Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Candidatos_25 de enero de 2015

·Candidatos

 

 

Candidatos independientes | Pedro Kumamoto | Ricardo Villanueva Lomelí

Ocupar la ciudad, habitar la política: Kumamoto, una propuesta independiente

La Jornada Jalisco

Juan Manuel Velázquez Ramírez

25 de enero de 2015

 

El semáforo marca alto. Los automóviles se detienen. De los camellones y banquetas aparecen velozmente jóvenes, hombres y mujeres, vestidos con playera roja y una cachucha de color similar. Mientras dura el alto chicos y chicas intentan hacer coreografías con música estridente de fondo. Después un spot se repite insistentemente. En las mantas que sostienen, en sus playeras y en las calcomanías que pegan en los autos se puede distinguir la leyenda “Yo soy Ricardo Villanueva. PRI”. Dinero, promesas de trabajo y liberación del servicio social es lo que se ofrece a cambio de convertir el propio cuerpo en recurso propagandístico. Ellos y ellas lo aceptan, por gusto o por necesidad.

En los espacios del distrito electoral 10, de Zapopan otra cosa ocurre. También se ven jóvenes, pero que denotan distinta actitud. También participan políticamente, pero bajo condiciones legales, económicas, políticas y mediáticas completamente desventajosas. Buscan conseguir que Pedro Kumamoto sea reconocido por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana  de Jalisco (IEPC) como candidato independiente al congreso local. La tarea que tienen no es sencilla. Deben reunir aproximadamente 6 mil firmas. Su plazo termina a mediados de febrero próximo. Sólo si logran  alcanzar esta meta su nombre podrá aparecer como opción a elegir por los votantes.

La propuesta independiente de Kumamoto se desarrolla a través de una campaña que no cuesta un solo centavo a la ciudadanía y donde no hay despilfarro de recursos públicos; que privilegia el contacto directo con las personas pero también la viralización virtual de sus propuestas; que se basa en un espíritu cívico y de libertad de participación; que se mantiene al margen de los partidos políticos y de cualquier grupos fácticos de poder; que coloca a la ciudadanía como su principal destinataria; que se sostiene con base en ideales de colaboración, inquietud, esfuerzo y voluntad de participación; que agrupa y actúa bajo el ideal de la esperanza como respuesta a la desesperanza social y política generada por gobernantes y partidos; y que utiliza este espacio de participación electoral para contagiar a la ciudadanía de imaginación para pensar como posible otro sistema político y otra forma de hacer política en y para la ciudad y los ciudadanos y las ciudadanas.

Estos y estas jóvenes, que no visten de rojo ni bailan en los cruceros, se proyectan con otra idea de lo que es la política. La falta de recursos e infraestructura para su campaña la sustituyen con una convicción clara de que es posible hacer otro tipo de política, desde la ciudadanía. De entrada es una forma de pensarla, vivirla y practicarla en servicio a los demás, y no para servirse de los otros.

Es una mirada política fundamentada en pasión por ideas comunitarias. Es una idea de política para el encuentro, que permita el desarrollo de las personas como ciudadanos capaces de asumir el compromiso de tomar decisiones. Se destaca en esta campaña un afán por dignificar la política, y no denigrarla más. En ese sentido es que se comprenderá lo que se afirma en la campaña de Kumamoto de que “la política debe ser hecha con la comunidad en la cabeza y con los pies en las calles”.

El mismo proceso electoral lo entienden no como una opción de participación para ganar votos, sino para convertirlo en un espacio de recorrido político donde se construya comunicación ciudadana; y donde las personas tengan el peso real que como materia prima ciudadana merecen en un sistema de democracia real, y no solamente formal. También es atinado que se mantenga el argumento de que las candidaturas no son la solución a la crisis democrática, y que tengan claro que el sistema político electoral permita la existencia de candidaturas independientes es un burdo simulacro de democracia.

También esta campaña independiente se distingue por su lenguaje renovado. El ciudadano no es considerado como el cliente electoral al que se le ofrece un candidato en venta, para que de él consuma ilusiones. Por el contrario, en esta campaña se nombra a la ciudadanía “Ocupantes”.

Además, los define con un lenguaje que considera la perspectiva de género: “Las y los Ocupantes son quienes están cansados de los resultados que ha tenido la forma convencional de gobernar. Han decidido no quedarse con los brazos cruzados y experimentar con una nueva forma de hacer política”. Es así que toma sentido su llamado a ocupar la ciudad habitando la política.

Los habitantes del distrito electoral 10 tienen ahora la oportunidad de contar con esta propuesta política diferente a la que presentan los candidatos y partidos tradicionales. Si quieren probar otra posibilidad de hacer política electoral podrían comenzar apoyando con su firma y su credencial de elector, como expresión de “voluntades libres”. Con esta medida darán un primer paso en su empoderamiento como ciudadanos. Así, cuando el 5 de junio aparezca en las boletas el nombre de Pedro Kumamoto, sabrán que ese fue un triunfo de la ciudadanía independiente.

Empero, hay que dejar claro que las transformaciones que la sociedad mexicana necesita no se lograrán a través del voto. Pero la participación electoral sí se puede constituir en una escuela de aprendizaje democrático que permita entender no sólo la crisis de la democracia burguesa, sino también su inutilidad como herramienta para resolver los problemas de los que menos tienen. La apuesta no debe ser por conseguir una candidatura independiente y un puesto de diputado para confrontar y vigilar a los gobernantes. Se debe luchar por una candidatura como derecho democrático de participación. Y si se es diputado, para favorecer la organización y participación de los ciudadanos desde abajo y así hacer realidad el lema de ocupar la ciudad y habitar la política.

 

 

Movimiento Ciudadano | Pablo Lemus | Zapopan

La sociedad madura no permitirá que compren su voluntad: Pablo Lemus

La Jornada Jalisco

Edición Impresa

25 de enero de 2015

 

El PRI ha ganado las elecciones en Zapopan porque ha lucrado con la pobreza y ha comprado la voluntad de la gente, dijo hoy Pablo Lemus, precandidato a la presidencia municipal de Zapopan por Movimiento Ciudadano (MC).

“Cada tres años el PRI busca comprar el voto con despensas y ahora están tratando de comprar la voluntad de las personas ofreciendo televisiones. Piensan que comprarán la voluntad y el futuro de la gente, pero afortunadamente vemos una sociedad madura que busca un futuro adecuado para sus hijos, que quiere nuevas oportunidades de empleo, que quiere eliminar la corrupción y esos cambios serán posibles con la opción ciudadana y aquí estamos nosotros que somos una nueva esperanza”.

“Los gobiernos han abandonado a los ciudadanos y han dejado que la inseguridad se extienda por todo el país, por todos los Estados y en todas las colonias de Zapopan”, lamentó Lemus ante cientos de simpatizantes. “Pero la inseguridad es posible combatirla con mejores unidades deportivas, con parques públicos en buenas condiciones, calles bien iluminadas y no con represión,  macanazos y armas”.

En la Tuzanía el reclamo colectivo fue la falta de servicios públicos y Enrique Soler simpatizante y vecino de la colonia Arboledas dijo: “Queremos que quien nos gobierne fortalezca la transparencia y la rendición de cuentas”.

“El PRI es igual a corrupción y eso es lo que estamos viendo en todo país y eso tiene que cambiar por el bien de las familias. Nosotros representamos una esperanza de cambio”, indicó Pablo Lemus.

 

 

Guillermo Martínez Mora| PAN | Antonio Pinto | Erika Villa | Zapopan

Martínez Mora se reúne con mujeres simpatizantes del PAN

La Jornada Jalisco

Redacción

25 de enero de 2015

 

El precandidato a la alcaldía de Zapopan, Luis Guillermo Martínez Mora, se reunió esta mañana con mujeres panistas, acompañado por Fernando Garza, Antonio Pinto, Erika Villa y Anabel Hernández, aspirantes a contender por diputaciones locales y federales, respectivamente, así como por todos los integrantes de su planilla, para presentarles el proyecto con el que buscan avanzar en la elección interna de dicho partido.

Con un mensaje por parte de Antonia de la Cerda, panista con más de 50 años de militancia en el partido y quien ha sido una de las principales promotoras de la equidad de género en la región, comenzó el diálogo en el que destacó la importancia de educar  desde el hogar para erradicar la desigualdad.

Guillermo Martínez Mora, comentó sobre las recientes disposiciones legales que obligan a que la mitad los cargos de elección popular sean ocupados por mujeres, por lo que detalló que si bien esto representa un avance, aún queda mucho por hacer en el plano cultural y social.

“Me siento orgulloso de que, como diputado local, fui parte de la aprobación de la ley que obliga que en Jalisco el cincuenta por ciento de los cargos públicos sean ocupados por mujeres. Es urgente impulsar el papel de las mujeres en los procesos electorales y en la vida política de México, pero sobre todo, en la estructura de la formación del futuro de nuestro país”.

Martínez Mora reconoció la labor de la mujer en la sociedad actual y recordó que fue el PAN la primera organización política en promover legalmente la participación de la mujer en la función pública.

Respecto a su visión sobre Zapopan, Martínez Mora señaló que “si algo debe de caracterizar al próximo gobierno municipal es precisamente ser un gobierno sensible, humanista y que emane de los principios de Acción Nacional”.

Asimismo realizó un recuento de las administraciones federales de su partido, en las que afirmó que “Acción Nacional no ha generado devaluaciones, ni ha provocado incrementos en los precios, que históricamente se viven con el PRI”.