Call us  Teléfono +52(33)3669·3434 ext. 3277 qmedios@iteso.mx

Periférico Sur Manuel Gómez Morín #8585 CP. 45604 · Tlaquepaque, Jalisco, México

Acteal y la televisión

Sergio René de Dios

En diciembre de 1997, el periodista Ricardo Rocha se trasladó a Chiapas a producir un reportaje sobre Acteal, municipio de Chenalhó. Televisa transmitió la investigación la noche del domingo 7. En las escenas, aparecen los indígenas entrevistados con el trasfondo de la intermitente lluvia, las casas pobrísimas, la vegetación, el lodazal… y el terror por lo que enfrentaban: “¡Nos quieren matar!… Los priistas echan bala y nos quieren matar!”

Micrófono en mano, bañado por la lluvia mientras narraba, Rocha recogió testimonios de indígenas del grupo Las Abejas. Una comunidad que con miles más de chiapanecos fue desplazada violentamente por ser considerada sospechosa de pertenecer o por lo menos simpatizar con los zapatistas, desde la óptica de los gobiernos federal, de Ernesto Zedillo, y estatal, de Julio César Ruiz Ferro, y de militares y policías de diferentes corporaciones.

“Presentamos imágenes sobrecogedoras de la terrible miseria y la persecución de que eran objeto los indígenas. Cuando les pregunté por qué habían ido hasta allí, dijeron: ‘Que quieren matarnos. Priistas, los priistas’”, anota Ricardo Rocha en su columna Detrás de la Noticia, publicada el pasado jueves 20 de agosto en el diario El Universal.

A los indígenas perseguidos y amedrentados a punta de pistola, a los desplazados de sus comunidades, “así los mostré en la televisión con sus recién nacidos en brazos y temblando de frío en una escena que, Carlos Fuentes dijo, era sólo comparable con aquellos judíos de Auschwitz que esperaban entrar a la cámara de gases”, rememora en otra columna.

A quince días de transmitido el reportaje ocurrió el cobarde y criminal ataque de los paramilitares: 45 niños, mujeres, jóvenes, embarazadas, adultos, fueron cruelmente asesinados. Era 22 de diciembre de 1997. Irónicamente, dos días antes de los deseos navideños de paz se perpetró la peor matanza en México en la última década del siglo pasado. Los atacantes fueron entrenados por, como lo documentó Público-MILENIO la semana pasada, militares. ¿Quiénes eran y quiénes dieron la orden?

Ver opinión completa:
http://impreso.milenio.com/node/8630820

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *