Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Monitoreo 03 de diciembre de 2013

No hay notas en El Universal, Milenio, Mural.

 

 

Sitios de Internet refuerzan la seguridad antiespionaje

Excélsior

José Carreño Figueras

3 de diciembre de 2013

 

WASHINGTON, 3 de diciembre.– Las empresas de internet como Google, Yahoo! y Facebook incrementaron o trabajan en el refinamiento de sus medidas de seguridad para evitar la intrusión de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) o cualquier otra, reveló el diario USA Today.

 

El problema para las compañías señaladas y otras, cómo Twitter, es que su reputación y la seguridad de sus empresas son “víctimas colaterales en la guerra contra el terrorismo”.

 

Su propia guerra ahora está significada más bien por costosos esfuerzos tecnológicos y legales para evitar que agencias del gobierno estadunidense espíen sus sistemas “frecuentemente sin su cooperación o conocimiento”.

 

Los planes están en desarrollo. Microsoft, por ejemplo, anunció la semana pasada que planea fortalecer sus defensas contra intrusiones cibernéticas. Una empresa de análisis del mercado tecnológico, Gartner, afirmó a su vez que la inversión en seguridad pasará de 65  mil millones de dólares este año a 93 mil millones en 2017, precisó el diario.

 

Buena parte de esa medida es empujada por la sensación de “traición” de empresas y consumidores y en alguna medida por las pérdidas que las compañías frecuenten o esperan exentar a partir de esas revelaciones.

 

Peor aún, de acuerdo con estimaciones de la Fundación para Información, Tecnología e Investigación, los daños causados por el impacto de las revelaciones del espionaje tecnológico pueden llegar a 35 mil millones de dólares, aunque de acuerdo con James Staten, de Forrester Research, los costos podrían elevarse a tanto como 180 mil millones de dólares.

 

Sería, en todo caso, especialmente en términos de negocios perdidos o por contratos que se han derivado a empresas en el exterior.

 

De acuerdo con una encuesta recogida por USA Today, 14 por ciento de los estadunidenses indicó quebrará menos operaciones bancarias por iternet y 19% puntualizó que dejará de hacer compras por vía electrónica.

 

El problema es que “la inmensa capacidad de la NSA para acceder a las ricas vetas de data en las mayores compañías, golpea en el corazón de la confianza de los consumidores individuales y de negocios en la seguridad y privacidad de las computadoras”.

 

La situación no es simple. De creer a reportes publicados por la prensa de EU, la NSA se introdujo en los sistemas de cómputo y de internet de varias formas.

 

 

Libertad de expresión

Excélsior

Jesús Ortega Martínez

3 de diciembre de 2013

 

La libertad de expresión debe ser reconocida y defendida como uno de los grandes logros de la humanidad. La libertad de expresión, en todas sus formas y manifestaciones, es un derecho fundamental e inalienable, inherente a todas las personas. Es, además, un requisito indispensable para la existencia misma de una sociedad democrática.

 

La libertad de expresión debe ser reconocida y defendida como uno de los grandes logros de la humanidad. La libertad de expresión, en todas sus formas y manifestaciones, es un derecho fundamental e inalienable, inherente a todas las personas. Es, además, un requisito indispensable para la existencia misma de una sociedad democrática.

 

Por lo tanto, esta libertad es un derecho fundamental reconocido en la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como en otros instrumentos internacionales y constituciones nacionales.

 

La Declaración Universal de Derechos Humanos establece en su artículo 19 que todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, investigar y recibir informaciones y opiniones, difundirlas sin limitación de fronteras por cualquier medio de expresión.

 

En el artículo 29 de la misma Declaración se reconoce que en el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley, con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática.

 

El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos establece en su artículo 19 que toda persona tiene derecho a la libertad de expresión; este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección. Pero el mismo artículo prevé que el ejercicio de este  derecho entraña deberes y responsabilidades especiales. Por consiguiente, puede estar sujeto a ciertas restricciones que deberán estar expresamente fijadas por la ley y ser necesarias para: a) Asegurar el respeto a los derechos o a la reputación de los demás y b) La protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas.

 

Así, el hecho de que la libertad de expresión sea un derecho, no significa, como apunta acertadamente el jurista Miguel Carbonell, que no pueda haber reglas para el ejercicio de dicha libertad. Sin embargo, esta reglamentación debe ser clara y muy específica, para que las reglas sean tales que la libertad siga teniendo sentido.

 

Como lo establece el Derecho Internacional y nuestra propia Constitución General, la libertad de expresión sólo puede estar reglamentada en ciertas circunstancias: para proteger los derechos y la reputación de otros o para proteger la seguridad nacional, el orden público, la salud o la moral públicas.

 

En consecuencia, en un Estado democrático, no todas las expresiones pueden tener el mismo valor ni gozar, en consecuencia, de la misma protección constitucional. Así por ejemplo: las falsedades, es decir, los rumores o insidias que pretenden disfrazarse a través de una narración neutral de hechos y que en realidad carecen de veracidad, así como el  insulto o los juicios de valor injuriosos, carecen de protección constitucional. En sentido contrario, los juicios de valor personales que no sean injuriosos, aunque contengan ironía, sátira o burla, así como la información, entendida ésta como la narración veraz de hechos, estarían protegidas constitucionalmente por la libertad de expresión, a menos que vulnere otros derechos fundamentales o bienes constitucionalmente protegidos.

 

Hay, sin embargo, personas y medios de comunicación que tergiversan este derecho a la libertad de expresión para agredir, violentar en sus derechos y en su honor a otras personas. No son auténticos ni buscan la verdad, lo que quieren es dañar para satisfacer propósitos miserables. Un poema de Fabio Morábito los describe:

 

De una lejana sangre

viene el mosco,

viene a robarnos

lo que cree que es suyo,

viene derecho al grano.

Como los que han vivido

demasiado,

él (ella) lo ha probado todo

hasta quedarse con lo único:

la sangre;

no espera nada de la vida,

porque para vivir

hay que olvidar la sangre,

quien no la olvida ya no vive,

tan sólo zumba

en busca de más sangre,

como la sangre zumba

por las venas que la estrechan

y no la dejan ver el corazón.

*Ex presidente del PRD

 

 

Convenio en beneficio de Ciudad Creativa Digital es firmado

El Informador

3 de diciembre de 2013

 

GUADALAJARA, JALISCO (03/DIC/2013).-  El Gobierno de Jalisco informó que a través del Fideicomiso de Ciudad Creativa Digital firmó un convenio de colaboración con la ciudad de Angoulême, Charente, en Francia.

Indicó que este acuerdo se realizó toda vez que el sector de la imagen y la industria multimedia son una palanca para el crecimiento y el desarrollo económico.

Señaló que la firma del documento, que se llevó a cabo en Palacio de Gobierno, estuvo a cargo del presidente del fideicomiso, Mauricio Navarro Gárate; y de Robert Richard, presidente de Pôle Image Magelis, en representación de Angoulême.

Agregó que la titular de la Secretaría de Cultura de Jalisco, Myriam Vachez Plagnol firmó como testigo.

Resaltó que durante la reunión, se le presentó al representante francés el proyecto estratégico de la Ciudad Creativa Digital, realizado por el Gobierno de Jalisco.

Precisó que el documento signado se basa en tres líneas de acción: El fortalecimiento de la industria de la imagen con el fin de crear una red internacional de territorios creativos; Intercambio cultural (eventos, exposiciones, residencia e intercambio de artistas), y Cooperación entre universidades y empresas de Jalisco y Angoulême.

Puntualizó que Francia es uno de los países líderes internacionales en imagen y multimedia.

 

 

CFE pierde 20 mil mdp en Valle de México

El Financiero

Sergio Meana

3 de diciembre de 2013

 

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) tuvo un costo por pérdidas de energía de 20 mil millones de pesos sólo en el Valle de México hasta septiembre de 2013.

 

Esta pérdida representa 26.6 por ciento de la energía distribuida.

 

En términos de consumo, la cifra de 12 millones 993 mil megawatts-hora (MWh) perdidos por la CFE en dicha región, son equivalentes a 10 veces el consumo del Distrito Federal en un mes, que en promedio, de enero a septiembre de 2013, fue de un millón 232 mil 450 MWh.

 

Incluso, es equivalente a multiplicar por 10 las ventas internas de la CFE al estado de Nuevo León, pues en cada mes del periodo analizado, dicho estado consumió un millón 437 mil 669 MWH, en promedio.

 

Estas cifras regionales no habían sido reveladas. Solo existía el monto de las pérdidas a nivel nacional dado que CFE es una compañía que ahora opera en todo el país, por lo que sólo pudieron rescatarse a través de una petición de El Financiero al Instituto Federal de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos (IFAI).

 

De acuerdo con la Secretaría de Energía (Sener), las pérdidas en el resto del país estaban ubicadas por encima del diez por ciento de la electricidad distribuida, mientras que el estándar internacional, conforme a lo contenido en la Estrategia Nacional de Energía publicada el año pasado es de entre seis a ocho por ciento del total.

 

Es decir, las pérdidas en el Valle de México son poco más del triple respecto del ideal que viven otras compañías en el mundo; mientras que en el resto del país son casi el doble.

 

En 2010, el porcentaje de pérdidas fue de 31.68 por ciento, mientras que en 2011, se ubicó en 30.93 por ciento y en 2012, 28.80 por ciento.

 

Durante los cuatro años que lleva la CFE de tener el control de la zona centro del país, el periodo en que más dinero se perdió fue en 2011, con un monto de 23 mil 72 millones de pesos en la región que cubría Luz y Fuerza del Centro.

 

Es decir, en 76 municipios del Valle de México poblados por 20 millones 116 mil personas, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Población (Conapo).

 

 

Las pérdidas de 20 mil millones de pesos que acumulan lo que se pierde por fallas técnicas y robos de electricidad o “diablitos” en 2013, son equiparables a la inversión de todo el Estado de México en infraestructura hospitalaria en este año, monto con el que se construyeron 54 unidades médicas.

 

De lo perdido…

 

Para reducir estas cifras la paraestatal ha realizado un programa de regularización de los servicios con anomalías.

 

En 2013 se regularizaron 16 mil 752 servicios, por lo que se cobró un monto de dos mil 798 millones de pesos y se recuperaron mil 140 millones de kilowatts hora, mientras que en 2010 apenas se habían regularizado apenas 6 mil 890 servicios y se cobraron 800 millones 205 mil pesos.

 

De tal suerte que la CFE ha logrado recuperar parte de lo perdido en la región.

 

En el reporte entregado por la CFE a este diario, se destaca que sólo en el periodo de enero a septiembre de este año, se logró recuperar poco más de dos mil 798 millones de pesos por la regularización del número, ya citado, de anomalías regularizadas, que sumado a lo que se ha logrado cobrar por dichas irregularidades en los tres años anteriores alcanzan casi los siete mil millones de pesos.