Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Economía política de los medios – 29 de septiembre de 2014

-Economía política de las empresas de medios

–Licitaciones

 

Preparan licitación de la red de 700 Mhz

El Universal

Edgar Sigler

29 de septiembre de 2014

 

Grandes firmas participarán, pese a críticas de operadores,
El gobierno mexicano se prepara para lanzar la licitación de uno de los más innovadores y discutidos proyectos de telecomunicaciones a nivel mundial, por lo que los gigantes en la construcción de infraestructuras de redes alzan la mano para participar en un proyecto valuado en cerca de 10 mil millones de dólares (mdd), a pesar de las críticas que ha recibido por parte de los operadores de telefonía móvil del país.

“Vemos con gran expectación la construcción del operador en la banda de 700 MHz”, dijo Luis Lara, director de Asuntos con Gobierno para México y director de Espectro y Regulación para América Latina de Motorola Solutions.

La firma especializada en tecnologías de telecomunicaciones es una de las interesadas en participar en la construcción de la red que debe terminarse antes de finalizar 2018, según la propia Constitución.

“Al día de hoy estamos evaluando nuestra participación. Lo que sí pensamos es que con nuestro liderazgo tecnológico podemos dar nuestra experiencia para el mecanismo de implementación”, expuso Lara.

El interés de Motorola se suma al de la francesa Alcatel-Lucent, que también pretende participar en la licitación una vez que el gobierno lance las bases. Incluso, la firma europea presentó un plan a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para su construcción, según fuentes consultadas por la agencia de noticias Reuters.

“Hoy no se tiene ninguna licitación o base, y si fuera el caso nos gustaría participar de alguna forma”, comentó la semana pasada el CTO y director técnico de ventas de Alcatel-Lucent México, Alberto Ríos.

La firma finlandesa Nokia Networks también busca participar en la construcción del operador mayorista y considera que su experiencia en la puesta en marcha de una red similar en Ruanda, así como su liderazgo en la instalación de redes 4G tipo LTE en Corea del Sur, el país con mayores anchos de banda promedio en el mundo, la avalan.

“El interés por supuesto que lo tenemos, estamos comprometidos con ello. Somos los únicos proveedores de telecomunicaciones que ya estamos en un negocio similar como el de Ruanda”, dijo el vocero y gerente de Mercadotecnia en México de la empresa, Santiago Escalona.

El directivo añadió que se han reunido con la SCT para platicar sobre el proyecto y destacón que participarán en la prueba piloto que llevará a cabo la Secretaría antes de lanzar las bases.

“El trial (prueba) está a la voz de ya. Cada uno vamos a poner nuestros equipos y funcionamiento para la evaluación”, destacó Escalona, quien espera que existan alrededor de 11 participantes en las pruebas.

El vocero de Nokia Networks explicó que la idea del gobierno es que los interesados instalen pequeñas redes en ciertas localidades para realizar las mediciones sobre su funcionamiento dentro de la banda de 700 MHz.

Escalona también cree que no existirá un ganador que pueda ofrecer todas las soluciones que va a requerir un proyecto de esta magnitud, por lo que al final puede quedar un consorcio de compañías que aporten su expertise en el proyecto.

Además espera que la inversión sólo en los primeros dos años del proyecto alcance los 10 mil mdd que estima el gobierno.

Rechazo

La reforma constitucional aprobada el año pasado obligó al gobierno a construir infraestructura para la instalación de un operador cuyo fin sea cubrir al 98% de la población con tecnología para ofrecer servicios de internet de banda ancha utilizando la red de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el preciado espectro en la banda de 700 MHz.

Los mayores operadores del país como Telefónica, Iusacell y Nextel expresaron en el pasado su rechazo por la construcción de este operador que ocupará la banda de 700 MHz, pues consideran que se puede generar un monopolio en el uso en una de las partes del espectro más preciadas para cualquier firma del sector en el mundo.

Otras asociaciones que representan los intereses de este sector a nivel internacional como GSMA han criticado el uso que se le dará a esta banda.

Pero la idea del proyecto viene desde la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), que realizó un estudio donde conceptualiza al operador mayorista, cuya función primordial consistirá en ofrecer capacidad de red a los operadores tradicionales, así como a quienes busquen sólo revender servicios de telecomunicaciones bajo el modelo de operadores móviles virtuales (MVNO, por sus siglas en inglés).

“Nuestra visión está centrada en maximizar la red para acceso al 98% de la población. Si se va a instalar una infraestructura con una cobertura nunca antes vista, lo que intentamos es apoyar al gobierno para que pueda usarse en beneficio de la seguridad pública”, dijo el directivo de Motorola.

México es el país con la menor penetración de servicios de banda ancha móvil y fija dentro de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), el grupo de naciones desarrollados, que también ha mencionado los altos precios que se dan por estos servicios en el país.

 

 

Germán Larrea: ¿del cine a la TV?

El Universal

Gabriel Sosa

29 de septiembre de 2014

 

Aunque hasta ahora el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) no ha confirmado la información, se asegura que el poderoso y misterioso empresario minero Germán Larrea Mota Velasco es uno de los participantes en la licitación de las dos cadenas de televisión abierta digital, a través de la empresa Empresarios Industriales de México, S.A. de C.V.

Que el segundo hombre más rico de México y con la posición número 67 de los multimillonarios en el mundo, con una fortuna estimada de 14 mil 900 millones de dólares, según Forbes, sea uno de los posibles operadores de uno de los medios de comunicación con mayor influencia en el país, no es positivo para la incipiente democracia mexicana ni para el periodismo. Poder económico y poder mediático nunca han sido una buena mancuerna para ampliar la libertad de expresión y el derecho a la información porque, como afirma Ignacio Ramonet, “no funcionan de manera que satisfagan a los ciudadanos sino que lo hacen al servicio de los intereses de los grupos que los poseen”.

Sin embargo, se trata de una tendencia global irreversible. Empresas tradicionales de medios de comunicación se han convertido en empresas multiplataforma con un enorme poder económico y han creado multimillonarios (Michael Bloomberg, Rupert Murdoch, Francois Pinault, etc.) con inversiones en otras actividades económicas. Pero también, como afirma Denis de Moraes, hoy megaempresas, fondos de inversión, magnates de las finanzas y del petróleo y bancos como el Santander, el Bilbao Vizcaya y el Deutsche tienen participaciones y propiedades cruzadas en los medios. La liberalización ha favorecido la entrada de estos capitales en los mercados de la comunicación (Denis de Moraes, Ignacio Ramonet y Pascual Serrano, Medios, poder y contrapoder, Ed. Biblos, 2013).

En su justa dimensión, algo similar hemos vivido en México. La radio y la televisión crearon multimillonarios (Emilio Azcárraga es el caso más destacado), pero también en fechas más recientes hemos visto un inusitado interés en los medios de comunicación por parte de empresarios exitosos en otras ramas de la economía. Por ejemplo, Olegario Vázquez Raña, de ser un sobresaliente empresario hotelero, financiero y de hospitales, decidió incursionar en los medios de comunicación al adquirir el periódico Excélsior, el grupo radiofónico Imagen, el Canal 28 de televisión y ahora quiere, como Larrea, ser uno de los ganadores de las cadenas de televisión.

Lo mismo podríamos decir de Carlos Slim, el hombre más rico de México y el segundo multimillonario en el mundo, que hizo su fortuna en las telecomunicaciones y otros negocios, y ahora ya tiene un pie en los medios de comunicación en nuestro país, a través de noticiarios y producciones de deportes que se transmiten en la televisión de paga (Dish), además de una presencia cada vez más amplia en internet a través de portales como Uno.tv y Ora.tv. Su incursión directa en la televisión de paga parece inminente, una vez que se resuelva la venta de activos de América Móvil para dejar de ser agente económico preponderante en el sector de las telecomunicaciones.

Germán Larrea también quiere extenderse en las llamadas industrias culturales. Creó la filial Entretenimiento GM de México, con la que incursionó en 2009 en el negocio de la exhibición de películas a través de Cinemex. Con mucho dinero en el bolsillo, logró en menos de cinco años convertirse en la segunda empresa más importante de este mercado. El año pasado, con el visto bueno de la nueva Comisión Federal de Competencia Económica (CFCE), adquirió Cinemark, y se consolidó en México un duopolio (Cinépolis-Cinemex) en la exhibición cinematográfica.

Con este exitoso antecedente, el empresario va por la televisión abierta y las luces de emergencia se encendieron. Evidentemente hay quienes no lo quieren operando una o las dos cadenas, no por las razones que expusimos al inicio de esta columna, sino porque se le ve como un competidor peligroso que podría afectar los intereses de quienes históricamente han controlado el sector de la radiodifusión mexicana. Además de tener mucho dinero, posee información de primera mano sobre las oportunidades del mercado de la televisión abierta y las telecomunicaciones al ser miembro del Consejo de Administración de Televisa. Esto explica el “bullyng” mediático que ha vivido en las últimas semanas de parte de la televisión y por supuesto del gobierno federal (que preferiría a un empresario más cercano), por una buena razón: el desastre ecológico provocado por una de sus minas de cobre en Sonora.

Si Larrea se quedara con una o las dos cadenas de televisión ¿qué informarían sus noticiarios sobre esta tragedia ecológica y de qué manera? O ¿qué dirían sobre los señalamientos que se le hacen en el sentido de que, como informa Dolia Estévez, en Forbes (27 de septiembre 2014), ha ocultado su identidad como comprador de bienes raíces en Estados Unidos a través de empresas fantasma de las que él es el único miembro? Por supuesto nada o muy poco –sesgadamente-, porque para eso desean los medios: para proteger intereses y, lógico, para ganar dinero.

SESIONES PÚBLICAS DE IFT

El artículo 47 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión establece que las sesiones del pleno del IFT deben ser públicas, excepto aquellas en las que se traten temas con información confidencial o reservada. Sin embargo, a ningún ciudadano se le permite el acceso a dichas sesiones, como lo constató la reportera Vania Guerrero, del periódico Reforma, ante notario público.

La violación a la ley es flagrante y la ciudadanía y los medios de comunicación debemos exigir al pleno del IFT cumpla con lo que se establece en la Constitución. Las y los comisionados deben explicar a la sociedad las razones por las que hasta ahora se han visto impedidos de abrir sus sesiones y cuándo lo harán.

Uno de los pocos logros de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones fue la creación de un órgano con autonomía constitucional, que actuara con transparencia y rendición de cuentas. La apertura de sus sesiones es un paso fundamental para conservar los pírricos beneficios de este cambio legislativo.

 

 

–Declaración de preponderancia y sus consecuencias

 

Cuatro escenarios de Televisa para crecer tras su ‘derrota’ frente al IFT

El Financiero

Ana Martínez

29 de septiembre de 2014

 

La venta de su participación en Iusacell y haber perdido los 18 juicios de amparo que interpuso en contra de la declaración de agente económico preponderante en radiodifusión por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), no son una derrota definitiva para Grupo Televisa, firma que proyecta cuatro opciones para aumentar sus ingresos.

De acuerdo con analistas y directivos de la empresa, las próximas apuestas del grupo serán seguir fortaleciendo su posición en el mercado de televisión de paga; aumentar su participación en Univision para conquistar al mercado hispano en Estados Unidos; crecer en el negocio de contenidos a través de vínculos con empresas como DirecTV; y regresar a la telefonía móvil como Operador Móvil Virtual (OMV).

Televisa obtuvo 717 millones de dólares por la venta de su 50 por ciento de participación en Iusacell. Según expertos, podría utilizar estos recursos para realizar adquisiciones en el mercado de televisión de paga, dentro del cual ya detenta una participación del 64.3 por ciento.

En los últimos cinco años, la empresa sumó a cuatro firmas a su portafolio: Cablemás, Bestel, TVI y Cablecom, pero ahora podría ir por Megacable, que tiene una participación de mercado del 14.8 por ciento, estimó Valeria Romo, analista de Monex Casa de Bolsa.

La facturación de los negocios de telecomunicaciones de Televisa aumentó en 14.7 por ciento en el segundo trimestre del 2014 y la utilidad operativa del segmento se expandió en 37 por ciento.

Una segunda opción de inversión está en fortalecer sus operaciones en Estados Unidos, al aumentar su participación accionaria del 38 por ciento, que tiene actualmente, hasta un 49 por ciento en Univision, la mayor distribuidora de contenidos de habla hispana en dicho país. Esta es la máxima participación a la que puede aspirar dentro de la firma por las restricciones de reciprocidad a la inversión extranjera en radiodifusión en las legislaciones de ambas naciones (México-Estados Unidos).

En junio pasado, el diario The Wall Street Journal reportó que directivos de Univision Communications Inc. sostuvieron negociaciones preliminares en torno a la venta de la cadena con CBS Corp., Time Warner Inc. y otras empresas de medios de comunicación como Grupo Televisa.

Los dueños de Univision, que pertenecen a un consorcio de inversionistas encabezado por el multimillonario Haim Saban, buscan vender la compañía en unos 20 mil millones de dólares, dijeron las fuentes al Wall Street Journal.

“Univision tiene desempeños extremadamente buenos y se está convirtiendo en un activo muy interesante. La población hispana continúa subrepresentada en términos de inversión publicitaria y Univision está en una posición perfecta para beneficiarse de ello y los prospectos para el fortalecimiento de ingresos de retransmisión por Univision son muy positivos”, dijo en una conferencia reciente con analistas José Antonio Bastón, presidente de Televisión y Contenidos de Televisa.

Televisa recibió 84 millones de pesos en regalías por parte de Univision durante el segundo cuarto del 2014, un aumento del 15.2 por ciento en comparación con el mismo periodo del 2013.

El tercer escenario de crecimiento para la firma que preside Emilio Azcárraga Jean puede darse a partir de sus vínculos con firmas internacionales como DirecTV, la cual se encuentra en proceso de ser adquirida por parte de AT&T.

John Stankey, director de Estrategia de AT&T, expuso recientemente que esta operación resulta oportuna y benéfica para los consumidores en términos de transmisión de contenidos.

Este fin de semana, Emilio Azcárraga Jean afirmó que la televisora ha alineado todos sus esfuerzos para cumplir el reto de ser líder mundial en producción y distribución de contenidos en habla hispana para todas las plataformas actuales y futuras.

Televisa también podría ser proveedor de contenidos de las nuevas cadenas de TV abierta que se licitarán en México, según los expertos.

El cuarto escenario para la firma contempla su regreso al negocio de la telefonía móvil; esta vez mediante la figura de Operador Móvil Virtual (OMV) o a través de la creación de una empresa conjunta con la española Telefónica, según reportes de Reuters.

La reforma de telecomunicaciones devolvió el atractivo para que la televisora ofrezca servicios de cuádruple play, que incluyen, TV de paga, telefonía fija y móvil, e internet de banda ancha.

“Tiene muchas opciones para conseguirlo, dada su presencia a nivel nacional… la pregunta ahora es qué tan agresivamente pueden competir”, dijo al respecto en un reporte reciente el analista de Barclays, Gilberto García.

 

 

–Uso y consumo de medios

 

Redes sociales afectan al funcionamiento del cerebro

El Economista

Notimex

29 de septiembre de 2014

 

Ansiedad por adquirir algo o comentar lo que los demás publican, imaginar que el celular vibra o suena cuando en realidad no lo hace y la falta de memoria son algunos de los aspectos que las redes sociales están afectando en el cerebro.

De acuerdo con un artículo publicado por Gabriela González en la página electrónica de Fundación Telefónica, el cerebro está en constante evolución, por lo que estar conectados a Internet todo el tiempo, leer y compartir lo que otros dicen, está modificando la manera en que el cerebro funciona.

Entre estas nuevas afectaciones, menciona el fenómeno conocido como FOMO (fear of missing out, por sus siglas en inglés), o miedo de perderse algo, el cual consiste en sentir irritación o ansiedad porque no se está haciendo todo lo que otros.

A este respecto refiere que cuando se publican fotos de fiestas o visitas a lugares, el FOMO provoca que la persona se pregunte si debería también salir o probar lo que otros comparten en las redes, llevándolo a sentir disgusto con lo que está haciendo en ese momento y envidiando a los demás.

La publicidad de comida en las redes sociales ya ha sido estudiada anteriormente, sin embargo su análisis se ha visto incrementado por el actual término “Food porn”, como se le conocen a las fotografías de comida que son compartidas en esos sitios virtuales.

Gabriela González afirma que estas imágenes producen efectos en el cerebro, como el hecho de hacer que te den ganas de comer, incluso si acabas de terminar de hacerlo.

En este punto cita un estudio en The Journal of Neuroscience, el cual devela que ver fotografías de comida que luce deliciosa puede causar que se coma más de lo que se necesita, y en los peores casos se puede terminar con una adicción a la comida.

También se han dado casos en los que las personas comparan los alimentos que comerán o están comiendo con los que publican sus amigos, y si es a la vista una comida más deliciosa de la que ellos comerán, no la disfrutan igual.

Otra de las afectaciones que sin darse cuenta la mayoría está sufriendo, es el insomnio; las personas antes de dormir revisan su Facebook, Instagram, Twitter o cualquier otro sitio, alterando con ello el patrón de sueño que tenían.

Esto se debe en gran parte, dice la autora, a que se ha comprobado que la luz que emiten las pantallas de los dispositivos engaña al cuerpo haciéndole creer que aún es de día, lo que mantiene al usuario despierto hasta altas horas de la madrugada.

Además, junto con el uso de las redes sociales en teléfonos móviles o tabletas, ha nacido el síndrome “Phantom vibration”, que hace que los usuarios imaginen vibraciones de sus dispositivos cuando no han recibido ninguna notificación.

Por otra parte se encuentra la afectación que está sufriendo la memoria al tener toda la información disponible en un solo clic, pues gracias a Google podemos aclarar muchas de las dudas, pero dejando a un lado el uso de la memoria.

De hecho, Gabriela González agrega que se ha comprobado que a la generación actual le cuesta más sentarse a leer un libro porque no puede concentrarse en una sola tarea por mucho tiempo.

La autora concluye que si bien estas tecnologías han ayudado a los usuarios a mantener el contacto con personas pese a la distancia, también cuidar su uso es importante para evitar afectaciones psicológicas o neurológicas.

 

 

Redes sociales impactan la función del cerebro

El Financiero

Notimex

28 de septiembre de 2014

 

Ansiedad por adquirir algo o comentar lo que los demás publican, imaginar que el celular vibra o suena cuando en realidad no lo hace y la falta de memoria son algunos de los aspectos que las redes sociales están afectando en el cerebro.

De acuerdo con un artículo publicado por Gabriela González en la página electrónica de Fundación Telefónica, el cerebro está en constante evolución, por lo que estar conectados a internet todo el tiempo, leer y compartir lo que otros dicen, está modificando la manera en que el cerebro funciona.

Entre estas nuevas afectaciones, menciona el fenómeno conocido como FOMO (fear of missing out), o miedo de perderse algo, el cual consiste en sentir irritación o ansiedad porque no se está haciendo todo lo que otros.

A este respecto refiere que cuando se publican fotos de fiestas o visitas a lugares, el FOMO provoca que la persona se pregunte si debería también salir o probar lo que otros comparten en las redes, llevándolo a sentir disgusto con lo que está haciendo en ese momento y envidiando a los demás.

La publicidad de comida en las redes sociales ya ha sido estudiada anteriormente, sin embargo su análisis se ha visto incrementado por el actual término “Food porn”, como se le conocen a las fotografías de comida que son compartidas en esos sitios virtuales.

Gabriela González afirma que estas imágenes producen efectos en el cerebro, como el hecho de hacer que te den ganas de comer, incluso si acabas de terminar de hacerlo.

En este punto cita un estudio en The Journal of Neuroscience, el cual devela que ver fotografías de comida que luce deliciosa puede causar que se coma más de lo que se necesita, y en los peores casos se puede terminar con una adicción a la comida.

También se han dado casos en los que las personas comparan los alimentos que comerán o están comiendo con los que publican sus amigos, y si es a la vista una comida más deliciosa de la que ellos comerán, no la disfrutan igual.

Otra de las afectaciones que sin darse cuenta la mayoría está sufriendo, es el insomnio; las personas antes de dormir revisan su Facebook, Instagram, Twitter o cualquier otro sitio, alterando con ello el patrón de sueño que tenían.

Esto se debe en gran parte, dice la autora, a que se ha comprobado que la luz que emiten las pantallas de los dispositivos engaña al cuerpo haciéndole creer que aún es de día, lo que mantiene al usuario despierto hasta altas horas de la madrugada.

Además, junto con el uso de las redes sociales en teléfonos móviles o tabletas, ha nacido el síndrome “Phantom vibration”, que hace que los usuarios imaginen vibraciones de sus dispositivos cuando no han recibido ninguna notificación.

Por otra parte se encuentra la afectación que está sufriendo la memoria al tener toda la información disponible en un solo clic, pues gracias a Google podemos aclarar muchas de las dudas, pero dejando a un lado el uso de la memoria.

De hecho, Gabriela González agrega que se ha comprobado que a la generación actual le cuesta más sentarse a leer un libro porque no puede concentrarse en una sola tarea por mucho tiempo.

La autora concluye que si bien estas tecnologías han ayudado a los usuarios a mantener el contacto con personas pese a la distancia, también cuidar su uso es importante para evitar afectaciones psicológicas o neurológicas.