Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Convergencia digital – 28 de noviembre de 2014

-Convergencia digital

 

Millones de familias quedarían sin televisión abierta por retrasos de apagón

24 Horas

Juan Luis Ramo

27 de noviembre de 2014

 

El incumplimiento del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para realizar el apagón analógico en cinco ciudades del norte este miércoles puede traer consecuencias como que no haya un apagón nacional para el 31 de diciembre de 2015, con lo que se incumpliría un mandato constitucional.

Además, se retrasaría la liberación de la banda de 700 MHz que se va a utilizar para la red compartida, lo que demoraría el proyecto de banda ancha en el país.

“Si no podemos llegar a las fases intermedias en tiempo, probablemente no lleguemos a la fase de la conclusión el 31 de diciembre de 2015, lo que implicaría que por la prisa de cumplir con lo que indica la ley se pueda dejar a millones de mexicanos sin servicio de televisión abierta, que es uno de los servicios con mayor penetración en el país”, agregó Gonzalo Rojon, director de Investigación en The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

La noche del martes, el presidente del IFT, Gabriel Contreras, declaró que los comisionados del órgano regulador ya están analizando el reporte de la SCT en torno al nivel de penetración digital alcanzado en el noreste del país, el cual fue entregado el pasado viernes 21 de noviembre, para determinar la fecha del apagón analógico en esa zona.

El Instituto señaló a este diario que tras el análisis del documento deberá realizarse una sesión del pleno para determinar si hay las condiciones para que se realice el apagón, tras lo cual se requiere por lo menos un lapso de cuatro semanas para que se efectúe esta acción, según estipula la Política de Transición a la Televisión Digital (TDT).

Al respecto, Rojon expresó que los retrasos significan “graves tropiezos” en tanto que los apagones parciales se planearon para preparar al país para el día en que toda la población tenga que migrar a la televisión digital.

“La gente no tiene idea de lo que es la TDT, lo único que se ha hecho es dar televisores a personas beneficiarias de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), pero no se han visto campañas ni presupuesto reales para explicar a la población de qué se trata el apagón. Además, hay muchas personas en el país que no están en el padrón de Sedesol y tienen televisiones viejas, y para ellos no se ha visto alguna atención”, criticó el especialista.

Banda ancha en riesgo

El proyecto de red compartida para llevar banda ancha a todo el país e incrementar la competencia a través de la suma de la red de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la banda de 700 MHz, se vería amenazada ante el retraso del apagón analógico,

“Esta red compartida se va a concesionar a ciertos operadores para que se pueda vender, con lo que se busca la introducción de mayor oferta y competencia del servicio, pero si uno de los elementos que se necesitan se tiene cautivo y se retrasa en liberarlo (la liberación de la banda 700 MHz) todo el proceso se va a retrasar”, indicó Rojon.

Cuando se realice el apagón analógico en el país desaparecerán los canales que actualmente pasan por la banda de 700 MHz, con el fin de que quede liberada para la red compartida, pero si no se baja el switch habrá retrasos que afectarán tanto a la competitividad en el mercado como a los usuarios que no podrán gozar de ofertas para este beneficio.

 

 

Apagón analógico será hasta febrero del 2015

El Economista

Patricia Romo

27 de noviembre de 2014

 

Guadalajara, Jal. Luego que se pospuso la fecha prevista para realizar el apagón analógico en Jalisco, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que el cambio de la señal análoga por la televisión digital terrestre (TDT) será durante la segunda quincena de febrero del 2015.

El coordinador del programa en la SCT, Javier Lizárraga, informó que para esa fecha se tiene previsto concluir la primera etapa de entrega de televisores digitales en 107 de los 125 municipios de la entidad.

En Jalisco se repartirán más de 700,000 televisores digitales por parte del gobierno federal, a través de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Sin embargo, durante las primeras semanas de entrega de equipos a los beneficiarios de los programas de la dependencia se presentaron “algunas complicaciones logísticas”, por lo que en el 2015 se realizará una segunda entrega.

Explicó que, en principio, se repartieron 70,000 pantallas a residentes de Guadalajara, Tonalá y El Salto, pero debido a las dificultades para localizar a algunos de los beneficiarios no se consiguió llegar a la meta de alcanzar 90% de las entregas previstas y sólo se logró una cobertura de 74 por ciento.

“Es muy importante insistir para que la población nos ayude. Están yendo personas que no son beneficiarios. Se corrió el rumor aquí en la ciudad de Guadalajara que estamos regalando televisores y no estamos regalando pantallas, estamos cumpliendo con un mandato constitucional”, subrayó Lizárraga.

Segunda fase

Añadió que la segunda etapa del programa se emprenderá durante agosto en las regiones costeras y municipios del norte del estado, aunque, aclaró, este proceso tiene que ser autorizado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

“Ellos seleccionarán, el pleno determinarán la fecha más apropiada para el apagón siempre y cuando no genere conflictos con algún proceso electoral o con algún evento masivo importante”, dijo el funcionario de SCT.

Cabe recordar que noviembre se fijó como la fecha prevista para comenzar con este proceso de manera formal. Sin embargo, como publicó este diario el pasado 2 de octubre, por cuestiones técnicas se retrasó su inicio hasta el 2015.

promo@eleconomista.com.mx

 

 

Confía IFT que comicios no aplacen el apagón

El Sol de México

Salvador Guerrero

28 de noviembre de 2014

 

El programa de sustitución de la televisión analógica a la televisión digital terrestre (TDT) se cumplirá a cabalidad siempre y cuando los tiempos electorales no frenen el calendario establecido para su implantación, señaló el titular de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Alejandro Navarrete.

Entrevistado luego de su exposición en el marco de la 56 Semana de la Radio y Televisión, el funcionario señaló que están trabajando muy de cerca con el Instituto Nacional Electoral en la parte de apagar o no apagar, y la parte de la entrega de televisores le toca a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) como responsables del programa.

“Nosotros tenemos la obligación de apagar, aunque los tiempos electorales y la posible suspensión en la entrega de televisores a los más desfavorecidos dependerán de la SCT”, reiteró.

Cualquier suspensión a los tiempos tendrá un efecto sobre el programa, lo que implicaría un ajuste pero siempre tratando de cumplir con los tiempos establecidos, dijo.

La relación entre las instituciones es de armonía y hay muchos retos por cumplir, como la publicidad infantil, entre mucho otros aspectos, pero existe coordinación entre las instituciones a fin de que los programas se ejecuten en tiempo y forma y acordes con la realidad para la prestación de los servicios.

Sostuvo que tras el cambio de Cofetel a IFT se refrendó la colaboración entre el INE y el IFT y en términos de contenidos quedó en manos de la Secretaría de Gobernación, sin embargo, señaló, debemos tener sinergias para evitar duplicidades y contratiempos.

Los cambios tienen que facilitar la migración a las tecnologías digitales y la licitación de las dos nuevas cadenas de televisión fortalecen al sector y son prueba de ello.

Alejandro Navarrete, agregó que “vamos a seguir promocionando la apertura de nuevas opciones de contenidos tanto de radio como de televisión”.

La industria se encuentra preparada para el cambio y se está trabajando con los receptores y la parte automotriz que ya traen radio digital en las unidades.

 

 

Confía IFT que comicios no aplacen el apagón

El Occidental

Salvador Guerrero

28 de noviembre de 2014

 

Ciudad de México.- El programa de sustitución de la televisión analógica a la televisión digital terrestre (TDT) se cumplirá a cabalidad siempre y cuando los tiempos electorales no frenen el calendario establecido para su implantación, señaló el titular de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Alejandro Navarrete.

Entrevistado luego de su exposición en el marco de la 56 Semana de la Radio y Televisión, el funcionario señaló que están trabajando muy de cerca con el Instituto Nacional Electoral en la parte de apagar o no apagar, y la parte de la entrega de televisores le toca a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) como responsables del programa.

“Nosotros tenemos la obligación de apagar, aunque los tiempos electorales y la posible suspensión en la entrega de televisores a los más desfavorecidos dependerán de la SCT”, reiteró.

Cualquier suspensión a los tiempos tendrá un efecto sobre el programa, lo que implicaría un ajuste pero siempre tratando de cumplir con los tiempos establecidos, dijo.

La relación entre las instituciones es de armonía y hay muchos retos por cumplir, como la publicidad infantil, entre mucho otros aspectos, pero existe coordinación entre las instituciones a fin de que los programas se ejecuten en tiempo y forma y acordes con la realidad para la prestación de los servicios.

Sostuvo que tras el cambio de Cofetel a IFT se refrendó la colaboración entre el INE y el IFT y en términos de contenidos quedó en manos de la Secretaría de Gobernación, sin embargo, señaló, debemos tener sinergias para evitar duplicidades y contratiempos.

Los cambios tienen que facilitar la migración a las tecnologías digitales y la licitación de las dos nuevas cadenas de televisión fortalecen al sector y son prueba de ello.

Alejandro Navarrete, agregó que “vamos a seguir promocionando la apertura de nuevas opciones de contenidos tanto de radio como de televisión”.

La industria se encuentra preparada para el cambio y se está trabajando con los receptores y la parte automotriz que ya traen radio digital en las unidades.

 

 

Preocupa a Grupo Radio Centro retraso en apagón

El Financiero

Ana Martínez

27 de noviembre de 2014

 

Los retrasos en la Transición Digital Terrestre (TDT) preocupan a Francisco Aguirre, presidente de Grupo Radio Centro, pues estos limitarían significativamente la audiencia de las dos nuevas cadenas de televisión que transmitirán señales digitales exclusivamente.

“(El apagón) es uno de los compromisos de gobierno y es una de las solicitudes que he hecho, que se apuren… dan a conocer a los ganadores (de las cadenas) a más tardar el 29 de marzo y 30 días después se tiene que pagar y no es justo que tengamos un pago realizado de un mercado que todavía no existe”, dijo Aguirre.

La puesta en marcha de las nueva cadenas de TV abierta requieren una inversión de cientos de millones de dólares y uno de sus modelos de negocio contempla utilizar la infraestructura de Grupo Televisa, preponderante del sector.

Radio Centro apostará por la multiprogramación y buscarán utilizar el título único de concesión para ofrecer servicios de telecomunicaciones y llevar su proyecto fuera de México. “Gradualmente vamos a ir desarrollando ese proyecto”, dijo Aguirre.

Radio Centro presentó ofertas de cobertura y económicas para ambas cadenas de TV abierta, sin embargo, aspira a obtener la concesión de sólo una.

“Vamos solos”, dijo Aguirre y afirmó que poseen los recursos y experiencia para competir con TV Azteca y Televisa.

“Le veo mucho futuro a este proyecto para que Grupo Radio Centro pueda desplegar su gran capacidad de atracción de las audiencias, tenemos una plataforma del 58 por ciento de audiencias”, dijo.

 

 

¿Transición a la TDT o incumplir la Constitución?

El Economista

Ernesto Piedras

27 de noviembre de 2014

 

Hace seis meses la SCT dio a conocer el nuevo programa de transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT), con el objetivo de cumplir con el mandato constitucional de alcanzar la transición a la televisión digital el 31 de diciembre del 2015, así como para garantizar el acceso efectivo a esas señales radiodifundidas para toda la población.

Para ello se instituyó la política de provisión de televisores digitales a los hogares inscritos en el padrón de beneficiarios de los diversos programas sociales de la Sedesol.

Por esas mismas fechas, el IFT resolvió reajustar por una tercera ocasión (por decir lo menos) el cese de señales analógicas en su segunda fase, que comprendía cinco ciudades de la frontera noreste del país; pasando del 29 de mayo del 2014 al día 26 de noviembre.

Recordemos que la política de transición dicta que si un mes antes de realizar el apagón analógico no se ha alcanzado un nivel de penetración de 90% de la TDT, se deberá ajustar el plazo para realizar la terminación de transmisiones analógicas en esa ciudad.

De esta manera, el IFT no ha aplicado el cese de las señales analógicas en la zona noreste del país, aunque la SCT declara haber entregado la información que acredita una penetración de 90% alcanzada en esa región, mediante la ejecución de su programa de entrega de televisores, que por cierto, dio inicio apenas hace un par de semanas en algunas ciudades de esa misma región.

Lo anterior nos deja claro que invariablemente y desde la ejecución del programa piloto en la ciudad de Tijuana se han incumplido en tiempo y forma los plazos fijados, ya sea por no alcanzar la penetración objetivo para ordenar el apagón analógico o por la falta de recursos suficientes para proveer a la población de equipos necesarios para la recepción de señales digitales.

Adicionalmente, es más que evidente la falta de información y difusión acerca del cese de señales analógicas, aun en las ciudades en las que ya se ha hecho entrega de televisores digitales. Al respecto, en el sitio web de la TDT, administrado por el IFT, fue retirado el cronograma de transición, lo cual deja en incertidumbre sobre qué ciudades serán las próximas a migrar.

Todo lo anterior nos lleva a cuestionarnos si realmente será posible lograr la migración a las señales digitales para 90% o más de los hogares del país al término del 2015, ante la presencia de múltiples complicaciones y reajustes de plazos durante el proceso.

Cabe destacar que de no alcanzar la transición a la TDT se incumpliría con la Constitución y se atrasaría la puesta en marcha de otros proyectos, como la instalación de la red pública compartida de telecomunicaciones que impulsará el acceso efectivo a la banda ancha, pero sobre todo se privaría del principal medio de acceso a la información, aun para un importante porcentaje de la población.

Ante ello, es prioritario llevar a cabo en primer lugar, una amplia ejecución de campañas de difusión de la transición a la TDT, una asignación de presupuesto suficiente para proveer de televisores digitales a todo el padrón de beneficiarios y una planeación y ejecución en tiempo y forma de las acciones del programa. Porque de ello depende la eliminación de los costos sociales asociados por dejar desprovisto de señales de televisión abierta a la población, la utilización eficiente del espectro y la reducción de la brecha digital en el país.