Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Periodistas · 26 febrero 2014

Periodistas

Condiciones laborales

 

 

“Prensa, no disparen”

El Economista y El Informador

Rubén Martín

25 de febrero de 2014

 

 

Bajo el lema que da título a esta columna, miles de periodistas y personas solidarias con el gremio, salimos a manifestarnos el domingo 23 de febrero en una veintena de ciudades de al menos trece estados de la república. Probablemente se trata de la mayor concentración de periodistas mexicanos, en una sola jornada y bajo las mismas demandas.

 

A pesar de que las condiciones laborales van de mal en peor en casi todo el país, la protesta no fue por mejores ambientes de trabajo, sino por algo más elemental: el respeto a la vida y a la integridad física de los periodistas.

 

El lema “Prensa, no disparen” resume bien el motivo que nos sacó a la calle a miles de periodistas de todo el país. México se ha convertido en uno de los países más riesgosos para el ejercicio de esta profesión, y algunas regiones, como Veracruz, están a la cabeza de las zonas más peligrosas del planeta.

 

Hay distintas cifras del número de periodistas desaparecidos y asesinados del 2000 a la fecha, pero en cualquier caso son demasiados. Demasiados casos de hostigamiento, persecución, desapariciones y asesinatos por el solo hecho de ejercer una profesión.

 

El detonante de esta singular manifestación, como se sabe, fue el secuestro del compañero Gregorio Jiménez de la Cruz, el 5 de febrero en Coatzacoalcos, Veracruz. Lamentablemente seis días después fue encontrado muerto, con claras huellas de tortura. Por eso la manifestación del domingo 23 de febrero tenía como lema, también, “Justicia para Goyo”.

 

Lamentablemente las agresiones a los periodistas continúan. Luego del asesinato de Goyo Jiménez, se reportó el asesinato del reportero oaxaqueño Omar Reyes Fabián.

 

Un día antes de la manifestación nacional de periodistas, el reportero Felipe Madrigal fue detenido y torturado por la policía municipal de Orizaba, Veracruz.

 

El mismo día de la manifestación, el diario el Noroeste, de Sinaloa, recibió dos llamadas con amenazas, aparentemente de parte de policías municipales de Mazatlán, solo porque se les preguntó si en era cierta la versión de que en el círculo de seguridad de Joaquín “El Chapo” Guzmán había policías de ese municipio.

 

En medio de uno los momentos más críticos y peligrosos que para el gremio, la respuesta a la convocatoria a la manifestación nacional, es un signo alentador.

 

Es alentador pues se trata de un gremio sin tradición de organización, y habitualmente descoordinado. La respuesta a la manifestación nacional “Prensa, no disparen” muestra el germen de una red de solidaridad y apoyo mutuo entre periodistas de varios estados de la república.

 

Por lo que veo, no se trata (o no debería) de convertirse en una sola organización nacional, sino mantenerse como una red de colectivos de periodistas de varios estados del país que va construyendo la posibilidad de brindar solidaridad y apoyo mutuo, en el caso de un periodista o un colectivo de compañeros en situación de agresión. Es un tejido de vinculación y confianza que posibilita una defensa común en un contexto de peligro y agresiones al gremio. Y eso no es poca cosa.

 

 

 

Monta Marina “operativo” para Loret de Mola en Mazatlán (VIDEO)

Homo Zapping

El Zappo

26 de febrero del 2014

 

 

El periódico “Vanguardia” de Coahuila subió este video en el que critica las facilidades y la custodia de, al menos, 40 elementos de la Secretaría de Marina al reportero Carlos Loret de Mola, conductor de Primero Noticias en Canal 2, para que Televisa tuviera acceso al departamento y al sitio donde fue atrapado Joaquín El Chapo Guzmán.