Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Editorial de la semana

Mega multa, encañona la Guerra de las Telecomunicaciones

Por: Fabián Ramírez Flores

La llamada Guerra de las Telecomunicaciones a la que hacen referencia varios medios de comunicación y académicos, parece que no cesará durante las próximas semanas. Durante el último mes hemos visto cómo se intensifican los ataques entre Televisa y Telmex, al lado de otras empresas que se aglutinan con el oponente que más le convenga, con el propósito de defender sus intereses económicos.

El pasado 8 de abril, Televisa hizo del conocimiento público la adquisición de la mitad de Iusacell a fin de participar dentro del mercado de la telefonía móvil en México y ofrecer, junto a otras empresas, el servicio de cuádruple play: telefonía fija y móvil, internet y televisión por cable.

Según expertos en materia de telecomunicaciones consultados por CNNexpansion.com, prevén que durante la segunda mitad del año la batalla se tornará más agresiva para tratar de captar más clientes con mejores ofertas y precios, gracias a la renovación de dos de los jugadores de telefonía celular.

Desde el mes pasado y todavía a principios de abril, en los canales de televisión abierta vimos con mayor frecuencia anuncios de Iusacell, mientras que los spots de Telcel desaparecieron de las señales de Televisa y Tv Azteca, y sólo se podían ver en algunos canales de televisión restringida como CNN, Warner Channel y Sony.

En los periódicos locales la situación fue un poco diferente. Telcel tuvo más presencia al contratar planas enteras y una impresión especial llamada camiseta, una especie de envoltura que cubre la portada de los diarios para ser utilizada por su publicidad. En internet los cibernautas pudieron ver el bombardeo de publicidad de ambos bandos, con información agresiva que dejaba saber, a juicio de las empresas, las deficiencias del servicio de la competencia.

La compra de Iusacell por parte de Azcárraga Jean, la dio a conocer el 23 de enero en su columna Plaza Pública, el periodista Miguel Ángel Granados Chapa. Después Ricardo Salinas, presidente de la televisora del Ajusco desmintió dicha transacción, pues según el mismo Granadados Chapa y notas del diario Reforma, de haberse consumado el hecho sin haber dado aviso de que mantenían negociaciones, “Televisa podría enfrentar un problema legal en el mercado de valores de Nueva York, en donde se cotizan sus acciones”.

La historia continuó y finalmente el pasado 8 abril cuando se anunció de manera púbica por parte de ambas empresas, que Televisa había adquirido el 50 por ciento de Iusacell, Ricardo Salinas, a través de su cuenta de Twitter agradeció y nombró como padrino al periodista Granados Chapa por haber sido quien les dio la idea de hacer la alianza entre dichas compañías.  

El pasado 15 de abril, Telcel dio a conocer que la Comisión Federal de Competencia le aplicó la sanción más cara que se ha impuesto en México. La multa de 11 mil 989 millones de pesos penaliza a la empresa por la ejecución de prácticas monopólicas que en noviembre de 2006 denunciaron varios operadores de telecomunicaciones, entre ellos Axtel, Alestra, Marcatel, Megacable, Protel y Telefónica. Las empresas demandantes señalaron que la compañía de Carlos Slim incurría en la práctica monopólica relativa prevista en el Artículo 10 de la Ley de Competencia, pues abusaba del poder que tiene en el mercado para desplazar indebidamente a sus competidores. Alegaban que por lo anterior se veía afectado el proceso de competencia en los mercados de telefonía fija y móvil, en perjuicio de los consumidores.

¿Casualidad que un lustro después de levantada la queja, la Comisión Federal de Competencia haya decidido aplicar una multa a Telcel por sus altos costos de interconexión?, en medio de la guerra que enfrentan las empresas de Carlos Slim con la histórica alianza entre Televisa y Tv Azteca.

Los casi 12 mil millones de pesos representan cuatro veces el presupuesto que Ciudad Juárez proyectó para este año. Para Javier Corral, ex presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI), la mega multa se trata de una decisión política en la lógica de congraciamiento o subordinación a Televisa. A juicio de Corral el Gobierno de Felipe Calderón tiene un compromiso con esta empresa desde la campaña de 2006 que ha pasado del favoritismo al sometimiento. Con dicha afirmación se podría aventurar a pronosticar que la banda de 2.5 a 2.7 Giga Hertz no se licitará a favor de MVS, Alestra, Clearwire e Intel. De ser así se descartaría el proyecto que tienen estás empresas para juntas ofrecer internet a través de una banda ancha móvil a un precio muy por debajo de la competencia.

Mientras esto ocurre millones de ciudadanos que solo se informan a través de los canales de Televisa y Tv Azteca y que desconocen el pleito que se traen las empresas de telecomunicación más poderosas del país, siguen en la misma compañía de telefonía celular o se cambian a la de enfrente.

En el centro histórico tapatío abundan decenas de jóvenes promotores que ofrecen cambiarse de compañía al que pase y no responda “gracias, llevo prisa”, con el beneficio de mantener el mismo número telefónico, además regalan un plan de llamadas gratis durante un mes y mensajes de texto ilimitados. Así la guerra de las telecomunicaciones provoca que los clientes que pierde una empresa, otras los ganen porque sus promociones no son conocidas por el público de la televisión, el medio de comunicación con mayor penetración en el país.

Telcel y Iusacell se darán cuenta qué tan fieles son sus clientes a su empresa, mientras que a muchos de los usuarios de teléfonos celulares el término fidelidad se reducirá a ver quién les ofrece mejores promociones y con quién gastan menos. Veamos si el Gobierno Federal sigue sometido a los caprichos de las televisoras y si Telcel sigue con el control del 80 por ciento del mercado de telefonía celular. ¿Pagará Telcel la multa o utilizará todos los recursos legales para librarse de ésta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *