Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Transparencia y acceso a la información – 15 de Julio de 2014

Oculta PAN Jalisco datos de contratos de asesoría y proveedores

Proyecto Diez

Redacción

14 de julio de 2014

Aunque los contratos son información pública, el PAN Jalisco ha hecho todo lo posible por ocultar los nombres de empresas que ha contratado con recursos públicos.

Los nombres han sido tachados, publica el diario Mural. “Esto pese a que en el Artículo 8 de los Lineamientos Generales de Publicación y Actualización de Información Fundamental marca que en los contratos debe publicarse los bienes adquiridos, arrendados y los servicios contratados; el monto, plazos y el nombre del proveedor, contratista o de la persona física o moral con quien se haya celebrado el arreglo”, señala el diario local.

Hay pagos de más de medio millón de pesos y otros por más de un millón, pero no se sabe quién o quienes cobraron esa cantida.

El PAN Jalisco argumentó que oculta los nombres por considerarlos datos personales.

Con información de Mural.com

Transparencia y rendición de cuentas, imposible en el país: RRC

El Sol de México

Martha Elva González

15 de julio de 2014

La trasparencia y la rendición de cuentas será imposible en el país, si el Sistema Nacional de Información, que se está implementando y la Ley General de Archivos, pendiente de aprobación, no consideran que la ausencia de sistemas adecuados del manejo de documentos, han generado abusos y complicidades, que abonan a la opacidad, porque solo el 52 por ciento, 155 dependencias federales y 11 Estados, cumplen y medianamente, con los lineamientos, denuncia la Red por la Rendición de Cuentas (RRC).

Según un análisis del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), dado a conocer por la RRC, “las inexistencias de información, la falta de criterios homologados, en la gestión documental, en todo el territorio nacional, la poca profesionalización en archivística y la desarticulación entre normas afines, han generado abusos y complicidades, en detrimento de una adecuada rendición de cuentas. “En México, la conquista del derecho de acceso a la información, no ha ido de la mano de la lucha y la exigencia por la producción, conservación y gestión de aquella documentación, que puede ser relevante para la ciudadanía.”

La investigación retrata la situación archivística del país, de las 260 dependencias de la Administración Pública Federal (APF), que reporta el Sistema de Información y Clasificación Archivística (SICA), sobre los lineamientos en su manejo, el 48 por ciento usan el llamado “modelo de descripción” (describir lo que tienen los archivos), el 11 por ciento, el  “modelo volumen” (describir cuánto espacio ocupan) y el 27 la norma internacional de información archivística (ISAD-G).

A nivel estatal, “el panorama no es mejor”, tras la reforma del 2007 al Artículo 6º Constitucional, “solo 11 entidades cumplieron con el nuevo mandato en materia de archivos, y de ellos, 9 lo hicieron antes del 2002, por lo que cuentan con una normatividad obsoleta, 7 lo hicieron entre 2002 y 2007 y 5 carecen de una legislación específica, al igual que el resto de las entidades”.

“A estas asimetrías, se suma la separación cotidiana en la gestión documental, ya que hay una desvinculación entre el manejo de los archivos, como documento histórico -con los procesos administrativos ante lo cual se generan inexistencias de información que dejan al ciudadano en total indefensión. En 2013, de los 7 mil 483 recursos de revisión interpuestos ante el Ifai, en casi 6 por ciento se argumentó inexistencia de la información, es decir, unos 440 recursos.

Con una Ley General de Archivos en puerta, la RRC propone “la promoción de una nueva cultura archivística en la administración pública, como pieza fundamental para la rendición de cuentas, diseñar una ley general de archivos, adaptada a México, pero acorde con los principios de acceso del Consejo Internacional de Archivos”.

Que “el Archivo General de la Nación sea cabeza de sector y que para ello, se le dote de autonomía técnica, operativa y presupuestaria y que el uso de tecnologías de la información sea incorporado pero como un medio y no como un fin en sí”.

Gastan Tonalá, Guadalajara y Zapopan más de 250 mil pesos por transmitir el Mundial de Brasil

Proyecto Diez

Redacción

14 de julio de 2014

Según una solicit de información realizada por el diario El Informador, los ayuntamientos de Guadalajara, Zapopan y Tonalá, gastaron más de 250 mil pesos en transmitir el mundial de Brasil 2014.

El diario local hace una comparación: Esa cantidad hubiera sido suficiente para reparar poco más de dos mil 600 baches.

Tlajomulco y el gobierno de Jalisco aseguraron que no se gastaron dinero público en la transmisión del evento deportivo.

Guadalajara gastó 120 mil pesos en rentar una pantalla gigante que se colocó en Plaza Guadalajara.

Zapopan gastó más de 112 mil pesos. La cifra podría aumentar, según El Informador.

Tonalá gastó 20 mil 416 pesos.

Gasta Álvarez Cibrián 1.1 millones en comidas. Lugares preferidos: La Vaca Argentina, La Estancia Gaucha, El Sacromonte

Proyecto Diez

Redacción

14 de julio de 2014

Guadalajara, Jalisco a 14 de julio de 2014.- Tan solo en 2013, el presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDHJ) Feliipe Álvarez Cibrián, se ha gastado 1.3 millones de pesos en comidas y desayunos.

Según una investigación de El Informador, hay pagos por comidas por 29 mil pesos, 26 mil pesos y otros de 19 mil y 15 mil. Son algunos ejemplos.

Entre los convidados a estas comilonas son diputados, servidores públicos diversos y supuestas organizaciones civiles.

De acuerdo con este diario local, la partida de Gastos de Representación tenía asignada poco más de 500 pesos y rebasó el millón en 2013.

En entrevista con ese diario, ha dicho Álvarez Cibrián que en comidas se puede gastar entre 400 y 500 pesos con cargo al erario.

Entre los restaurantes que acude regularmente está: La Vaca Argentina, La Estancia Gaucha y El Sacromonte, lugares exclusivos a los cuales acude la clase política local.

Entre las bebidas alcohólicas que piden, normalmente es el vino tinto.