diputaciones locales, 993 alcaldías y las 16 jefaturas delegacionales del Distrito Federal. Pero eso no es todo, pues habrá 5 mil 333 candidatos a diputado (más otra cantidad similar por sus suplentes); habrá también 22 candidatos independientes (más suplentes), sin contar con todos los precandidatos que participaron en las contiendas internas.

El día de la jornada electoral habrá un ejército de ciudadanos, capacitadores y observadores electorales. Para ello, primero se insacularon 10.8 millones de ciudadanos que fueron visitados e invitados a participar en la organización de la jornada electoral. De ellos, un millón 210 mil aceptaron ser funcionarios de casilla y luego tomaron la capacitación y recibieron su nombramiento. Pero en realidad, el INE capacitó a 2 millones 985 mil ciudadanos, lo cual representa un 131 por ciento más de ciudadanos aptos para ser funcionarios de casilla de los requeridos. Por otro lado, se registraron un total de 15 mil 569 ciudadanos para fungir como observadores electorales en todo el país.

El listado nominal contiene a 83 millones 563 mil 190 ciudadanos, de los cuales, lo más seguro y de acuerdo con los pronósticos, sólo acudirá a votar entre 40 y 50 por ciento. Generalmente, en las elecciones presidenciales el abstencionismo es menor que en las intermedias de diputados federal, cuando la participación es a la baja. El porcentaje de abstencionismo más alto fue en la elección de 2003, cuando 58.3 por ciento de los electores no acudió a las urnas. Curiosamente, el menor abstencionismo fue durante el pasado proceso de 2012 con 37.6 por ciento (aunque nada comparado con 22.3 por ciento de 1994).

El 7 de junio será un día en que millones de mexicanos estaremos enfocados en la jornada electoral. No hay otro día (al menos cada tres años) en que tantos ciudadanos estén participando en una sola actividad en el país. Mucho se ha escrito y comentado en torno a no acudir a votar o anular su voto, por razones muy elaboradas o románticas, pero un voto nulo es un voto que no cuenta.

Después de las elecciones, tendremos tres años para ejercer nuestro derecho a protestar, exigir y demandar a quienes resulten elegidos que cumplan sus promesas de campaña, sean transparentes, rindan cuentas puntuales, gobiernen de manera eficiente, propicien la consulta pública y la participación ciudadana. El sufragio es muy importante para desperdiciarlo.

 

 

¿Votar o anular?

La Crónica Jalisco

Adriana Luna Cruz

5 de junio de 2015

 

En verdad, ¿los ciudadanos están desganados de ir a votar? ¿Es en realidad por el partido de futbol México-Brasil?, ¿es la decepción generalizada por los políticos y partidos?, ¿es hartazgo de las campañas proselitistas?, ¿es el desencanto provocado por la guerra sucia?, ¿será la inseguridad en algunas poblaciones?

Las motivaciones pueden ser variadas pero muchos electores se preguntan qué deberían hacer: ir a la casilla y votar por el menos peorcito, ir a las urnas y anular de plano la boleta, o quedarse en casa.

Decidir por cualquiera de las opciones es cuestión de libre albedrío; pero habría que cuestionarse cuál es la que significaría mayor beneficio para el país. Es cierto que el voto es secreto, personal, libre e intransferible y un derecho. El abstenerse también sería un derecho, pero ¿expresa responsabilidad?

A ver, la gente está muy decepcionada de los gobernantes rateros, tramposos y ególatras. Si no acudo a las urnas ¿cambiará la situación? O, ¿podría ser más viable que cambie si acudo?

Muchos han perdido ese sentido de responsabilidad cívica. El voto femenino y el voto joven pueden marcar la diferencia el 7 de junio. Antes se argumentaba que las mujeres no deberían votar porque serían influenciadas por los sacerdotes. Imagínese usted que en el año 1955, en la primera elección federal donde la mujer emitiría su sufragio en México, ellas hubieran dicho: “mejor no voy, para qué, nada va a cambiar”.

Poder votar para hombres y mujeres mexicanos fue producto de largas luchas, la diferencia es que si no acude a la casilla (sin importar si vota o anula) todo habrá sido en vano.

 

 

 

Voto, abstencionismo y desarrollo económico

La Crónica Jalisco

Nora Ampudia

5 de junio de 2015

 

De acuerdo con el “Informe país sobre la Calidad de la Ciudadanía en México” (2014) del Colegio de México y el Instituto Federal Electoral (hoy INE), México tiene un sistema multipartidista con elecciones altamente competidas, donde la alternancia ya es un hecho y hay coexistencia de diversidad política en todos los niveles de gobierno y en las diferentes legislaturas del país. A pesar de ello los mexicanos no gozan los privilegios de una vida plenamente democrática, persisten la pobreza y la desigualdad, las prácticas autoritarias y clientelares, la desconfianza en las instituciones y las amenazas a la seguridad pública.

De acuerdo con el informe, la participación política, particularmente la electoral, genera un mejor liderazgo y salud democrática pues el voto es el medio que los ciudadanos tienen para ejercer control sobre las élites políticas. El abstencionismo hace que las políticas públicas se sesguen en favor de quienes participan porque “los políticos y los funcionarios no tienen la presión para poner atención y atender las demandas de quienes no participan”. El voto en especial puede influir en la agenda de las élites políticas mientras que la abstención de los ciudadanos es un regalo que los políticos utilizan para su propio beneficio además de que favorece a algunos grupos sociales o radicales que buscan también imponer sus condiciones al resto de la población.

Durante las elecciones del 2012 solo el 62% de los ciudadanos registrados votó, mientras que en promedio dicha cifra es del 68% entre los miembros de la OCDE. La tendencia al alza del abstencionismo está relacionada con el descrédito de las instituciones política, pero a la vez lo refuerza en un círculo perverso de baja exigencia política parte de la población y bajo desempeño por parte de los políticos. De hecho los estados más atrasados como Chiapas, Guerrero y Oaxaca, hoy secuestrados por los “maestros” son precisamente los que tienen la menor participación electoral promedio desde 1994 al 2012. Por el contrario, Colima, Nuevo León, Guanajuato, Jalisco, Querétaro, Distrito Federal, San Luis Potosí, con las mayores participaciones electorales tienen mayor nivel de PIB per cápita, un mayor índice de atracción de inversión extranjera y nacional, mejor desempeño económico e Índice de Desarrollo Humano.

La conclusión es evidente, para esperar resultados a nuestro favor hay que votar.

 

 

Prepara tu voto

Mural

Alejandro Alvarado

05 de junio de 2015

 

No te pierdas la fiesta cívica de este domingo, es muy fácil saber en cuál casilla te tocará votar y quiénes son los candidatos para la presidencia municipal y los diputados locales como federales, que piden tu voto: es cuestión de dar click.

El primer paso para ubicarse como elector será ingresar a la página web del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) (www.iepcjalisco.org.mx), en la quinta pestaña está la opción “Proceso Electoral 2015”.

A mano derecha encontrarás la opción “UbiCasilla” y es ahí donde tendrás que poner el número de sección que aparece en la parte inferior de tu credencial del IFE, o para quienes actualizaron, del INE.

Ahí se indica a qué Municipio perteneces y cual es tu distrito, también la dirección donde estará ubicada la casilla que te corresponde, incluso el mapa para evitar que te pierdas.

Algunos datos para tomar en cuenta es que las casillas están abiertas desde las 8:00 horas hasta las 18:00, sin embargo, por uno u otro contratiempo que se tenga, pueden demorarse en abrir, pero no más de las 13:30 horas, sino son suspendidas.

Por si quieres evitar largas filas, toma en cuenta que según el IEPC, las horas pico de la votación están entre las 8:00 y 12:00 horas, y más tarde entre las 16:00 y 18:00 horas.

Si preferiste alejarte de las campañas y el constante golpeteo que las distinguió, y no conoce a los candidatos para presidentes municipales y diputados, vuelve a la página principal del Instituto Electoral: en su parte central da click a la opción “Candidatos Transparentes”.

Esta página te permitirá conocer a cada uno de los candidatos, y sus respectivas planillas para las alcaldías de los 125 Municipios de Jalisco; también los aspirantes a diputados para los 20 distritos locales, con todo y sus suplentes.

Para conocer los diputados federales, habrá que entrar a la página del Instituto Nacional Electoral (www.ine.mx) y da click en la opción “Candidatas y Candidatos”, ahí tendrá que poner “Jalisco” para que le muestre los candidatos de los 19 distritos federales.

 

 

Voto en conciencia

Mural

Guillermo Velasco Barrera

05 de junio de 2015

 

Si bien muchas personas ya decidieron su voto para el próximo domingo, un porcentaje de la población no tiene plena claridad de cómo marcará sus boletas antes de depositarlas en las urnas. Recordemos que elegimos Alcaldes, diputados federales y diputados locales.

Hay quien ya tiene clara su opción para Presidente Municipal, pero quizá duda el destino de su voto para el Congreso local y federal o viceversa. En fin, puede haber dudas y certezas, interrogantes de toda índole, una genuina valoración de propuestas, trayectorias de candidatos y principios doctrinales de los partidos.

Algunas personas no votarán o anularán su voto por diversas razones, pero todos tendremos la oportunidad de elegir. Muchas personas se preguntan qué es más importante valorar a la hora de elegir: el candidato, el partido o la propuesta. Lo cierto es que hay una mezcla de todo.

Hay temas medulares que despiertan dudas a la hora de decidir por quién votar. Tal es el caso del aborto, que si bien algunos lo consideran un asunto ideológico, es tema fundamental que no admite matices porque hablamos del primer derecho a defender en toda persona como lo es el derecho a la vida.

Muchos políticos le dan la vuelta al tema, o se mueven con ambigüedades para no ahuyentar votos. Enrique Alfaro sostiene que está en contra del aborto pero también en contra de que se criminalice a las mujeres por abortar. En lenguaje llano lo anterior significa que el aborto, en opinión del candidato de MC, es justificable en ciertos casos.

Los adversarios de Alfaro, no muy pro-vidas que digamos en muchos casos, han orquestado una campaña para equiparar el voto a Alfaro con votar a favor del aborto. Dicha estrategia impulsada en buena medida por el PRI, partido que por cierto presentó hace poco en Jalisco una iniciativa a favor de la eutanasia, no parece que tendrá el efecto buscado.

Como lo hemos señalado en otras ocasiones se impondrá el voto útil a favor de MC, incluso en sectores que no están de acuerdo con el aborto. Lo anterior evidencia un gran pragmatismo social que es una realidad en la mayoría de los procesos electorales. Seguramente son pocos los que han revisado los principios doctrinales de MC a este respecto, mismos que reconocen a través de diversos eufemismos el “derecho” de la mujer a abortar.

Algunos señalan que de ganar la Presidencia Municipal de Guadalajara, Alfaro daría una gran batalla a favor del aborto. No creo que sea el caso. No porque sea un político comprometido con la vida, sino porque no está en su competencia como Alcalde el tema en cuestión y porque no querrá abrir otro frente de ataque en su intento de ser Gobernador en el 2018.

El problema de fondo es la agenda ideológica de quienes realmente mandan en este partido en el DF. Dante Delgado sigue empeñando en tener a Marcelo Ebrard en la bancada de MC e incluso en ponerlo al frente de ésta. Todos conocemos la apuesta de Ebrard a favor del aborto y los homomonios (unión de personas del mismo sexo) a costa incluso de su popularidad.

La pregunta es si Alfaro podrá estar al margen de esta agenda. Solo el tiempo nos lo dirá. En todo caso reviste más importancia al hablar de temas tan medulares la decisión del voto para diputados. La atención se ha centrado en quienes serán los próximos Alcaldes, pero serán los legisladores los que impulsarán nuevas leyes a favor o en contra de la vida.

Sin el voto útil no se entenderían diversas alternancias en el mundo, pero hay que ponderar también en todo lo que vale el voto en conciencia, a pesar de que el partido o candidato por el que se opte no tenga posibilidades de ganar. Lo anterior es asumir que en un entorno democrático caben todas las voces y que si bien la política es pasión y emociones, existen ciudadanos que realmente contrastan propuestas, trayectorias y principios de los candidatos antes de emitir su voto. Lo anterior tiene un gran valor y habla de una gran congruencia y cultura cívica.