Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Legislación en materia de comunicación – 2 de diciembre de 2014

Legislación en materia de comunicación

 

Las palabras que se lleva el tiempo

El Economista

Gerardo Flores Ramírez

2 de diciembre de 2014

 

 

En las semanas recientes he abordado en este espacio diversos temas relacionados con la actuación reciente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). Se trata de temas que se derivan del texto de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR) respecto de los que este órgano regulador recibió algún mandato específico.

He cuestionado la ausencia de consultas públicas sobre algunos de esos temas, el plazo acotado previsto en el caso de determinadas consultas. También he mencionado el hecho de que varias de las decisiones recientes del IFT se han quedado cortas respecto a lo que el Congreso buscaba cuando fueron incorporadas en la LFTR, o aun más preocupante, respecto a lo que el poder reformador de la Constitución buscaba en el caso de la reforma constitucional en la materia.

No tengo duda de que esas colaboraciones a las que me refiero han causado malestar en algunos de -o en todos- los comisionados que integran el pleno del IFT. Sin embargo, no se trata de escribir para complacencia de ellos, se trata de destacar los aspectos en los que basado en mis conocimientos, experiencia e involucramiento en la discusión y aprobación tanto de la reforma constitucional y la legislación secundaria merecen ser señalados, ya sea por no cumplir con lo dispuesto en la ley o porque las decisiones relacionadas con dichos temas se han quedado cortas.

Cuando comparecieron en el Senado ante comisiones unidas en calidad de candidatos propuestos por el presidente Enrique Peña para integrar el pleno del IFT, les hice una pregunta expresa: “Tiene que ver justamente con la importancia de contar con un órgano regulador fuerte, y lo que quiero es que me den la opinión de cada uno de ustedes en cuanto a que si están de acuerdo en que la fortaleza del órgano regulador no se gana por decreto, no se gana por ley o reforma constitucional; lo que me gustaría es que cada uno de ustedes me diga cuáles son los atributos o en qué debe trabajar el nuevo instituto para ganarse esa fortaleza, para ganar credibilidad y para poder ser eficaz en consecuencia con la industria o las industrias que estarán regulando”.

Uno de los hoy comisionados me respondió por ejemplo lo siguiente: “Uno de los mayores valores internacionalmente para un regulador es el ser predecible, el que se sepa qué se va a hacer, cuándo se va a hacer.

Hoya reforma de telecomunicaciones ya ha dado una línea muy clara para la rendición de cuentas que tendrá que hacer el instituto. Hay días planteados ahí que son ya metas que tienen que ser alcanzadas. Esa rendición de cuentas es fundamental. El primer elemento, por tanto, para la credibilidad del instituto, es que esa predictibilidad que ha establecido el Congreso se cumpla, y se rindan cuentas de esto no sólo al final, sino de manera continua”.

A ese comisionado, por ejemplo, le debo comentar, lamentablemente, que esa predictibilidad establecida por el Congreso a la que él se refería no se ha cumplido. Nadie puede afirmar que las decisiones del IFT puedan considerarse predecibles. En realidad, desde mi punto de vista, lo único predecible es su inclinación a limitarse a la interpretación más estrecha de la ley, la que les implique menos riesgos judiciales. Por lo mismo, lamento informarle a ese comisionado que, retomando sus palabras, al no haber predictibilidad en sus decisiones, difícilmente el IFT ha podido construir la necesaria credibilidad de este órgano regulador a la que él mismo se refería.

Así, podría retomar otras respuestas que los entonces candidatos a comisionados dieron en el Senado. Desafortunadamente, creo que no resisten la prueba del tiempo.

 

“Reforma telecom: corte de caja”, artículo de Irene Levy

Aristegui Noticias

Redacción

1 diciembre 2014

 

Se reproduce el artículo de la presidenta de Observatel, Irene Levy, publicado este lunes en el diario El Universal:

“Reforma telecom: corte de caja”

Periódico El Universal

Lunes 1 de diciembre 2014

Hace un año y medio entró en vigor la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones (“Reforma”) que fue incluida en el paquete de las reformas estructurales que prometen cambiar a México, mover a México. ¿Sus objetivos?:

1) Acabar con la brutal concentración que desde hace décadas tenemos en los mercados de telecomunicaciones y radiodifusión; para ello incluyeron la figura de la preponderancia.

2) Apuntalar los derechos fundamentales, particularmente el de información; entonces fue programada la licitación de dos nuevas cadenas nacionales de televisión digital comercial, fue incluida la facultad para limitar la propiedad cruzada de medios, se habló de garantizar frecuencias para medios sociales (comunitarios e indígenas), así como la obligación de crear un organismo descentralizado para proveer el servicio de radiodifusión sin fines de lucro que garantizara libertad editorial y autonomía financiera, entre otras cuestiones.

3) Promover la competencia y establecer nuevas reglas para la convergencia, a fin de que las empresas presten todos los servicios que técnicamente posibiliten sus redes; para eso se estableció la concesión única.

4) Recibir nuevas inversiones y multiplicar los prestadores de servicios; para lograrlo se planea democratizar insumos esenciales a través de la creación de una red compartida mayorista en la banda de 700 MHz, junto con la ampliación de la red troncal de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad.

5) Desarrollar un amplio catálogo de derechos de los usuarios y de las audiencias en la ley secundaria –incluyendo el derecho de réplica-, así como los mecanismos para su defensa.

El vehículo para aterrizar todo esto sería doble, según la propia Constitución: por un lado, la expedición de una ley que transformara la Reforma en derechos, obligaciones y herramientas concretas para materializar lo en ella expuesto y, por otro lado, la Comisión Federal de Telecomunicaciones sería sustituida por un organismo constitucional autónomo integrado por las personas más calificadas, elegidas mediante un proceso totalmente transparente.

Por desgracia, detrás de la redacción de varios de los artículos de la Reforma se adivinaba ya la intención gubernamental de recular, de hacerle trampa al país, de eludirnos. Así fue como la preponderancia terminó siendo una ficción en la ley secundaria, una figura que sorprende incluso a las teorías más trasnochadas de la competencia económica. Pero la cosa no quedó ahí, a este diseño fallido de preponderancia se sumó la invitación a tener mayor concentración en diversos servicios gracias a la inclusión del noveno transitorio en la ley secundaria. Además, algunas de las obligaciones asimétricas parecen maquilladas, ahí tiene usted la oferta pública de América Móvil para uso de su infraestructura que increíblemente no incluye tarifas, y qué decir de la oferta de Televisa que ni siquiera ha sido publicada.

Por otro lado, la licitación de dos cadenas de televisión ha decepcionado a nacionales y extranjeros pues solo 3 postores han decidido pasar a la segunda etapa en un proceso licitatorio que será definido por el criterio económico y que se ha desarrollado en condiciones no muy positivas: incertidumbre en el programa de apagón analógico, integración vertical  ahora legalizada por el noveno transitorio, reglas de propiedad cruzada inútiles, inversión extranjera limitada a 49%, incierta utilización de la infraestructura del preponderante Televisa, así como presiones políticas y mediáticas. Además, el organismo descentralizado de radiodifusión fue concebido más oficialista que público, su órgano decisorio es controlado por el propio Gobierno Federal. Los medios sociales han sido drásticamente limitados en su financiamiento e insumos, y se omitió -nuevamente- legislar sobre derecho de réplica.

La concesión única -que garantizaría la convergencia- se ve cada vez más utópica para los actuales operadores. El proceso, a cargo de la Subsecretaría de Comunicaciones, para desarrollar la red compartida mayorista, va tarde y es opaco, como si no se hubieran enterado de lo que está pasando con la licitación del tren México-Querétaro. La red troncal de CFE no se ha ampliado ni un kilómetro. Los usuarios y audiencias seguimos huérfanos ante la perpetuación de un esquema institucional que ha demostrado insistentemente no funcionar. Todo esto debido a una ley secundaria que llegó 8 meses tarde violando el plazo impuesto por la Constitución, y que descremó muchas de las promesas que se leían en la intención y en la letra del texto constitucional, pifia intencional sin lugar a dudas.

Además, el Instituto Federal de Telecomunicaciones, cuyo proceso de integración dejó mucho que desear por lo que hace a la transparencia y probidad de quienes lo condujeron, ha sido torpedeado desde su génesis por factores exógenos y endógenos: la propia legislación invade sus facultades constitucionales y le atribuye tal carga de trabajo en tan poco tiempo que asegura su incumplimiento, una pobre calidad de sus resultados o ambas cosas. Ha sido fuertemente atacado por algunos legisladores que quieren mantener a sus comisionados amedrentados para que favorezcan sus agendas políticas y las de sus patrocinadores. Pero el principal elemento contra el IFETEL es endógeno: el recato de sus integrantes que llevó a la no interposición de la controversia constitucional contra la ley secundaria que defendería su autonomía y a la propia institución; esa cautela que, de seguir así, dará como resultado interpretaciones jurídicas poco osadas, que se traducirán en decisiones conservadoras tomadas detrás de la línea que marcan al Instituto los intereses políticos y empresariales como zona de confort y de contención. Afuera estamos los usuarios, afuera está la sociedad.

La adquisición de Iusacell por ATT, tres postores en la licitación de las nuevas cadenas de televisión y millones de televisores que están siendo entregados dentro de cajas de cartón con el logo priista impreso de “mover a México”, son los íconos que hasta ahora representan la reforma en telecomunicaciones. Es patético.

En la sobremesa.

Ya han sido designados por unanimidad del Pleno del Senado de la República los 9 miembros de Consejo Ciudadano del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, de entre 19 aspirantes: Ernesto Velázquez, Enrique Lazcano; Lidia Camacho, Javier Esteinou, Raúl Quintanilla, Carmen Ortega, Lourdes Barbosa, Coral Castillo y Nora Patricia Jara. Enhorabuena.

 

La callada crisis de comunicación

Reporte Índigo

2 de diciembre de 2014

Icela Lagunas

 

Fernando Macías Cué presentó su renuncia como vocero oficial del Gobierno del DF. Todo indica que el quiebre se dio por el manejo de la información durante la hospitalización de Miguel Ángel Mancera

Desde que se integró como vocero del DF se dijo que Macías Cué fue una imposición. La mayoría asumía que René Hernández, quien acompañó a Mancera durante la campaña, sería el elegido

La noticia de la gravedad de Mancera se dio a conocer desde la cuenta de Twitter de un periodista y no de la oficina de Comunicación Social del GDF

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, sacó de su gabinete a Fernando Macías Cué, su vocero oficial.

La versión institucional fue que el coordinador general de Comunicación Social del Gobierno del Distrito Federal presentó su renuncia al ejecutivo local como decisión personal.

Sin embargo, como ocurre con ese tipo de salidas intempestivas, los rumores comenzaron a señalar un quiebre en la relación del vocero y Mancera a partir del mal manejo de medios durante la crisis de salud en la que fue operado a corazón abierto.

Fernando Macías Cue, quien por muchos años fue el vocero de Elba Esther Gordillo Morales en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), llegó rodeado de polémica al GDF con Miguel Ángel Mancera.

En días pasados, cuando se presentó la crisis de salud de Mancera, el papel de Fernando Macías fue clave.

Desde el hospital… poco qué decir

Aquel viernes a finales de octubre, cuando Mancera Espinosa ingresó al hospital ABC para someterse a una cirugía programada, metió a Fernando Macías y su equipo en un túnel sin salida.

Primero porque la noticia se dio a conocer desde la cuenta de Twitter de un periodista y no de la oficina de Comunicación Social del GDF.

Para cuando el equipo de comunicación del Gobierno capitalino reaccionó, el breve comunicado que emitió ese día dejó más dudas que certezas:

“Miguel Ángel Mancera Espinosa fue sometido a una intervención quirúrgica programada. Su médico tratante le informó de un problema de arritmia y sugirió que se efectuara un procedimiento de diagnóstico terapéutico para resolver el problema”, comunicó el GDF.

La tarde-noche del 31 de octubre fue crucial y Fernando Macías debió ser un personaje clave para el manejo de la crisis. Pero la falta de precisión en la información, generó más dudas que certezas.

Lo que sucedió en el quirófano sacudió a todo el equipo, pero en especial evidenció a Fernando Macías, encargado de qué decir y qué no decir en ese momento.

Los dobles mensajes confundían más. Por un lado se decía que la operación fue exitosa y luego, casi al mismo tiempo, se daba cuenta de que el jefe de Gobierno estuvo al borde de la muerte.

El procedimiento se complicó, y debido a que Mancera corría riesgo, había que avisar al presidente Enrique Peña Nieto, quien envió al secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong.

Ante tal crisis. Un grupo de reporteros que se apostó en las inmediaciones del Hospital ABC de Observatorio fue la única “fuente” que soltaba a cuentagotas información de lo que estaba ocurriendo:.

Dieron cuenta de la llegada de Osorio Chong, la visita de un grupo de médico militares, los funcionarios más cercanos que se veían entrar y salir.

Factores externos agitan proceso

En ese grupo compacto de quienes entraban y salían del hospital, además de los secretarios, Héctor Serrano, de Gobierno; Armando Ahued, de Salud, y de los hermanos Julio y Luis Serna, se vio a un Fernando Macías que no comunicaba y que dejó que las redes sociales cultivaran la especulación respecto a lo que ocurría o había ocurrido con Mancera.

Aunado a ese momento crítico que vivió Mancera, hoy considerada la mayor crisis de este gabinete, otros factores ajenos a la salud del Ejecutivo local acentuaban los apuros por los que pasaba el GDF.

Cuatro días después de la operación a corazón abierto, la pareja más buscada de México en ese momento, José Luis Abarca y María de los Ángeles Pineda, fue capturada en la delegación Iztapalapa del Distrito Federal, bastión político del PRD.

Y por si fuera poco, en medio de la efervescencia por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, agentes de la Procuraduría de Justicia del DF (PGJDF) realizaron disparos en Ciudad Universitaria, agitando a la comunidad. El caos en todo su esplendor.

Con esos antecedentes a cuestas, Fernando Macías fue separado de su cargo de vocero del GDF.

El vocero que llega

Desde que llegó a la vocería del Gobierno del DF se dijo que Macías Cué fue una imposición. La mayoría asumía que René Hernández, quien acompañó a Mancera durante la campaña, sería quien llegaría a ese cargo.

Súbitamente René Hernández dejó el equipo de campaña y Mancera declaró en ese entonces que “fue una etapa que terminó”. Aunque al mismo tiempo entreabrió la posibilidad de que en el futuro se reincorporara al equipo.

Por eso, luego de que se anunció la renuncia de Fernando Macías como vocero del GDF, el nombre de René Hernández surgió de inmediato.

Él  ayudó a Mancera a sobrellevar los casos más difíciles al frente de la Procuraduría de Justicia del DF, como los secuestros de Fernando Martí y Antonio Equihua.

Así como subió, el rumor bajó tras ventilarse las diferencias irreconciliables entre René Hernández y los hermanos Julio y Luis Serna, amigos cercanísimos del jefe de Gobierno, asesor y secretario particular, respectivamente.

También se manejó el nombre de Evangelina Hernández Duarte, hoy vocera del Instituto Electoral del Distrito Federal y una de las funcionarias de todas las confianzas del jefe de Gobierno.

Y el de Manuel Moreno Domínguez, quien ya sabe lo que es estar al frente de áreas de comunicación social.

Ya en el arranque de esta semana comenzó a cobrar fuerza el nombre del tabasqueño Carlos Salomón Cámara, el publirrelacionista que ha sido reconocido en el exterior por el manejo de crisis.

Sobre todo porque desde adentro, secretarios del gabinete de Mancera y colaboradores reconocen que hay una crisis que urge resolver en el arranque del tercer año de gobierno de Miguel Ángel Mancera.

El que se defina tiene un gran reto al frente de un gobierno que deambula entre conseguir la reforma política para el Distrito Federal, una propuesta para aumentar el salario mínimos a los capitalinos y otra para prevenir y eliminar las desapariciones forzadas.

 

Ifetel “vs” Senado

Milenio Jalisco

Javier Orozco

1 diciembre 2014

 

No es la primera vez, y seguramente no será la última, que mediante un comunicado que aparece en su espacio de prensa, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) sale a dar explicaciones de sus actos; ahora sí, como dice el dicho, explicación no pedida, culpabilidad manifiesta.

Como se comentó la semana pasada, la Comisión de Comunicaciones del Senado envío un oficio al Ifetel haciéndole una serie de señalamientos sobre su actuar y forma de aplicar la legislación.

Resulta que mediante una denominada “nota informativa”, la Coordinación de Comunicación Social del Ifetel, con el auxilio de otras áreas técnicas, se ponen a dar respuesta en torno a una serie de temas clave en el sector, según esto para “evitar confusiones y malos entendidos”.

De entrada, su “nota informativa” muestra falta de valor civil, al no citar directamente a quienes llama “algunos actores”, ¿por qué no decir los nombres de las personas o instituciones que se han referido al trabajo del Ifetel?

Posteriormente, comienza su defensa —a la cual tiene todo el derecho— en tres rubros: investigaciones de mercados relevantes, plan de desincorporación del agente económico preponderante y reglas de portabilidad numérica.

Es natural que cada persona o institución tenga una visión o interpretación de las cosas, como también que en otras exista coincidencia. Pero de eso a señalar medias verdades o poner solo la información que convenga no se vale.

Pongo un ejemplo, en reglas de portabilidad numérica señala el Ifetel que en Luxemburgo, Colombia, Paraguay, Argentina y Perú se tomaron más de 100 días en sus procesos de portabilidad.

Pero lo que no dice es que en Costa Rica el Consejo de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) resolvió el 18 de noviembre que a partir del 1 de diciembre —es decir, en ocho días hábiles— debería reducirse el tiempo de aplicación de la portabilidad numérica en los servicios móviles de 72 a 48 horas. Aquí tuvieron 60 días naturales para decir cómo llegar a las 24 horas y no lo hicieron.

No es una cuestión de choque entre el Ifetel y el Senado, pero es necesario que los comisionados vayan a comparecer y, bajo protesta de decir verdad, den una explicación.

 

A consulta, proyecto para eliminar cargos de larga distancia

 

El Occidental

 

Salvador Guerrero

 

2 de diciembre de 2014

 

 

Ciudad de México.- El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) somete a consulta pública el anteproyecto sobre las disposiciones para eliminar cargos a la larga distancia nacional a los usuarios a partir del primero de enero de 2015.

En sesión extraordinaria del pleno, el órgano regulador señaló que la medida es para otorgar mayor certeza a los concesionarios de redes públicas de telecomunicaciones y a los usuarios en cuanto a las acciones a seguir, así como garantizar la continuidad del servicio público de telecomunicaciones de telefonía una vez aplicada el mes que entra.

Asimismo, anunció que la consulta pública tendrá un plazo de 10 días hábiles, contados a partir del día siguiente hábil de su publicación en el portal de internet del IFT.

El órgano regulador abundó en que estas medidas se aplican de conformidad con lo previsto en el artículo 118 fracción V y el Vigésimo Quinto Transitorio de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

El anteproyecto que se pone a consulta pública atiende tres aspectos: los derechos de los usuarios de servicios de telecomunicaciones, a la luz de la nueva ley y las disposiciones administrativas vigentes en materia de protección a los consumidores; las obligaciones que los concesionarios y demás prestadores de servicios de telecomunicaciones han adquirido como consecuencia de la emisión de la ley, y el tratamiento al servicio de selección por presuscripción, derivado de la desaparición del cobro por llamadas de larga distancia nacional.

El IFT señaló en un comunicado que para favorecer la transparencia y participación ciudadana, realizará esta consulta pública a fin de recibir los comentarios y opiniones de la industria, académicos, analistas y sociedad en general durante un periodo 10 días hábiles, tomando en cuenta las aportaciones que se evalúen procedentes, a fin de contar con un documento más sólido que será sometido, en su momento, a consideración del Pleno para su posterior publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y entrada en vigor a partir del 1 de enero del año entrante.

 

 

A consulta, reglas para quitar cobros por larga distancia

El Economista

Claudia Juárez Escalona

1 de diciembre de 2014

 

 

Sin importar el tipo de marcación, a partir del 1 de enero del 2015 se eliminarán los cobros por concepto de larga distancia en telefonía fija o móvil.

Para ello, el IFT llevará a cabo una consulta pública sobre las disposiciones que deberán cumplir los operadores de telefonía fija para no realizar cargos de larga distancia nacional a los usuarios a partir del 1 de enero del próximo año. De acuerdo con el IFT, las disposiciones propuestas tienen el objetivo de que, a partir del 1 de enero del 2015, se deje de cobrar la larga distancia nacional.

Además, “se otorga certeza a los concesionarios de redes públicas de telecomunicaciones en cuanto a las acciones a seguir para garantizar la continuidad del servicio público de telecomunicaciones de telefonía”.

En el documento de consulta, el IFT establece que las tarifas que las empresas de telefonía registren y apliquen a los usuarios deberán ser las mismas, independientemente de que se utilicen prefijos como “044” y “045”, tratándose de llamadas a números de celular en la modalidad “el que llama paga”.

El Instituto estableció que no podrá existir diferencia tarifaria cuando se realicen llamadas con la marcación de los prefijos de acceso “01” y “02”, el código de servicio especial “020”, y la marcación directa de 7 u 8 dígitos, tratándose de llamadas a celular en la modalidad “el que recibe paga” o del servicio fijo.

Planteó que las llamadas que se originen y terminen dentro del territorio nacional serán consideradas llamadas del servicio local, y deberán mantener los procedimientos vigentes de marcación y los mensajes de señalización en la interconexión entre concesionarios, establecidos en las distintas disposiciones legales y administrativas aplicables.

Respecto de las llamadas que se originen a través de la marcación de los prefijos de acceso “01”, “02” y “045”, así como a través del código de servicio especial “020”, se seguirán cursando a través de las empresas que en su título de concesión tengan autorizado el servicio de larga distancia nacional.

cjescalona@eleconomista.com.mx

 

 

IFT acuerda someter anteproyecto de largas distancias a consulta pública

Homo Zapping

El Zappo

1 de diciembre de 2014

 

El pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) en sesión extraordinaria acordó someter a consulta pública el anteproyecto de disposiciones que deben cumplir aquellos concesionarios que presten servicios públicos de telecomunicaciones por medio de redes públicas de telecomunicaciones para ya no realizar cargos de larga distancia nacional a partir del 1 de enero de 2015.

Las disposiciones tienen como objetivo garantizar a partir del primer día de 2015 que los concesionarios se abstengan de realizar cargos por llamadas de larga distancia nacional y que exista la certeza tanto para usuarios como concesionarios de que se garantice la continuidad del servicio público de telecomunicaciones de telefonía.

El anteproyecto puesto a consulta pública establece tres aspectos fundamentales:

1)Los derechos de usuarios de telecomunicaciones.

2)Las obligaciones de los concesionarios y otros prestadores de servicios en la materia como consecuencia de la emisión de la ley.

3)El tratamiento al servicio de selección por presuscripción.

 

A consulta pública, anteproyecto sobre eliminación de larga distancia

Uno más uno

Redacción

1 de diciembre de 2014

 

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) someterá a consulta pública el anteproyecto sobre las disposiciones que deberán cumplir los operadores de telefonía fija para no realizar cargos de larga distancia nacional a los usuarios a partir del 1 de enero del próximo año.

El órgano regulador precisa en un comunicado que estas medidas tienen como objetivo garantizar certeza tanto para los usuarios como para los concesionarios, de tal manera que se garantice la continuidad del servicio de telefonía.

Señala que este anteproyecto que se pone a consulta pública atiende los derechos de los usuarios de servicios de telecomunicaciones, a la luz de la nueva Ley y las disposiciones administrativas vigentes en materia de protección a los consumidores.

Asimismo, las obligaciones que los concesionarios y demás prestadores de servicios de telecomunicaciones han adquirido como consecuencia de la emisión de la Ley, y el tratamiento al servicio de selección por presuscripción, derivado de la desaparición del cobro por llamadas de larga distancia nacional.

La consulta pública, mediante la cual el instituto recibirá comentarios y opiniones de la industria, académicos, analistas y sociedad en general estará abierta en un periodo 10 días hábiles, contados a partir del día siguiente hábil de su publicación en el portal de Internet del IFT www.ift.org.mx.

El Ifetel considerará las aportaciones que se evalúen procedentes, para contar con un documento más sólido que será sometido, en su momento, a consideración del Pleno para su posterior publicación en el Diario Oficial de la Federación y entrada en vigor.

 

Eliminación del cobro de larga distancia, en consulta pública

Milenio Jalisco

Susana Mendieta

1 diciembre 2014

 

Ciudad de México

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) aprobó someter a consulta pública las disposiciones propuestas para que, a partir del 1 de enero de 2015, los concesionarios dejen de realizar cargos por llamadas de larga distancia nacional a sus usuarios.

La consulta pública estará abierta durante 10 días hábiles que se contarán a partir del día en que se publique en el portal de internet del Instituto.

El anteproyecto que el Ifetel somete a consulta pública considera tres aspectos fundamentales: uno está relacionado con los derechos de los usuarios de servicios de telecomunicaciones vigentes en materia de protección a los consumidores.

Un segundo aspecto son las obligaciones que los concesionarios y demás prestadores de servicios de telecomunicaciones ha adquirido con la Ley Federal de Telecomunicaciones.

Y un tercer aspecto es el tratamiento al servicio de selección por presuscripción, derivado de la desaparición del cobro por llamadas de larga distancia nacional.

Dichas disposiciones deben someterse a consulta pública como parte de las obligaciones que le fueron impuestas al Ifetel para poder aprobar cualquier anteproyecto en materia de telecomunicaciones.

 

Eliminación de cobros por larga distancia a consulta pública: IFT

24 Horas

Notimex

1 de diciembre de 2014

 

 

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) someterá a consulta pública el anteproyecto sobre las disposiciones que deberán cumplir los operadores de telefonía fija para no realizar cargos de larga distancia nacional a los usuarios a partir del 1 de enero del próximo año.

 

El órgano regulador precisa en un comunicado que estas medidas tienen como objetivo garantizar certeza tanto para los usuarios como para los concesionarios, de tal manera que se garantice la continuidad del servicio de telefonía.

 

Señala que este anteproyecto que se pone a consulta pública atiende los derechos de los usuarios de servicios de telecomunicaciones, a la luz de la nueva Ley y las disposiciones administrativas vigentes en materia de protección a los consumidores.

 

Asimismo, las obligaciones que los concesionarios y demás prestadores de servicios de telecomunicaciones han adquirido como consecuencia de la emisión de la Ley, y el tratamiento al servicio de selección por presuscripción, derivado de la desaparición del cobro por llamadas de larga distancia nacional.

 

La consulta pública, mediante la cual el instituto recibirá comentarios y opiniones de la industria, académicos, analistas y sociedad en general estará abierta en un periodo 10 días hábiles, contados a partir del día siguiente hábil de su publicación en el portal de Internet del IFT www.ift.org.mx.

 

El IFT considerará las aportaciones que se evalúen procedentes, para contar con un documento más sólido que será sometido, en su momento, a consideración del Pleno para su posterior publicación en el Diario Oficial de la Federación y entrada en vigor.  DM

 

 

 

IFT lanza gaceta en versión digital

El Financiero

Redacción

1 de diciembre de 2014

 

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) lanzó su Gaceta digital, un esfuerzo para acercar a funcionarios públicos, periodistas, académicos, estudiantes e integrantes de la sociedad civil a los temas que maneja el organismo.

El instituto dijo en un comunicado que, a diferencia de la publicación impresa, la Gaceta IFT digital ampliará su difusión debido a que estará disponible para descargar en internet.

“Esta primera emisión digital de la Gaceta IFT pretende ser un espacio para discutir y analizar temas de la mayor relevancia para el desarrollo de los sectores de las telecomunicaciones y la radiodifusión, no sólo en México, sino en el mundo”, dijo Gabriel Contreras, comisionado presidente del IFT, de acuerdo con el comunicado.

En esta primera edición destaca la participación de los comisionados Adriana Labardini, María Elena Estavillo y Fernando Borjón, así como otros funcionarios del IFT y colaboradores externos.

El instituto indicó que la publicación será bimestral y que inicialmente se podrá descargar gratuitamente para Android y Windows, y en los próximos días estará disponible en iOS.